Más de 100 intoxicados por beber lejía luego que Trump insinuara que inyectarse desinfectante cura el COVID-19

TRUMP LYSOL CLOROQUINA COVID

El mal manejo del discurso del presidente Donald Trump ante la teleaudiencia en Los Estados Unidos sigue haciendo estragos más allá de la problemática generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Y es que, sea en medio de un problema de salud mundial cómo el actual o en cualquier momento, un presidente debe ser comedido en las palabras que utiliza. Anteriormente al indicar que la Cloroquina era un tratamiento que se usaría en los infectados, resultó con al menos un muerto y una persona que aun sigue grave por ingerír Cloroquina en un formato no apto para consumo humano.

Esta vezm, más de 100 intoxicados por beber lejía luego que Trump insinuara que inyectarse desinfectante cura el COVID-19. Los servicios de emergencia en Estados Unidos han atendido más de 100 casos de personas intoxicadas por lejía y productos higiénicos, luego que el presidente Donald Trump afirmara públicamente que esos productos podrían limpiar el organismo del coronavirus.

El pasado jueves 23-A, Trump hizo un comentario en el que recomendaba inyectarse desinfectante y usar luz ultravioleta para acabar con el coronavirus, palabras que desconcertaron a toda la comunidad científica que rápidamente desmintió la información para evitar consecuencias.

Pese a las alertas de médicos y expertos estadounidenses, algunos ciudadanos tomaron al pie de la letra las palabras del presidente y las aplicaron en sus propios cuerpos, pensando que se curaban cuando en realidad se estaban envenenado, reseñó Telesur en su sitio web.


La OMS suspendió pruebas con Hidroxicloroquina por aumento de muertes con el tratamiento