Raúl González se despidió este lunes como jugador del Real Madrid

RAUL Raúl González Blanco se despidió este lunes como jugador del Real Madrid, el club de toda su vida y del que aseguró que «siempre» le «va a tener para lo que quiera», y aseguró que espera que sea un «hasta pronto» porque tiene «en la cabeza volver».

El acto del emotivo adiós se celebró en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, en el que Raúl estuvo acompañado por toda la junta directiva que preside Florentino Pérez y que presenció el nuevo entrenador blanco, el portugués José Mourinho, así como unos cuatro mil aficionados.

La ocasión reunió a tanta prensa nacional e internacional como las grandes citas de competición y fue ante esta, después, junto a Jorge Valdano, actual director general del club y el técnico que le dio la alternativa con el primer equipo el 29 de octubre de 1994, que Raúl comentó: «Ha llegado el momento. He tenido sensaciones de que tenía que terminar mi etapa aquí. Son muchos años vistiendo la camiseta del mejor club del mundo y me voy tranquilo, porque creo que lo he dado todo».

Raúl eludió reiteradamente hablar de futuro y centró su rueda de prensa en su despedida.«Mi futuro lo solucionaré a partir de esta tarde o mañana», dijo el internacional, quien precisó el motivo de su marcha: «Me apetece seguir jugando, vivir otro fútbol, otra cultura… y luego volver a mi casa».

«La motivación ha sido seguir jugando al fútbol, que es mi pasión desde pequeño. Es lo que amo y me enfrento a un reto importante para seguir creciendo en la vida. Este es un momento que tarde o temprano tenía que llegar. Siento mucha tristeza y a la vez ilusión de tener ese gusanillo de afrontar un nuevo reto y seguir sufriendo y vibrando. Es otra experiencia que me va a hacer seguir creciendo», comentó.

«Pensé que lo que mejor le venía a Raúl y al Real Madrid era tomar este camino», continuó Raúl, que dejó al nuevo entrenador José Mourinho fuera de toda implicación en esta decisión.

«Ha sido difícil y complicado, porque me consta que el entrenador contaba conmigo, pero tenía que valorarlo todo en general. Estoy convencido de que si me quedase jugaría y creo que mucho, y de que me iban a tratar fenomenal. Siento mucho dolor y mucha pena, pero creo que la experiencia me va a llenar profesional y personalmente», concretó.

Precisamente, se refirió a Mourinho como «un gran técnico. Ha sido un gran acierto. Siempre me ha gustado. Me han hablado maravillas de él. Lo fácil hubiera sido quedarme y poder aprender muchas cosas. El me ha reconocido que me quería, pero mi decisión no dependía de si Mourinho me quería o no. Han intervenido muchos factores y la decisión se ha tomado en familia».

«El Real Madrid me ha ayudado mucho, ha sido muy paciente conmigo. He creído que era mi última oportunidad de poder tener una experiencia fuera. Vimos que era el momento de emprender una aventura lejos de España», señaló.

Raúl, uno de los jugadores que más y mejor ha sentido el escudo del Real Madrid, aseguró que le queda una «gran sensación de cariño y respeto de todos, que es el mayor reconocimiento».

En :Deportes,Futbol