COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Nadie batea más


Altuve cosecha 500 hits desde 2013 y logró nuevo tope personal en jonrones

José Altuve se puede declarar listo para el Juego de Estrellas. El segunda base de los Astros de Houston culminó la primera etapa de la actual temporada en las Grandes Ligas con su octavo jonrón y dos remolcadas.

Lamentablemente, no fue suficiente para detener una nueva caída de los Astros de Houston ante los Rayas de Tampa Bay, esta vez por 4-3 en el Tropicana Field.

El aragüeño estableció un nuevo tope personal en el rubro de cuadrangulares y, por si fuera poco, se convirtió en el bateador que acumula más hits en la mayores desde 2013, con 500.

El estacazo del criollo había puesto adelante a los siderales 3-2 en la parte alta de la cuarta entrada, solo que el conjunto de Florida emboscó a los Astros un tramo más tarde, para poner cifras definitivas.

Houston encajó su sexta derrota al hilo y fue barrido en San Petersburgo, con lo que cedió la cima de la División Oeste de la Americana frente a los Angelinos de Los Ángeles.

Aun así, José Altuve puede sentirse complacido de completar sus primeros 83 encuentros de 2015 con .293 de promedio ofensivo, producto de 98 incogibles en 335 viajes al plato incluyendo 16 dobles y ocho estacazos de vuelta entera. Además, cosecha 38 impulsadas, 45 anotadas y 25 bases robadas en 33 intentos.

Hay mucha diferencia, eso sí, de lo hecho durante la temporada de 2014, cuando fue campeón bate del joven circuito. Por ejemplo, antes del clásico de luminarias Altuve cosechaba 130 hits y 41 robos de base. ¿Impresionante, cierto?

Solo que esta vez los Astros subieron su rendimiento al punto de estar casi toda la primera mitad en el primer puesto. Algo que hubiera querido disfrutar el venezolano el año pasado con su avasallante actuación desde la caja de bateo.

Exitosos

El manager de los Astros A.J. Hinch está consciente del slump que viven. Solo que tiene un punto de vista muy positivo sobre lo hecho por sus dirigidos hasta ahora.

«Exitosa primera mitad», declaró Hinch al Houston Chronicle. «No podemos dejar que un miserable viaje ensombrezca una exitosa primera parte para nosotros. Estamos orgullosos, estoy orgulloso de estos chicos. Están batallando».

¿Quién iba a pensar que un equipo como Houston, luego de culminar con foja de 70-92 en la campaña anterior, estuviera peleando por conquistar el título divisional?

«No creo que alguien haya estado feliz porque hayan perdido», dijo Evan Gattis cuya presencia en el equipo es parte del trabajo de la oficina en el descanso entre temporadas. «Pero pienso que el salir de los entrenamientos de primavera todos estaban ansiosos por ver. No creo que alguien sabía lo que haríamos», agregó el jugador.

El reto de Houston para la segunda fase será preservar el mismo ritmo. «Es un mal sabor antes entrar en el Juego de Estrellas, pero no hay duda de que estamos progresando», reflexionó el piloto A.J. Hinch.



En :Beisbol,Deportes

Temas relacionados: