COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

SIP: ENTRADA DEL ESTADO EN GLOBOVISIÓN VIOLA LIBERTAD DE PRENSA


Miami (EE.UU.), EFE – La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó  de «17c5e6285e3e49072aaa754f9595dd83» la entrada del Estado venezolano en el capital del canal de televisión Globovisión por mandato de presidente Hugo Chávez.

Se trata de «uno de los hechos más vergonzosos para la libertad de prensa en el continente», señaló el guatemalteco Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP.

En opinión de Marroquín, el Gobierno venezolano «sigue empecinado en cumplir con sus amenazas de atropellar a un medio por el solo hecho de cumplir con su deber de fiscalizar e informar con criterio crítico los abusos de poder y la realidad del país».

El Gobierno de Venezuela asumió el control del 20 por ciento de las acciones de Globovisión, tras liquidar la empresa Sindicato Ávila, C.A., perteneciente al Banco Federal, del empresario y accionista del canal, Nelson Mezerhane, que había sido intervenido por el Gobierno el pasado 14 de junio.

Para el presidente de la SIP, «la historia registrará con claridad cómo el Gobierno venezolano, con total impunidad, está cerrando canales de televisión y otros medios independientes para gobernar de espaldas a la transparencia y al pueblo».

Añadió que lo «más lamentable» es que Chávez «cumple con cada amenaza que profiere en contra de la libertad de prensa en claro desafío a los principios constitucionales y a los tratados internacionales«.

«Lo que espero -agregó- es ver cómo de forma cotidiana se deteriora la democracia al coartarse el derecho de los ciudadanos a la libre información».

A su juicio, «no pueden quedar dudas» de que se trata de una «estrategia para debilitar al canal» encaminada a «apoderarse o a cerrarlo definitivamente a medio plazo».

La SIP ha venido denunciando en diversas oportunidades la estrategia oficial contra Globovisión, al que se han abierto más de 40 causas judiciales y administrativas.

En su página web, Globovisión señaló que el 20 por cierto de las acciones, ahora en poder del Estado venezolano, «no da facultad para designar a miembros de la Junta Directiva de la empresa ni afectar la gestión de la misma», para lo cual se necesita el 65 de los votos del capital social.

Globovisión reiteró, por otra parte, que el traspaso del 20 por ciento de las acciones al Estado venezolano no le hará cambiar su línea editorial, opositora al Gobierno de Chávez.

El resto de los accionistas del canal son Guillermo Zuloaga, con el 45 por ciento de las acciones, y Alberto Federico Ravell, que cuenta con el 10 por ciento.

Otro 20 por ciento de las acciones corresponde a una heredera del fallecido Luis Núñez, quien junto a Zuloaga, Ravell y Nelson Mezerhane Gosen inauguraron Globovisión en 1994.

Zuloaga, presidente del canal, es buscado por la justicia venezolana y ha pedido asilo enEE.UU. ante la falta de garantías judiciales en Venezuela, agregó la SIP.



En :Última Hora

Temas relacionados:


La Sociedad Interamericana de Prensa expresó hoy su pesar por los 26 periodistas asesinados