COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Isaías A. Márquez Díaz: Claridad y coherencia


No cabe la duda más insignificante de que la resistencia mediante su “plantón” de la Francisco Fajardo, a la altura del distribuidor Altamira, como uno de los varios mecanismos de protestas que ha desarrollado en apenas unas tres semanas del mes de abril, pese a la  tensión política y riesgos de sabotaje e intimidación, cuyas condiciones intentaron propiciar grupos interesados, pero que, acertadamente, la sindéresis de sus líderes logran evadir, a objeto de no desvirtuar el objetivo de la misma, el cual coronan con creces, por su sentido de responsabilidad a lo que quizá les coadyuva el funcionamiento normal de sus endocrinas; actitudes que se refuerzan con el logro certero de la convocatoria de marcha hacia la Defensoría Pública, así como hacia el Consejo Nacional Electoral, a fin de entregar muy formalmente, a sus titulares respectivos,  un documento  en el que se pide la elaboración de un cronograma electoral para la realización, conforme al Art 174 CRBV, de los comicios regionales previstos para 12/2016 y pospuestas para fines 6/2017.

La marcha se lleva a cabo a través de los mismos puntos de concentración y rutas previstas los días 19 y 20/4, hacia los dos mismos puntos y objetivos no resulta otro éxito grandioso, pues deben resistir, audazmente, la represión brutal e incesante, a la altura de El Rosal, que les montara la GNB al grupo proveniente de la autopista Prados del Este con destino a la Defensoría del Pueblo, quizá por vociferar “¿Quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡Liberad!” Con banderas nacionales, símbolo que fuese irrespetado e ignorado.

El 1/5 pese  a estas mismas condiciones, de claridad y coherencia, los grupos opositores sufren, nuevamente, la arremetida de fuerzas policiales tanto en la avenida Victoria como en El Paraíso; aun así, la osadía prevalece.

 En conclusión, necesitamos una salida democrática “excepcional”, para no agravar el fiasco de la oferta de justicia y felicidad del régimen actual, sin futuro ni perspectiva alguna, según asevera el rvdo padre Luis Ugalde, s. j.

Asimismo, la ONU opina que: “reprimir a disidentes en Venezuela no resolverá agitación en la calle”.

Entonces, se refuerza el criterio del papa FRANCISCO: “para facilitar el dialogo en Venezuela se necita condiciones muy claras”.

isaimar@gmail.com



En :Opinión

Temas relacionados:


Angel Monagas en Caiga quién Caiga: Primero encontremos el túnel después la luz

Locoldo López y su desvarío Presidencial

Leandro Area Pereira: Lo agotado y lo inédito

Leandro Area Pereira: Pajaritos en el aire

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: El TPS que aspiran los venezolanos