Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Te presentamos estas 6 especias que pueden hacer tu dieta más saludable


Las especias y hierbas utilizadas en la cocina desde tiempos inmemoriales pueden también mejorar la dieta y volverla más variada y sana.

En el mundo Oriental, se les ha adjudicado propiedades medicinales. «Actúan como estímulo del sistema digestivo, ayudan con los desórdenes digestivos y algunas tienen valores antisépticos», según  Krishnapura Srinivasan, científico del Instituto de Investigación de Tecnología de los Alimentos (CFTRI) en India, el principal país productor de especias del mundo.

Hay quienes han destacado sus propiedades antioxidantes. De acuerdo a la medicina ayurvédica, parte del antiguo sistema de creencias del hinduismo, estas sustancias pueden «enfriar o calentar» el aparato digestivo y afectar su equilibrio.

Y hace 2.500 años, el filósofo y maestro chino Confucio recomendaba el consumo de jengibre con cada comida para acelerar la digestión.

Pero, ¿cuáles elegir entre los cientos que existen? Aquí te presentamos seis especias que puedes incorporar en nuevas recetas.

Ajo

«El ajo puede ayudar a combatir la presión arterial elevada, aunque la evidencia no es contundente», señala el Instituto Nacional de Salud del Departamento de Salud de Estados Unidos en su biblioteca en internet.

«Algunos estudios indican que ciertos grupos de personas que comen más ajo tienen menos probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como el de estómago y colon. Pero sin embargo los suplementos de ajo no han mostrado el mismo beneficio», agrega el organismo, que recomienda incorporar el ajo en platos pero no consumirlo en forma de suplemento dietario.

Cúrcuma

Aunque muchos de los atributos que le asignan no han sido comprobados, algunos estudios científicos han confirmado que puede servir como antioxidante y analgésico, y tiene cualidades sedativas.

Asimismo, serviría «para reducir los niveles de dos enzimas en el cuerpo que causan inflamación» y «evitar que las plaquetas se agrupen formando coágulos», según información del Centro Médico de la Universidad de Maryland, Estados Unidos.

Cardamomo

Esta aromática especia, obtenida de semillas nativas del sudeste asiático, es utilizada en prácticas de medicina alternativa para eliminar toxinas.

Por eso hay quienes sugieren agregarla al té para combatir la resaca o guayabo.

Lo cierto es que es un ingrediente habitual en la gastronomía india y árabe, y en la repostería del norte de Europa y, por miles de años, en Asia se ha utilizado para aliviar malestares de estómago.

Su principal aceite activo, el cineol, está también presente en la familia de los eucaliptus y se ha incorporado en productos farmacéuticos contra la tos, por ejemplo.

Fenogreco o alholva

Se utilizan sus hojas y sus semillas, y en la cocina mediterránea es un ingrediente que aporta un sabor agridulce a los platos.

Algunos estudios médicos señalan que puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes tipo 2, pero la evidencia es escasa, señala el Instituto Nacional de Salud del Departamento de Salud de Estados Unidos.

Un estudio recogido por la Universidad de Michigan, en tanto, sugiere que las semillas de fenogreco podrían ser buenas para el colesterol, porque inhiben su absorción a nivel del intestino.

Muchas otras propiedades le han sido adjudicadas a la alholva, pero todas sin la necesaria comprobación científica.

Salvia

«La salvia tiene un largo historial de uso medicinal para dolencias que van desde desórdenes mentales a molestias gastrointestinales. Aunque no todas sus aplicaciones médicas han sido respaldadas por la investigación, algunas sí lo están», señala la nutricionista de la Universidad Estatal de Ohio Megan Ware, en un artículo publicado en Medical News Today.

Entre las verificadas se cuenta la gama de compuestos antioxidantes y anti inflamatorios que almacena la salvia, en algunas de sus 900 variedades. Y es una fuente de vitamina K, que ayuda en la coagulación de la sangre y contribuye con el mantenimiento del tejido óseo y los tejidos corporales.

Clavos de olor

Un estudio realizado en 2010 por la Universidad de Oslo sobre 3.100 sustancias alimenticias en uso en todo el mundo estableció que el clavo era la que contenía la mayor cantidad de antioxidantes por gramo: un gramo de esta especia tiene lo mismo que media taza de frutos rojos, valorados tradicionalmente como una buena fuente de antioxidantes.

No sólo tienen buen sabor y aroma: tradicionalmente está asociada con la buena digestión, sobre todo en el contexto de la medicina oriental, aunque los estudios científicos a la fecha no se hayan pronunciado en este sentido.




En: Salud y Vida Sana
Temas relacionados:






Subir