Las cinco teorías de la conspiración sobre el 11-S


    Desde el momento en que la primera aeronave se estrelló contra una de las Torres Gemelas en Nueva York, EE UU, el 11 de septiembre de 2001, empezaron a tejerse teorías de la conspiración por investigadores que no creían la versión oficial del Pentágono ni del entonces presidente George W. Bush.

Hoy, a 11 años de la tragedia en la que murieron miles de personas, reproducimos cinco teorías de la conspiración sobre el 11-S que fueron recopiladas por el diario español 20 Minutos.

1. El colapso de las Torres Gemelas

La pregunta: ¿Por qué colapsaron tan rápidamente las Torres Gemelas, cuando los incendios sólo se presentaron en algunos pisos y duraron una o dos horas?

La teoría conspirativa: Los aviones no ocasionaron la caída de las Torres Gemelas. Fue una demolición controlada. Para probar este argumento, algunas teorías resaltan el rápido colapso de los edificios (unos 10 segundos), los incendios de corta duración (el de la segunda torre duró 56 minutos y el de la primera, 102) y sonidos de explosiones que se registraron antes del colapso.

La versión oficial: Una extensa investigación del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, en Estados Unidos, concluyó que las aeronaves dañaron las columnas de soporte de los edificios y causaron que se desprendieran los aislamientos encargados de evitar la propagación del fuego.

Unos 10.000 galones de gasolina para avión se regaron en varios pisos y generaron los incendios, temperaturas de hasta 1.000 grados centígrados hundieron los pisos y doblaron algunas columnas, generando en el proceso los sonidos de “explosiones”.

Las demoliciones controladas siempre se llevan a cabo de abajo a arriba desde la base, pero el colapso de las Torres Gemelas comenzó desde los pisos superiores. No hay evidencias de que haya habido cargas explosivas, a pesar de las búsquedas exhaustivas, ni hay razones para creer que algunas columnas se cortaron previamente. Estos procedimientos son comunes en demoliciones controladas.

 2. El ataque al Pentágono

La pregunta: ¿Cómo pudo un piloto aficionado volar un avión comercial y, tras una maniobra complicada, estrellarlo contra un edificio prácticamente invulnerable, 78 minutos después del primer reporte sobre el posible secuestro del avión, y no dejar huella?

La teoría conspirativa: No fue un avión Boeing 757 comercial el que chocó contra el edificio del Pentágono, sino un misil, una pequeña aeronave o un vehículo aéreo no tripulado. Pero desde cuando las evidencias mostraron que, en efecto, sí fue un avión comercial de American Airlines, la teoría se enfocó en cuestionar la maniobra del tripulante y en argumentar que no fue un piloto de Al-Qaeda sino del mismo Pentágono.

La versión oficial: Restos del avión, además de la caja negra, fueron encontrados en el sitio del atentado y fueron catalogados por el FBI. Aunque algunos videos iniciales no mostraron una gran cantidad de escombros, imágenes posteriores sí revelaron tanto partes de la aeronave como postes de luz rotos, lo que sería una señal de la trayectoria del avión.

Restos de la tripulación y de los pasajeros fueron identificados a través del ADN y testigos relataron cómo el avión chocó contra el Pentágono.

 3. La torre 7 del World Trade Center

La pregunta: ¿Cómo pudo un rascacielos que no fue golpeado por un avión colapsar de manera tan rápida y simétrica, cuando ningún otro rascacielos con bases de acero ha colapsado a causa del fuego?

La teoría de la conspiración: La torre 7 del World Trade Center se derrumbó de manera controlada y para tal efecto se utilizaron tanto explosivos como bombas incendiarias.

Inicialmente la teoría se centró en la frase “pull it”, que pronunció el dueño del edificio, Larry Silverstein, durante una entrevista y que supuestamente se refiere, en la jerga de quienes utilizan explosivos, a la orden de accionar una bomba. En realidad, los expertos en demoliciones no utilizan ese término y Silverstein estaba hablando de retirar (“pull back“) a los bomberos.

