Vicepresidente colombiano, Francisco Santos, celebró una condena de un comité de la ONU a grupos rebeldes del país andino por el reclutamiento de niños.


MILITARES      El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, celebró hoy una condena de un comité de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a grupos rebeldes del país andino por el reclutamiento de niños.

El Comité sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU incluyó esa condena en un informe rendido hoy en Ginebra en el que extendió la misma reprobación a otras prácticas violentas como el uso de minas antipersonales.

“La ONU y otros organismos internacionales saben que esa no es la única práctica inhumana que utilizan los grupos armados al margen de la ley en Colombia”, dijo Santos.

El alto cargo aludió a organizaciones rebeldes de su país como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN), principalmente.

Santos instó a que la ONU “y otros organismos internacionales, como la Corte Penal Internacional (CPI), empiecen a hacer llamamientos a los terroristas que están sembrando de minas el futuro de Colombia para que ellos paguen por el daño que han hecho”.

El vicepresidente colombiano así lo señaló al dar inicio este martes a una nueva etapa de operaciones de desminado humanitario en zona rural del municipio de San Carlos (departamento de Antioquia, noroeste), uno de los más afectados por los grupos armados, actualmente pacificado.

Santos destacó cómo San Carlos tenía alrededor de 30.000 habitantes y entre 1998 y 2002 más de 14.000 personas abandonaron el municipio debido al conflicto armado.

“Gracias a la política de Seguridad Democrática (eje central de la gestión contra la violencia del actual Gobierno de Álvaro Uribe), que devolvió el orden y la autoridad a toda esta región, más de siete mil personas han retornado (a San Carlos)”, destacó Santos.

La labor de desminado facilitará el retorno y garantizará el derecho a la libre movilidad a familias campesinas de la región, indicó el alto cargo.

En el primer trimestre de este año el desminado benefició a más de 400 campesinos de varias zonas rurales de San Carlos y en este proceso “fueron despejados un total de 49.970 metros cuadrados y se destruyeron 35 artefactos explosivos improvisados y dos municiones abandonadas sin explotar”, señaló la Vicepresidencia colombiana.

Actualmente, las comunidades beneficiadas llevan a cabo proyectos agropecuarios productivos con la colaboración de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Vía EFE




Categoria(s) del contenido: Noticias Internacionales


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Francisco Santos, vicepresidente colombiano, duda sobre futuro de la Unasur con Kirchner.


Francisco Santos, resaltó hoy que la fortaleza de la democracia colombiana “que está en vigor y ganando en el proceso electoral”.


Sigue leyendo los temas más populares: