Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Opinión: En semana santa, disfrazarse de «Guasón» por Vanessa Maneiro


vanessa maneiroEn la semana mayor, para los creyentes como yo, da risa y pena ajena, ver como se disfrazan de guasón los personeros del gobierno.

Pretender mentirle a Venezuela y al mundo, bajo la excusa del diálogo. Y solo se puede hablar de excusa, cuando vemos los atropellos de Maduro a pocas horas de concretarse la primera reunión de diálogo, catalogando a Capriles, de “gobernador fracasado”.

Observamos a una Blanca Eekhout , durante sus declaraciones en la propia mesa llamada a dialogar, el pasado jueves, señalando a la oposición de generar un espíritu de guerra, de ser violentos y de tener infiltrados árabes, asiáticos, etc., etc,.

O la risa sarcástica de Jaua, cuando Capriles en sus declaraciones, se refería a que a él, le solicitan la renuncia todos los días, y menciona a Jaua, diciendo: “sino que le pregunten a Jaua…”

El constante torpedeo de Diosdado Cabello, interrumpiendo y amedrentando a la oposición, con su acto de ofensiva, ante cualquier intervención por parte de la misma.

Vemos asimismo, a un Arreaza desde el Círculo Militar, en la reunión de gobernadores y alcaldes del pasado viernes, referirse a que “el Gobierno no va a pactar con la oposición, que se trata de llegar a acuerdos”, instando a la oposición a evitar la “critica no constructiva”. Incluso invitándola a sumarse a la Conferencia Nacional de Derechos Humanos, donde hay dos puestos para dos diputados. ¿Por qué no invitan a María Corina?, que perdió el título de diputada, y que ante la OEA, solo intentaba llevar el clamor y el sentir de un pueblo, que pide a gritos que cesen los actos de violencia en contra de los derechos humanos. María Corina se ha convertido ahora en la “diputada del pueblo” y en la “defensora de los derechos humanos”,  título que le otorgan los venezolanos, y ante ese, no hay despido posible, solo la despide el pueblo.

Y según Datanálisis, un 68% prefiere diálogo ante la ruptura. Le pregunto a los venezolanos cansados, a los que manifiestan en las calles, a los que han sido objeto de violaciones, torturas, a aquellos que han perdido un familiar a causa de la delincuencia, a los familiares de los presos políticos, a los que hacen colas para conseguir alimento, a los que no les alcanza el salario para vivir, a los que sus hijos se encuentran lejos porque no existen oportunidades de empleo, o simplemente,  al que ni siquiera tiene trabajo y se rebusca todos los días por darle un pedazo de pan a sus hijos, a todos los que no tienen para vivir dignamente, a los que sí le toca de cerca el alto costo de la vida… a todos estos venezolanos les pregunto:

¿Están ustedes de acuerdo a conciliar con un gobierno que los persigue, que los controla, que promete y no cumple, que no atiende las políticas públicas, que tiene a los cuerpos de seguridad del estado en la calle reprimiendo estudiantes, que tiene tanquetas destrozando vehículos cuyos militares con altavoces se burlan de los manifestantes, tanquetas que persiguen, disparan y atropellan? ¿Están ustedes dispuestos a dialogar con este gobierno? ¿Creen que habrá resultados que favorezcan a la sociedad venezolana?

El guasón tendrá que bailar “sambito” con el ajusticiador de la Semana Mayor, porque cuando ese decida que le llegó su hora, no habrá pueblo, ni diputados, ni organismos internacionales, nada ni nadie que lo detenga. Solo la justicia divina es la mejor ajusticiadora, porque esa si es implacable y sobretodo justa, esa obedece a su propia ley.

Vanessa Maneiro

Politóloga en Relaciones Internacionales

http://libreysinrestricciones.blogspot.fr/

@vmaneiro




En :Opinión,Política

Temas relacionados:


¿El Interinato cómo Negocio o el Negocio del Interinato?..

Leandro Area Pereira: Me niego

Abejas: grandes aliadas de la seguridad alimentaria

Respeto a la Madre Tierra, garantía para una vida sana

Isaías Márquez : AGROINDUSTRIA, COMBUSTIBLE y ELECTRICIDAD