Como quemar calorías con ejercicios desde casa

MARLON JIMÉNEZ ¿Se acabó la democracia?


MARLON JIMÉNEZ ¿Se acabó la democracia?:No tengo ninguna duda, hace más de 12 años lo vengo señalando en mis escritos que los comunistas tenían preparado desde su propia llegada al poder, convertir a Venezuela en otra Cuba, ya el borrachín del Raúl Castro lo había dicho: cuba y Venezuela, es una misma cosa. La detención arbitraria, grotesca y canalla de la que fue victima Leopoldo López, el Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma y muchos líderes estudiantiles, es una condición necesaria, exigida en los postulados comunistas, para acabar con la disidencia y oposición a todo aquello que se relacione con el régimen. Vendrán más detenciones: Ramos Allup, Andrés Velásquez, Guevara, María Corina, Capriles, Julio Borges, empresarios reconocidos y todos aquellos que se manifiesten públicamente contra el caos generalizado causado por el régimen. Los partidos políticos serán proscritos e ilegalizados, la AN será, según Diablodado, eliminada por completo y sustituida por psuvistas en los próximos días. Tenían tiempo buscando una excusa, “el comandante eternamente enterrado” hablaba de magnicidios, de golpes, de saboteos y nunca se demostró tales hechos; el “engendro heredero” continuó con iguales estrategias verbales, también sin demostrar absolutamente nada de lo planteado al respecto.

Sin embargo, en esta oportunidad actúan con fiereza criminal contra los dirigentes fundamentales de la oposición venezolana, porque están “contra la pared”; el país lo tienen en contra por el desmadre económico en lo que lo han subsumido; el hambre es la sangre de la vitalidad del pueblo; la muerte ronda en las familias por falta de atención médica y por ausencia de medicinas; la inseguridad tiene en estas condiciones su autopista para recorrer de manera vertiginosa y no hay nadie que soslaye sus pretensiones criminales; La FAN está inmersa en la corrupción y se hace “la vista gorda” por lo ocurrido de manera visceral a nuestra carta magna, que después de ser garante de un Estado Democrático, Social y de Derecho, lo es ahora de un Estado comunista. Por supuesto, están conscientes del rechazo, casi absoluto que tienen en la opinión pública que rechazan cualquier tipo de elecciones, eso es cosa del pasado, por su inminente derrota, buscan la forma de generar un Estado de conmoción para suspender garantías constitucionales.

Pueblo de Venezuela, vienen los comunistas, al mejor estilo cubano, a instalarse bajo un “golpe constitucional” en el poder, y hacer del “miedo colectivo” su verdadera filosofía de acción. Todos los sectores democráticos del país, deben generar, a lo interno y ante el contexto internacional, sin temor y sin tapujos, una condena a estos hechos atentatorios a nuestro sistema democrático y salir a la calle, como un todo y hacer uso de los artículos 350, 333 y otros, para hacer valer nuestra CNRBV. Es muy grave lo que está ocurriendo, debemos sensibilizarnos al máximo, aún aquellos enchufados del régimen serán victimas del “sistema de reciclaje” que es el comunismo por antonomasia; si se hacen “los willis”, mañana cuando vengan por ellos, es muy poco lo que pueden hacer.

Dictadura y hambruna será el destino final de todos, serán los indicadores de nuestra calidad de vida; incluyendo a ese conglomerado que gritaba, en otrora y en la actualidad: así, así, es que se gobierna. Los pobres, que es la gran mayoría, no tendrán espacios para desarrollar sus potencialidades individuales, no tendrán oportunidad de gozar de libertades, al contrario, serán cada vez más reprimidos, hasta que llegue el día de su resignación definitiva a esa realidad impuesta. Por ahora, ser “pasivo” es un enemigo potencial para alcanzar a plenitud los derechos ciudadanos derivados de un sistema democrático; eso significa que serías: “un inútil”; libremos ésta batalla de defensa de nuestra institucionalidad como Estado Democrático; piensa en tus hijos, en tus nietos.

 

Marjimgar54@hotmail.com|Profesor universitario




En: Opinión


Isaías Márquez, CLASES PRESENCIALES y la COVID-19

Leandro Area Pereira: Ese guiño burlón

Moisés Naím: ¿Bye, bye, democracia?

Isaías Márquez: Edulcoración y eufemismos monetarios

Locoldo López y su desvarío Presidencial