COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Jennifer Lawrence decidió dejar de ser “adorable”


Uno de los documentos más comentados del ataque informático sufrido por Sony Pictures en 2014 fue el email en el que ejecutivos del estudio revelaban que Jennifer Lawrence había cobrado menos que sus colegas masculinos por su papel en la película American Hustle («Escándalo americano»).

Pese a ser la actriz más cotizada del momento, Lawrence recibió una compensación inferior a la de Christian Bale, Bradley Cooper y Jeremy Renner.

Hasta ahora la intérprete de 25 años, ganadora del Oscar en 2013 y que, según la revista Forbes, fue la actriz mejor pagada de Hollywood en el último año, no se había pronunciado sobre este asunto. Todo cambió este martes.

Lawrence publicó una carta en la página de internet Lenny, de la actriz Lena Dunham, en la que asegura que se cansó «de tratar de encontrar la manera ‘adorable’ de dar mi opinión y al mismo tiempo seguir gustando».

«No creo que haya trabajado para un hombre que haya pasado tiempo contemplando qué ángulo debería usar para que su voz sea escuchada de mejor manera», escribe la intérprete estadounidense.

Sin nombrar la película, en el texto Lawrence afirma que no peleó su salario en American Hustle «para no parecer difícil».

«En ese momento parecía una buena idea, hasta que vi la nómina en internet y me di cuenta de que los los hombres con los que trabajaba no se preocuparon por parecer ‘difíciles'».

La actriz asegura que cuando ocurrió el hackeo a Sony y descubrió que a los hombres les pagaban más, no se enojó con el estudio.

«Me enojé conmigo misma. Fallé como negociadora porque me di por vencida rápido. No quería seguir peleando por millones de dólares que, francamente, gracias a dos franquicias, no necesito».

Lawrence reconoce también que le resulta difícil hablar de su experiencia como mujer trabajadora porque está segura de que no es fácil identificarse con sus problemas.

Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, en los últimos meses otras estrellas de Hollywood, como Meryl Streep, Patricia Arquette, Emma Thompson o Cate Blanchett, han mostrado su malestar por las diferencias salariales entre hombres y mujeres en la industria del cine.

En un reciente artículo, Forbes señalaba que los actores más cotizados suelen ganar más dinero que sus pares femeninas.

Al mismo tiempo, según un estudio citado por revista, las mujeres tan sólo obtuvieron el 21% de los papeles protagonistas en las 100 películas más taquilleras del año pasado.



En :Gente

Temas relacionados:


Audiospray estrena su nuevo álbum “Matador”

Falleció Juan Vicente Torrealba

“Dejavú” impone un nuevo estilo musical para Shey

Lady Gaga se refugia en Beyoncé

Paul Gillman quedó fuera de festival en Colombia por “chavista”