Premios Emmy arrancan sin favoritos

c8   La edición número 62 de los premios Emmy arrancó en el Teatro Nokia de Los Ángeles con un número de los integrantes de la serie Glee. Además se hizo un recuento de las comedias que se han adueñado durante todo el año de las pantallas televisivas.

El primer premiado de la noche como Mejor Actor Secundario de Comedia fue Eric Stonestreet de la serie Modern Family, que se estrenó en Venezuela hace apenas unas dos semanas.

Jimmy Fallon es el anfitrión de la ceremonia, que se transmite en vivo por la cadena NBC y en Latinoamérica a través de la señal del canal Sony.

El público ayudó a escribir algunas de las bromas de Fallon para la noche. En efecto, el anfitrión planeaba invitar al escenario a varios presentadores y las introducciones fueron elaboradas por los televidentes usando la red social de Twitter.

Los preparativos para la entrega de los premios Emmy -los más prestigiosos del mundo de la televisión- siguen adelante en una edición donde no hay favoritos claros.

 Sin embargo, las incógnitas y las nominaciones de este año mantienen vivo el debate de si el cable está o no ganando la batalla a la televisión tradicional.

 La gala, que tendrá lugar en Los Ángeles, será una de las más abiertas de los últimos años, sin un favorito definido, a pesar de que hay series ya consagradas como «Mad Men» o «30 Rock» que podrían volver a obtener el galardón y extender su reinado en el mundo televisivo.

 Según informa la corresponsal de BBC Mundo en Los Angeles, Marcia Facundo, la mayor sorpresa de esta edición la produjo el anuncio de 24 nominaciones para «The Pacific», una miniserie de 10 episodios sobre la II Guerra Mundial, producida por el canal de cable HBO.

 Facundo también afirma que otra de las novedades fue la nominación de Mejor Serie Dramática para «True Blood» serie sobre vampiros de HBO, que por primera vez, aparece en esta categoría.

 Las nominaciones de 2010 parecen confirmar la tendencia de los últimos años, en donde las series por cable amenazan de forma cada vez más innegable el reinado de la en otro momento todopoderosa televisión tradicional.

 Y el debate se produce de forma paralela en páginas de internet y redes sociales: ¿está el cable ganando la batalla de verdad?

 Giro de 180 grados
Según contó a BBC Mundo John Leverence, vicepresidente de la Academia de Televisión de las Artes y las Ciencias estadounidense, el avance del cable es innegable.

 «Durante los últimos diez años, el 60% de los ganadores en las series de drama eran de televisiones tradicionales, pero en los últimos cinco vemos que el 60% lo constituyen series que fueron pasadas por cable, es un giro de 180 grados que muestra la creciente subida y el dominio del cable en las series de drama», explica.

 Aunque hay que mirar también el otro lado.

 «En la comedia, las redes nacionales de televisión tradicional muestran un triunfo del 90% en los últimos 10 años y 100% en el caso de los últimos cinco años, casi una continuidad de un 100% de predominio», añade.

 Para muchos analistas, la razón de este éxito sería la posibilidad de llegar a nichos de audencia, que aún sin mover cifras millonarias de espectadores, ganan más adeptos en cada capítulo y que son tremendamente fieles.

 Y, sin duda, la posibilidad de ser más creativos y de utilizar un lenguaje más transgresor y más valiente, que poseen las televisiones minoritarias frente a aquellas que tratan de gustar a todo el mundo.

 Leverence afirma que la audiencia es algo irrelevante porque los miembros desconocen las cifras a la hora de emitir sus votos.

 Audiencia fiel
«La originalidad, la interpretación y los valores representados son todos factores cualitativos que forman parte de la evaluación de los jueces», dijo a BBC Mundo.

 Y afirma que los criterios para galardonar un premio Emmy se mantienen de manera constante a lo largo de los años.

 Mientras las redes de televisión tradicional presentan una programación mucho más amplia, los proveedores de cable pueden centrar sus esfuerzos en unas pocas series y en aquellos productos de calidad que le garantizan el éxito porque cuentan con una audiencia fiel.

Este aspecto está costando no pocos quebraderos de cabeza a la Academia. La televisión tradicional patrocina la gala, pero al mismo tiempo sus programas se ven cada vez menos beneficiados por los premios, que no logran el impulso de reconocimiento y calidad que éstos comportan.

Y algunos se quejan de que los Emmy se estén reduciendo a una plataforma de promoción para pequeñas series de culto que cuentan con el prestigio de la buenas críticas reconocidas en todo el mundo, pero que no siempre forman parte del gusto de la gran audiencia

 


Fefi Oliveira compite por la Nominación Oficial de los «Nickelodeon Kid’s Choice Awards México 2020»

Nacho protagoniza la serie “Miguel, al final del día”

Falleció a los 43 años, Chadwick Boseman, famoso por protagonizar «Black Panther»

El encanto y versatilidad de Vanessa Maradona por Desde el Cine

Claudia Rojas, la joven promesa actoral llega a Desde el Cine