Planteles deben aprender cómo actuar ante el AH1N1: Ministra Sader

c9   La ministra de Salud, Eugenia Sader, ha informado que no está recomendado cerrar los centros educativos. En Mérida se aplicó como prevención ante la amplia diseminación del virus, previendo que los niños presentaran síntomas en su casa. 

 

Las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud en 2009, durante la pandemia de influenza AH1N1, son similares a las sugerencias que se aplicaron en países como España, Chile, Argentina y México, y mantienen su vigencia.

Ante la circulación del virus en 23 estados del país, vale recordar cuáles son y evitar la aplicación de medidas extremas que incluso pueden ser contraproducentes.

La primera es el cierre de los planteles. La ministra de Salud, Eugenia Sader, ha informado que no está recomendado. En Mérida se aplicó como prevención ante la amplia diseminación del virus, previendo que los niños presentaran síntomas en su casa.

Pero cuando se presentan algunos casos en salones de clase no es acertado suspender las actividades en todo el plantel, porque el virus no está contenido en un salón o pupitre, sino que circula en la calle.

En 2009, varios colegios privados tomaron la decisión de cerrar pero al reiniciar las clases volvían a presentarse casos. Cada situación particular debe ser evaluada en conjunto con el personal de salud (del distrito sanitario que corresponda).

La OMS advirtió en 2009 que las políticas de cierre de establecimientos educativos “deben prever medidas que limiten el contacto entre los escolares fuera de los centros. Si los estudiantes se reúnen fuera de las escuelas, seguirán transmitiéndose el virus, y los beneficios del cierre disminuirán o se anulan por completo”, detalló el organismo en un documento.

Lo que sí está indicado, y se detalla en la guía: Manual de atención de casos de la nueva influenza AH1N1, disponible en la web del Min-Salud (www.mpps.gob.ve) junto a otros documentos sobre las clases y el virus, es el “filtro escolar”.

Una persona sana debe estar en la puerta del plantel observando si llega un niño o adolescente con síntomas gripales. Si ocurre, debe ser llevado a un lugar distante, llamar a sus padres o representante y dejar al niño en la escuela hasta que lleguen. Se indicará que visite a un médico.

El alumno (también el personal del plantel que se enferme), regresará 7 días después del inicio de la enfermedad o cuando haya pasado 24 horas sin ningún síntoma, sobre todo tos. La escuela debe tener agua y jabón para que los estudiantes mantengan la higiene de sus manos.

Se les recomendará no compartir alimentos ni bebidas, no saludarse de beso ni de mano, no tocarse los ojos, nariz ni boca y cubrirse la boca al toser o estornudar, con un toallin desechable y botarlo en una papelera cerrada, o con el ángulo interno del codo.

En los salones de clase el maestro puede preguntar al niño que vea con algún síntoma (si antes no fue detectado) si tiene: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, tos o estornudos, congestión nasal. De dar al menos una respuesta afirmativa, debe distanciarse del grupo, “sin generar discriminación o exclusión”.

Los padres no deben enviar al niño a clases si está enfermo, y el plantel debe informar a toda la comunidad las medidas.

Últimas Noticias

En :Gobierno

Boletín epidemiológico del Ministerio de la Salud confirma 724 casos de AH1N1 hasta el 25 de mayo

Conozca el protocolo de higiene respiratoria y manejo de la tos: cumplirlo evitará propagación de la gripe

Dirección Salud Maracaibo: 22 casos confirmados de H1N1 y 5 personas han fallecido en la región

Infórmese sobre AH1N1, Prevención y Síntomas

Suman 1.156 casos de gripe AH1N1 en todo el país: 11 personas hospitalizadas, 2 graves y 12 fallecidos