COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Tradiciones de fin de año quedaron en el olvido, por los altos precios!!


Tradiciones de fin de año quedaron en el olvido, por los altos precios. “Faltan cinco pa’ las 12, el año va a terminar” suena de fondo, mientras las manos comienzan a tomar las 12 uvas que contendrán cada deseo para año nuevo cuando el reloj marque la medianoche. Uvas, que este año se han vuelto cuesta arriba adquirir para muchos marabinos, aunque algunos igualmente las comprarán para “mantener la tradición”.

“Las tradiciones de fin de año las vamos hacer hasta donde alcance porque no hay que perderlas por cómo está la situación”, expresó José Figueroa, comerciante del casco central, quien aseguró que en su casa es una parte importante de la Navidad.

 

El ritual con las uvas data de mediados del siglo XIX en España, donde también brindaban con champán para despedir el año. En las mesas zulianas este fruto ha sido un símbolo a la hora del cañonazo.
Nubia González, con una familia de siete integrantes, señaló que a pesar de que en años anteriores estas eran parte de su mesa, ahora  no lo serán.

“Anteriormente, compraba las uvas para que cada quien en mi familia comiera las 12 y pidiera sus deseos. Este año no he querido ni averiguar los precios por lo costosas que me imagino que deber de estar”, describió  y sentenció: “Sencillamente ya no las tendremos”.

Y es que este fruto tiene precios que pueden ir desde los 3.500 bolívares el kilogramo (nacional) hasta 15.000 bolívares, si se trata del importado.

Los vendedores apuntan que se ha notado cómo durante la temporada bajaron las ventas, precisamente por los costos. “Para esta semana ya venía la gente a comprar sus uvas y manzanas, pero esta vez no ha sido así.

También los proveedores nos las están colocando a un precio muy elevado”, explicó Mariángel Bustos, desde un puesto de frutas cerca del mercado Santa Rosalía.

Ante la dificultad de cumplir con esta cábala de fin de año, algunos marabinos optan por “confiar plenamente en Dios” sin necesidad de recurrir a rituales.

“Antes comprábamos uvas, pero esta vez por los costos no lo haré, también porque hay otras prioridades. Sencillamente confiaremos el 2017 en la providencia de Dios”, indicó Audy Figueroa.

Personas como Armando Castillo, de 67 años, descartan llevarla a cabo porque a su juicio es “algo superfluo, lo importante es la familia”.

Otras alternativas con las que cuentan los zulianos para colocar en la mesa son las mandarinas, signo de prosperidad, y cuyo precio no sobrepasa los mil bolívares.

Las lentejas también representan  buen augurio para de año nuevo. No obstante, su valor asciende a los 3.500 bolívares, el medio kilo.

Edixon Vega, residente de Ciudad de la Faría, aseveró que el contaba con otra tradición que no requería ni de uvas ni lentejas. “Cada año para atraer la prosperidad lo que hago es colocarme un billete de más alta denominación en la mano, en este caso de 100 bolívares”, apuntó y reflexionó en son de broma: “Aunque este año espero tener el de Bs. 500, que  aún no he visto.”

Las prendas amarillas que usualmente se usan también tuvieron un alza en precios y se ubicaron: un bóxer en Bs. 5000, una  prenda íntima  de dama en Bs. 3.500 y un brasier en Bs. 6.000.

Por lo tanto, rituales como pasear una maleta por la calle, subir y bajar una silla 12 veces, limpiar la casa,  son evaluados como opción principal, pues no ameritan comprar nada.

“Para el año que viene quiero casarme y lo que voy hacer es subir y bajarme varias veces de una silla para ver si lo consigo”, reveló Bernabé Chirinos, quien agregó: “Ya probé una vez con lo de la maleta, pero no me dio mucho resultado”.

Pues bien, mientras la hora del cañonazo llega y las familias se reúnen, el mismo verso se repite: “Faltan cinco pa’ las 12 el año va a terminar” y los zulianos les sueltan las riendas a la creatividad para cumplir con un ritual que atraiga prosperidad y amor para el 2017.

 

Las tradiciones para despedir el año se tambalean frente a la crisis económica del país. Usar una prenda íntima color amarillo o estrenar ropa, quedaron en el pasado para los marabinos. En el casco central de la ciudad los buhoneros repiten sin cesar: «las ventas están muy malas».

Orlando Quiñónez, buhonero del Paseo Ciencias desde hace más de una década, dijo que las ventas de las prendas amarillas han bajado un 80 por ciento. «En años anteriores ya para esta época no me quedaba nada, pero este año ha sido duro».

La creencia popular es que la lencería amarilla traerá prosperidad para el año venidero. Roxana Argüelles, compradora, dijo que por más que lo desee su capacidad económica no le alcanza para cumplir con la tradición esta Navidad.

El comercio informal vende en tres mil 500 bolívares los sostenes y dos mil 500 las pantaletas. Sin embargo, hay quienes se las ingenian y venden el combo: cachetero, hilo y sostén amarillo en seis mil bolívares. Claudio Morales contó que «las mujeres de la casa» se quedaron sin prendas amarillas este año y menos pensar en las 12 uvas, las arvejas o los estrenos. «Ni mis hijas ni mi esposa se pondrán nada amarillo», confesó el vendedor mata ratas confesando que él también se ponía ropa interior del mismo color.

Para los ciudadanos, lo más importante será la lista de deseos, en la que la mayoría concuerdan en pedir que la situación en Venezuela mejore.

Otras tradiciones

Sugey Fuenmayor, vendedora de frutas, comentó que la lechosa verde, la piña y la mandarina son las frutas que está llevando la gente a sus casas. «Las uvas están muy caras, por eso la gente opta por otras frutas que dan prosperidad y para el dulce».

Alí Adarfio, dueño de la casa astrológica del casco central, comentó que los marabinos llegan a su tienda buscando «baños para la casa» que traigan la tan anhelada prosperidad. Incienso, estoraque, sahumerio y un velón naranja sirven para limpiar la casa, mientras que las esencias de prosperidad, dinero y amor siguen siendo las más vendidas, aunque las ventas de estos rubros bajó 30 por ciento en este 2016.



En :Noticias Nacionales,Última Hora

Temas relacionados:


¡Así se vive en el mundo la llegada del 2016! FOTOS

Baja afluencia de compradores en el centro de Maracaibo en fin de año

Prepara un exquisito ponche de huevo para fin de año

¿Por qué el año acaba el 31 de diciembre?

Así recibió el mundo el nuevo año 2013