Sociedad Venezolana de Pediatría explica diagnóstico y tratamiento para niños con TDAH

Diagnóstico y tratamiento para niños con TDHAImágen : Pixabay

Sociedad Venezolana de Pediatría explica diagnóstico y tratamiento para niños con TDAH. Con tratamiento y atención adecuada, los niños que padecen trastornos de atención con hiperactividad pueden mejorar su desempeño personal, académico, social y conductual. 

 

De tal forma se expresó la doctora Leyda Martínez, pediatra y neuropediatra larense, al exponer su ponencia sobre esta afección de salud, médicamente conocida por las siglas TDAH, en el desarrollo de las XVII Jornadas Occidentales de la Sociedad Venezolana de Pediatría, Filial Lara. 

 

También aclaró que no todo niño inquieto o muy activo padece tal afección, a la que conceptualizó como “un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por un patrón de comportamiento y funcionamiento cognitivo, que, presentándose en diferentes escenarios de la vida del paciente, provoca dificultades en su desempeño cognitivo, educacional y/o laboral”. 

 

Síntomas

 

Los síntomas que permiten identificar cuando un niño padece TDAH son que no presta atención a los detalles, comete errores en las tareas, tiene dificultad para atender a sus actividades y no sigue instrucciones. Asimismo, presenta dificultad para planificar sus tareas, se disgusta y muestra poco entusiasmo en las tareas que requieren esfuerzo mental sostenido, pierde cosas y se distrae con facilidad. Habla excesivamente; se precipita en las respuestas, le es difícil esperar, y puede presentar ansiedad como juguetear frecuentemente en el asiento, por ejemplo. 

 

Diagnóstico

 

La afección de TDAH se diagnostica cuando los síntomas se manifiestan en dos o más lugares (el hogar, la escuela, en un parque, etc.). Cuando los síntomas intervienen en sus actividades (escolar, social, laboral) y cuando llevan más de seis meses de haberse manifestado. En los mayores de 16 años, el diagnóstico sobreviene cuando los síntomas se manifestaron antes de cumplir los 12 años. 

 

Impactos

 

Pueden presentarse en el afectado como en el entorno familiar, con situaciones tales como: un pobre rendimiento escolar, dificultad para la interacción social, riesgo ante conductas adictivas, aumento de estrés y de problemas familiares. 

 

Tratamiento 

 

En algunos casos los pacientes de TDAH son recetados con medicamentos que los ayudan a concentrarse durante más tiempo, a escuchar más y moverse menos. Sin embargo, las personas responden de diferente forma a los fármacos y pueden tener efectos secundarios. Por ello, en ocasiones es recomendable recurrir a herramientas naturales que logren el equilibrio, la armonía y mejoran el humor. 

 

Los sedantes naturales pueden ser una alternativa eficaz a los medicamentos. Existen estudios científicos que demuestran los múltiples beneficios de la teanina sobre el sistema nervioso central. La teanina refuerza la concentración, disminuye la ansiedad y alivia el estrés, incrementa el estado de relajación y mejora la calidad de sueño, por ejemplo. 

Por otra parte, es necesario evitar algunos alimentos en la dieta de los niños para evitar que el trastorno empeore tales como azúcar, helados, yogur, pizza congelada, queso y refrescos. El tratamiento debe estar regulado por pediatras, neuropediatras, psiquiatras infantiles, psicólogos, psicopedagogos, terapeutas ocupacionales y especialistas del lenguaje. En caso no sea posible reunir a tantos especialistas, hay que tratar de reunir a la mayoría para conocer lo que el pequeño paciente requiere.

En :Salud y Vida Sana

Recomendamos estas Noticias, Artículos de Opinión y contenidos interesantes