Ahora, las preguntas se refieren a la velocidad del derrumbe, que en 2,25 segundos cayó casi en caída libre. Quienes creen en esta teoría argumentan que sólo el uso de explosivos puede hacer colapsar una torre tan rápida y simétricamente.

Algunos científicos han buscado muestras de polvo de la zona del desastre y dicen haber encontrado muestras de termita, una composición pirotécnica. Dicen que toneladas de termita fueron instaladas no sólo en la torre siete, sino en todas las Torres Gemelas.

La versión oficial: Una investigación del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología concluyó que el edificio colapsó gracias a los incendios que comenzaron tras el colapso de la torre norte y que no pudieron ser controlados.

No hay evidencia de material explosivo, ni hay grabaciones de explosiones que deberían haberse escuchado si se hubiera tratado de una demolición controlada. Además, hay una explicación alternativa sobre el material pirotécnico: se trata de restos de base de pintura. Se estima que más de un millón de toneladas de materiales de construcción se pulverizaron en el World Trade Center, por lo que hay muchos minerales en el polvo.

Investigaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos y del laboratorio RJ Lee no revelaron rastros de termita de ni otros explosivos.

 4. El vuelo 93 de United Airlines (Cuarto avión)

La pregunta: ¿Por qué resultó tan pequeño el lugar del choque en Shanksville, Pensilvania, y por qué no se registraron los escombros del avión?

La teoría conspirativa: El vuelo 93 de United Airlines, que fue el único que no alcanzó su objetivo (Washington), fue derribado por un misil y se desintegró en el aire, lo que ocasionó que los restos se desperdigaran en un área extensa.

La versión oficial: Hay fotografías que muestran los escombros del avión y la caja negra. Esta última indica que hubo una revuelta de los pasajeros, que intentaron tomar el control del avión, por lo que los secuestradores deliberadamente lo estrellaron.

Una teoría inicial que indicó que los escombros del avión estaban esparcidos en un área de varias millas a la redonda resultó falsa. En realidad fue el viento que dispersó restos ligeros como papel o material aislante.

Además, las Fuerzas Militares nunca ordenaron a la Fuerza Aérea derribar el avión comercial.

 5. La interceptación de los aviones

La pregunta: ¿Por qué la fuerza aérea de Estados Unidos, que es la más poderosa del mundo, no pudo interceptar los cuatro aviones que fueron secuestrados?

La teoría conspirativa: El entonces vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, ordenó a los militares no interceptar las aeronaves.

La versión oficial: Se trató de un inusual caso de piratería aérea y el transpondedor, que emite señales para determinar la ubicación exacta del avión, fue apagado o modificado.

Además, ese día se llevó a cabo un ejercicio rutinario de entrenamiento militar en el comando de defensa aérea de Estados Unidos.

El controlador de tráfico aéreo Colin Scoggins estuvo en contacto constante con los militares. Hubo confusión y falta de comunicación entre la Administración Federal de Aviación y las Fuerzas Armadas.

Los equipos militares también estaban obsoletos y apuntaban hacia el océano para enfrentar una amenaza de la Guerra Fría.

NAD




Categoria(s) del contenido: Noticias Internacionales


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

A 15 años de la caída de las Torres Gemelas


BBC Mundo: el pueblo de Canadá que albergó a miles después de los ataques del 11 de septiembre


A 13 años, el mundo recuerda aquel 11 septiembre como si fuera hoy (Fotos)


En fotos: a 11 años del ataque que enlutó a EE UU, un Tributo de Luz ilumina el cielo de Nueva York


Lo que “de verdad” ocurrió: teorías conspirativas sobre el 11-S (+ Video)


Sigue leyendo los temas más populares:


Disclaimer: Si usted cree que el contenido que visualiza aquí es incorrecto, debería corregirse, está desactualizado o por alguna razón particular o general no debería estar publicado escriba al correo que puede ver en la sección de contacto y se le responderá diligentemente a la brevedad.