Venezuela introduce vacuna contra leishmaniasis en Latinoamérica

vacuna       Caracas, AVN- El científico venezolano, Jacinto Convit, reconocido mundialmente por haber descubierto la cura contra la lepra y la leishmaniasis, dio a conocer que Venezuela ha dado un paso importante con la introducción, en la actualidad, de la vacuna contra la leishmaniasis en el noroeste de Argentina y América Central.

“La integración no es fácil, porque hay un factor puntual que es la producción”, explicó Convit, quien agregó que el costo de los medicamentos utilizados para las vacunas es extremadamente alto. Así lo expresó al referirse a la integración latinoamericana en el tema de los adelantos científicos.

El avance, según boletín informativo publicado por el Fonacit, tuvo sus inicios a partir de la intermediación del Gobierno cuando el coronel Carlos Rotondaro ejercía como ministro de la Salud e impulsó el desarrollo de la Inmunoterapia contra la leishmaniasis en Salta, región ubicada al noroeste de Argentina, e igualmente en América Central.

“Este aporte es una manera de enseñar la experiencia que tiene Venezuela, de más de 15 años, en la utilización de esta vacuna, la cual ha permitido al Gobierno ahorrar más de dos millones de dólares anuales”, precisó Convit, actualmente director del Instituto de Biomedicina de Caracas.

La vacuna es muy barata y no produce efectos secundarios, a diferencia de los medicamentos que se usan para su tratamiento farmacológico, que son extremadamente costosos”, calificando la vacuna como una gran ventaja para Venezuela.

Vislumbró que, “si nuestra experiencia en América Central tiene éxito, significaría una prueba piloto aplicable en otros pueblos necesitados”, al tiempo que permitiría utilizar los productos en desarrollo científico para esta labor humanitaria, manifestó el científico nominado al Premio Nobel de Medicina en 1988.

La Poliquioterapia fue el tratamiento definitivo para eliminar la lepra como problema de salud pública en Venezuela, consistía en el DDS, la Clofacinina y la Rifampicina. Estos tres medicamentos se comenzaron a aplicar hace dieciocho años con resultados positivos en todo el país.

En 1946 había 18 casos de lepra por cada 10 mil habitantes. A consecuencia del tratamiento establecido para 1998, se había reducido la tasa a 0.6 casos por cada 10 mil habitantes, pero el número de pacientes nuevos diagnosticado permaneció igual o levemente superior.

En :Última Hora

El legado humanista del Dr. Jacinto Convit

Biografía del Dr. Jacinto Convit, a tres años de su partida

Sociedad Anticancerosa de Venezuela rechaza críticas a Convit

Sociedad Nacional de Oncología se pronuncia sobre autovacuna de Jacinto Convit