Tres desayunos buenos, nutritivos y que se hacen en 5 minutos

Que el desayuno es la comida más importante del día todos lo sabemos, y es que nos pone a funcionar desde que nos levantamos y es la encargada de conseguir que el metabolismo se active. Por ello es necesario que no lo excluyamos  incluso en los momentos en los que tengamos más prisa. Pero a veces es imposible dedicar el tiempo que es necesario para desayunar de forma correcta, por ello vamos a ofrecer algunos ejemplos de desayunos rápidos pero llenos de nutrientes.
Habitualmente lo que hacemos cuando no tenemos tiempo para desayunar es dedicar un tiempo a media mañana para comer algo. Este acto no es igual de efectivo que desayunar bien, ya que al levantarnos necesitamos nutrientes y energía después de un montón de horas sin comer nada. Junto a esto es necesario activar el metabolismo para comenzar a hacerlo funcionar de buena mañana.
A pesar de no tener tiempo para desayunar debemos dedicar un poco de tiempo para comer algo rápido que nos aporte energía. La fórmula para lograr esto es ingerir hidratos de carbono complejos que obtendremos en los cereales integrales, que son los que nos ayudarán a tener energía a lo largo de toda la mañana. Por ello vamos a ver algunos platos que podemos preparar rápidamente y comer como desayuno de manera habitual e incluso llevar para ingerir por el camino.
Batido de avena
En primer lugar os recomendamos hacer un batido de avena con un yogurt, que se puede saborizar con fruta como naranja, dos fresas o simplemente piña esto se obtiene mezclando con  unas cucharadas  de avena. Lo batimos todo y obtendremos un batido nutritivo que ingeriremos rápido y que nos ayudará a tener energía.
Tortilla exprés
Como segunda opción podemos hacer un revuelto de huevo al microondas o tortilla exprés. Para ello batiremos un par de huevos y los pondremos en una taza junto a una rebanada  de pechuga de pollo y algunos trozos de queso bajo en calorías. Lo mezclamos todo y lo colocamos en el microondas durante un par de minutos hasta obtener una especie de tortilla que comeremos en un momento.
La infalible  taza de cereales…
Una taza de cereales es una buena solución, para ello mezclaremos cereales ricos en fibra con unas cucharadas de avena  y algunos frutos secos o frutas deshidratadas. Mezclaremos todos los ingredientes el día antes y lo desayunaremos mezclándolo con leche en un recipiente que podemos incluso llevar para beber por el camino.
Como vemos no es tan difícil desayunar bien y rápido, y es que simplemente es saber organizarnos y tener en cuenta la importancia de tomar algo nutritivo al comienzo del día para así funcionar bien toda la jornada.


Croque monsieur

Arepas a la plancha rellenas con queso de mano y mojito de cilantro

Huevos al plato con jamón y queso

Torticas de arroz

Papas rellenas con huevo y tocino