COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Río Chico-Tacarigua


noticias de ultima hora

Turistas de Río Chico-Tacarigua se las ven negras

Tres mil 800 propiedades vacacionales hay entre casas y apartamentos en el municipio Páez, repartidas desde Río Chico hasta Tacarigua de La Laguna.

Los viernes, estos dos pueblos empiezan -desde la noche- a recibir a los temporadistas que tienen sus residencias en la zona o se alojan en las 30 posadas y hoteles ubicados en el área. Los turistas buscan descansar para recuperar energías en familia. Sin embargo, el fantasma de los apagones espanta a más de uno.

Apenas llegan a sus hospedajes se encuentran con la pesadilla de que hay no hay luz. La temperatura en esta zona sube hasta 30 grados en una noche.

Rosiris Aguilera, presidenta de la Casa del Pueblo de Río Chico, explicó que cuando ocurren estos apagones, de hasta 5 horas un viernes, el sábado a las 5 am empiezan los turistas a huir de la zona.

Indica que hasta los residentes están hastiados de esta situación con las fallas de luz cada dos días. Cuando no hay electricidad, duermen en las platabandas de sus casas o en hamacas en los patios. Las carnes se les pudren, porque tienen la nevera sin energía o se les quemó.

Esta situación afecta también, y por partida doble, a los comerciantes, que registran pérdidas de hasta BsF 10 millones un fin de semana. Asimismo, deben enfrentar los daños de neveras y otros artefactos eléctricos dañados.

Aguilera aseguró que estos apagones no responden a racionamientos, porque ocurren a cualquier hora del día. Señaló que ya hubo una protesta vecinal con tranca vial este año.

Aseguró que Cadafe no responde a los llamados hechos para que solvente este problema. El alcalde de Páez, Agustín Monterola, y ediles de la Cámara municipal, conocen la situación y tampoco han resuelto el problema.

Hace un mes, en 15 bajones de luz ocurridos en menos de dos horas se quemaron 25 aires acondicionados de casas de Los Canales de Río Chico.

La cámara de comerciantes de Páez estima que durante un fin de semana pueden llegar a bajar hasta 3 mil personas a Páez. Esta cifra ha disminuido hasta en 50% desde que en 2011 se agudizaron las fallas de energía. Algunos dueños de posadas y comercios han optado por comprar plantas de electricidad. Para ello cancelan BsF 30 mil por el sistema.

Miguel Lozada y Gonzalo Aragort, dueño de un local y líder comunitario, respectivamente, dijeron que no todos cuentan con los recursos para instalar una planta eléctrica.