COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

¡ESCÁNDALO! Trifulca en PDVSA por burla con cestas navideñas (+FOTOS)


Momentos difíciles se vivieron en el muelle Tía Juana de PDVSA en la Costa Oriental del Lago, cuando se originó una trifulca por parte de un grupo de trabajadores de la Gerencia Distrito Lago, quienes se sintieron burlados por la supuesta entrega de cestas navideñas.

Todo esto ocurrió el pasado 23 de diciembre cuando 2.700 trabajadores pertenecientes a la Gerencia Distrito Lago, antes Operaciones Acuáticas, que laboran en el muelle Tía Juana, fueron convocados desde tempranas horas para la entrega de una cesta navideña que consistía en un pernil, jamón planchado, queso amarillo y otros productos de gran uso en esta época.

Esas cestas navideñas ya habían sido entregadas en los restantes muelles de PDVSA y habían dejado para la víspera del día de Navidad al muelle más importante de todo el estado, pero al final la espera fue muy larga y los resultados no fueron nada positivos.

La motivación

A raíz de la liquidación de PDVSA Operaciones Acuáticas se crea la Gerencia Distrito Lago, adscrita a PDVSA Servicios. Se trató sólo de un cambio de denominación, porque la nueva dependencia maneja todas las labores de la extinta Operaciones Acuáticas y además arrastra los vicios creados en su administración.

Varios fueron los gerentes que pasaron a manejar la Gerencia Distrito Lago, antes Operaciones Acuáticas, sin mucho éxito por el desastre que encontraban y que muchas veces hemos denunciado en Verdades y Rumores.

Los últimos colocados en el área se encontraron que no había ninguna oportunidad de operar con dólares y ante sus necesidades idearon la compra de 22 mil cestas navideñas sólo para los trabajadores de la Gerencia Distrito Lago, con el fin de manejar una buena cantidad en bolívares.

Para tales fines contrataron a unas cooperativas a las que, por la fecha en la cual fueron notificadas, les fue muy difícil encontrar la gran cantidad de productos navideños, pero sobre todo tuvieron dificultades para la adquisición de los perniles. La única opción fue comprarlos a Abastos Bicentenario, pero a “precio justo” y eso no dejaba margen de maniobra para los responsables en PDVSA.

Los perniles comprados eran de gran tamaño porque en su mayoría estaban en los 17-20 kilos de peso. Los trabajadores del resto de los muelles de PDVSA en el Zulia se beneficiaron de esos productos, pero cuando tocó Tía Juana fue cuando se generaron los problemas.

Los hechos

Los 2.700 trabajadores de la Gerencia Distrito Lago, antes Operaciones Acuáticas, muelle Tía Juana fueron citados el miércoles 23 de diciembre desde las 9AM a la sede de COAL. La espera fue larga, muy larga. Los formaron en filas a pleno sol. No los dejaban moverse del sitio.

Mientras el sol y el cansancio ya afectaban a los presentes, no terminaban de llegar los “kit navideños”. Recibían distintas versiones sobre el retraso. La concentración de personas era muy grande.

Durante la tediosa jornada sólo les informaban que las cavas con los productos estaban en camino. Comenzaron a correr las versiones sobre el retraso. Aunque todo el retardo era la consecuencia que los responsables de la actividad decidieron hacer una maniobra para no entregar 1.650 perniles, como luego verificó el personal de PCP de PDVSA.

Se rumoreaba que de los 2.700 enormes perniles, 1.050 fueron llevados a varias carnicerías con el fin de cortarlos y de una pierna de cerdo sacar por lo menos cuatro perniles pequeños.

Esa información llegó a los trabajadores quienes ya sabían el peso aproximado de cada pierna de cerdo que habían entregado en otros muelles y cuando vieron los primeros perniles entregados en Tía Juana comenzaron a protestar.

Las bolas de queso amarillo tampoco llegaron. Los jamones planchados eran pequeños y del resto de los productos llegaron muy pocos y no alcanzarían para todos.

Las cosas se salieron de lo normal. Se generaron saqueos a una cava. El resto de los camiones se fueron rápidamente del sitio. La molestia del colectivo por la burla fue de tal magnitud que generaron destrozos en las oficinas a las cuales ingresaron a la fuerza.

Los responsables del problema ante la reacción de los trabajadores decidieron irse. Al final de la jornada los culpables quedaron al descubierto y PCP reveló el objetivo de los responsables: negociar 1.650 perniles de los 2.700 que originalmente iban a ser entregados al personal y por eso pagaron para cortar 1.050 piernas de cerdo y convertirlos en pedazos de pernil.

La antigua PDVSA

Trabajadores con muchos años de servicio revelaron que en la antigua PDVSA se entregaba una cesta navideña a cada trabajador, pero con mucho orden y respeto. No había irregularidad alguna, ni largas esperas, porque cada empleado recibía un ticket y acudía a una empresa a retirar su beneficio navideño.

En la nueva PDVSA eliminaron cualquier tipo de obsequio navideño para el personal. Por eso llamó mucho la atención esta operación de cestas navideñas exclusiva de la Gerencia Distrito Lago, porque en las otras gerencias no se hizo nada similar.

Por ahí surgieron las sospechas que luego se confirmaron.

Vea las fotos de lo ocurrido (Cortesía de patriotas cooperantes)

Pernil-2-300x184

Pernil-4-300x300

Pernil-3-300x300

Pernil-6-252x300

Pernil-7-242x300

fuente.verdadesyrumores



En :Noticias Nacionales,Última Hora

Temas relacionados: