Morderte las uñas puede enfermarte de salmonella

Mordernos las uñas es mal hábito que tenemos millones de personas en el mundo. Pero chicas, no habíamos caído en la cuenta de qué tan malo es hasta que encontramos este estudio.

Morderte las uñas puede ocasionarte salmonella. Tal como lo leen… las uñas son un lugar idóneo para que las bacterias proliferen, específicamente las de salmonella y E. Coli.

Al momento de morder tu uña, aunque no te la comas, te estás llevando estas bacterias directo a tu boca y te las vas a tragar mandándolas directo a tu estómago donde encontrarán un mejor lugar para acomodarse y causarte una infección.

¿Se han enfermado del estómago y no encuentran el alimento que lo ocasionó? Puede ser que la bacteria viniera en sus uñas… Las uñas están mucho más sucias que el resto de nuestras manos, no importa qué tantas veces las laves. Además las humedecemos con la saliva y eso hace un mejor ambiente para los bichos.

Pero esas no son las únicas infecciones que puedes contraer con este mal hábito… también se puede infectar la piel alrededor de tus uñas o la piel de tus dedos cuando te quitas los pellejitos, incluso puedes llegar a tener pus en esos orificios que dejamos.

También debemos de tener mucho cuidado cuando tenemos fuegos labiales porque la bacteria puede transmitirse a la piel de nuestros dedos. Hay casos registrados de VPH que se manifiesta en verrugas en los dedos, así de grave puede resultar este hábito.

¿Las convencí de dejar de morderse las uñas? Aquí unos tips para lograrlo:

1. Esmaltes con ajo

Existe una gran variedad de esmaltes que ofrecen, entre sus beneficios, estar hechos de ajo. Este ingrediente fortalece las uñas, además de tener un sabor tan terrible que lo pensarás 2 veces antes de volver a morderlas.

2. Ajo puro

Si la combinación sutil entre esmalte y ajo no funciona, necesitas medidas más extremas. Toma un diente de ajo, córtalo a la mitad, y embarra tus uñas con él. Te sugerimos hacer esto primero un fin de semana, porque el olor no será agradable. Si logras pasar 2 días sin morderlas, vas por buen camino. Si vas a ir a trabajar o a la escuela con las manos llenas de ajo, te sugerimos prepararte mentalmente a que todos te van a ver feo. Pero va a valer la pena. Recuerda que 21 días hacen que algo se convierta en hábito. ¡Ánimo!

3. Mastica chicle

Morderse las uñas es una respuesta compulsiva ante un estímulo estresante. Puedes perfectamente sustituirlo por mascar chicle. Te recomendamos combinar un esmalte oloroso con el chicle para mejores resultados.

4. Uñas postizas

Una de las mejores técnicas para evitar la mordida de uñas es traerlas postizas. Te aseguramos que no se te van a antojar, y si sientes el más mínimo impulso, cómete un chicle.

5. Usa curitas

Ponte un curita en cada dedo. No se ven bonitos, pero tus uñas comidas lucen peor. Usa curitas en todas las uñas durante un mes, y cuando sientas la necesidad de quitarte uno para morder las uñas, cómete un chicle.

6. Has una apuesta

¿Tienes una amiga que está en la misma situación que tú? Apuesten algo que les duela a las 2, y si tú la vez a ella con un dedo en la boca, ella paga y viceversa. O pídele a tu compañera de al lado que te dé un manotazo cada vez que te muerdas una uña, y no te enojes si realmente lo hace. Es por tu bien.

Morderse las uñas es un hábito bastante desagradable, y con consecuencias poco estéticas para tus manos. Como todos los hábitos, requiere fuerza de voluntad para cambiarlo.

La buena noticia es que sí se puede. Si ya estás decidida a dejar que tus uñas crezcan naturalmente puedes usar una combinación de técnicas para lograrlo. Ponte ajo, usa curitas,  masca chicle y has una apuesta. Si te tomas el tiempo de realizar el proceso, te darás cuenta de que realmente quieres terminar con esa manía y te será más fácil lograr tu objetivo.

fuente.msn

En :Salud y Vida Sana