COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

María Lourdes Afiuni: La justicia venezolana está de rodillas, «para ser juez o fiscal no se puede ser cobarde».


  palaciojusticia25feb En una pequeña celda y con una condena de 35 años de presidio impuesta por el jefe de Estado en cadena nacional, la juez 31° de Control del Área Metropolitana de Caracas, María Lourdes Afiuni Mora, no pierde las esperanzas de demostrar que no cometió los delitos previstos en la Ley contra la Corrupción y el Código Penal de los cuales la acusa el Ministerio Público, reseñó el diario 2001.

Desde su centro de reclusión en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), donde sólo ha visto el sol las dos veces que ha sido trasladada a tribunales, María Lourdes Afiuni Mora dice que la justicia venezolana está de rodillas, «para ser juez o fiscal no se puede ser cobarde».

A través de un contacto logrado por su abogado, Juan Garantón, la juez relata lo que ocurrió el día de su detención por haber otorgado el 10 de diciembre una medida cautelar sustitutiva al empresario Eligio Cedeño.

Días después de su detención la juez 50º de Control, Leydis Azuaje, negó otorgarle una medida sustitutiva de la privativa de libertad la cual fue solicitada por sus abogados defensores, decisión que benefició el pasado 13 de diciembre a los alguaciles judiciales detenidos por la misma causa.

¿Razón jurídica para otorgar la cautelar sustitutiva al empresario Eligio Cedeño?

-Dicté una decisión que estaba dentro de mis funciones, era necesario tomar ese decisión por la falta de interés del Ministerio Público de realizar la audiencia preliminar y el retardo procesal que padecía el señor Cedeño, era el único expediente con retardo procesal que tenía mi tribunal. Nunca he tenido trato especial con ningún caso y eso fue lo que ocurrió en el caso Cedeño.

¿Es cierto que los fiscales del Ministerio Público le habían anticipado por medio de una comunicación escrita que no asistirían al acto el 10 de diciembre?

-Es totalmente falso. La primera audiencia estaba fijada para el 8 de diciembre, ese día sí me avisaron que no asistirían y la dejamos para el 10 de diciembre, ese día esperamos en la sala más de dos horas y media a los fiscales y no se presentaron en el tribunal, pero luego me enteré que habían llegado temprano al Palacio de Justicia.

Los fiscales a diez minutos para las 12:00 del mediodía se presentaron en el tribunal asegurando que no habían asistido temprano porque estuvieron en una audiencia con el caso de los banqueros, situación que constaté y fue falso porque esa audiencia la tuvieron el 8 de diciembre.

Representantes de la Procuraduría estuvieron presentes y no tuvieron objeción sólo me pidieron una copia del acta.

¿Voceros oficiales aseguran que Cedeño le pagó una alta suma de dinero?

-Mi pregunta es ¿Dónde está ese dinero? realizaron allanamientos en mi casa se llevaron mi tesis de grado y una libreta del banco Banesco. En mis cuentas no han conseguido nada.

Los responsables de mi encierro se han encargado de tejer un sinfín de historias falsas, como cobros de dinero, fugas de ciencia ficción, relaciones sentimentales, porque es ingenuo pensar que haya sido por simple convicción otorgar una medida cautelar respetando el artículo 1 del Código Orgánico Procesal Penal.

¿Cómo fue que la Disip allanó el Palacio Judicial sólo 15 minutos después de haber dictado la decisión, y sabiendo lo que había ocurrido por qué no detuvieron al acusado?

-Fue impresionante porque luego de imprimir las cuatro boletas de excarcelación allanaron el Palacio, y no me dio tiempo de imprimir la orden de prohibición de salida del país que sería dirigida a la dirección de Migración y Zona Fronteriza del Ministerio de Interior y Justicia. Al principio me detuvieron a mi sola, pero luego los mismos fiscales encargados de la causa con un allanamiento sin orden en un piso donde reposan 52 tribunales competentes para acordarla dejaron encerrados a todo el personal que allí estaba.

Minutos después detuvieron a los tres funcionarios de la Disip que trasladaron a Cedeño al Tribunal. A los dos alguaciles los liberaron pero están trabajando sin cobrar sueldo y no les han cancelado ni los aguinaldos.

El inspector levantó un acta asegurando que sí habían boletas de excarcelación, pero misteriosamente esas actas desaparecieron.

¿Quién la mantiene tras las rejas, el presidente Hugo Chávez o la justicia venezolana?

-Me considero una presa política porque en mi expediente no existe nada. Además en cadena nacional mandó a que me dieran la pena máxima y hasta dijo que era merecedora de un fusilamiento.

Un fiscal y un funcionario de la Disip me dijeron que estoy pagando los años de cárcel que le faltaban a Eligio Cedeño.

¿Teme por su vida recluida en el INOF, teniendo en cuenta que hay internas que usted procesó?

Sí temo por mi vida, y es una irresponsabilidad que el Ministerio Público declare que aquí no corro peligro. Pero debo resaltar que los funcionarios de la Disip y las custodias del centro penitenciario me han tratado muy bien, cuando me trasladaron la primera vez al Palacio la Guardia Nacional no me iba a esposar pero la presidenta del Circuito Judicial ordenó que lo hicieran y con las manos hacia atrás. De hecho hubo intenciones de dejarme en los calabozos de la Disip, pero la juez 50º de Control, Leydis Azuaje, me dijo lo lamento mucho pero te vas para el INOF, es una orden de la presidenta del Circuito (Judicial).

No puedo negar que llegué muy asustada a este sitio porque habían 24 internas que había procesado de las cuales sólo quedan 13 y tienen delitos fuertes como homicidio, secuestro e infanticidio.

¿Qué opina de la situación actual del Poder Judicial?

Está de rodilla, y para ser juez o fiscal no se puede ser cobarde. Tarde o temprano mi caso servirá de ejemplo, cuando otorgué la medida cautelar consideré que estaba entregando una llave al Poder Judicial para que se independizara; pero esa llave la utilizaron para meterme presa. Son muchas cosas las que estoy sacrificando y lo que más lamento es el sufrimiento de mi familia, pero no me arrepiento de haber tomado esa decisión porque estaba cumpliendo con mis funciones. ¿Cómo un juez, un fiscal, un funcionario judicial pueden andar tranquilo a sabiendas que estas personas están siendo privadas de libertad separadas de sus seres queridos, poniendo en peligro sus vidas, sin tener ni un solo elemento de convicción?

af / Reporte360



En :Gobierno

Temas relacionados:


Fiscal Ortega Díaz denuncia ante la OEA las amenazas del Gobierno

TSJ busca nombrar “un fiscal de ellos”, según experto

Luisa Ortega solicitó nulidad de decretos presidenciales para convocar a la Constituyente

Fiscal Nieves: Gobierno planeó encarcelar a Leopoldo López antes del 12F

Juramentada nueva Fiscal General Militar capitana de navío Siria Venero en sede principal del MP