COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Virginia Mares, asegura que los alimentos no estaban descompuestos sino vencidos


VIRGINIA      La presidenta de Pdval, Virginia Mares, asegura que las más de 26.000 toneladas de alimentos varados en Puerto Cabello no la tomaron por sorpresa. No podían hacer nada, dice.

-¿Cómo dejaron pudrir tanta comida?

-Cuando todo el mundo ve esos contenedores dice: ¡Qué pecado!”. Se nos escapó de las manos pero fue una circunstancia en que se trajo tanta cantidad de alimentos para enfrentar a los lacayos que jugaron con el hambre del pueblo.

Recuerden que Pdval nació en 2008 como respuesta al paro de la leche. Importamos 761.000 toneladas de alimentos, que incluso tuvieron que llegar a otros puertos mientras se drenaba el de Puerto Cabello.

-¿Ustedes eran conscientes de lo que estaba pasando?

-No es ningún descubrimiento como lo quieren pintar los medios y decir que teníamos eso olvidado. Estábamos arropados de contenedores porque llegaron al mismo tiempo.

-¿Para qué nacionalizaron los puertos entonces?

-Tenemos que volver a recordar que los puertos estaban en manos privadas en ese momento. Mientras más tiempo tengas un contenedor en un patio, más ganan los privados.

-¿Cuánto tiempo permanecieron esas 26.350 toneladas varadas en puerto?

-Hubo contenedores desde el año 2008, otros en 2009 y no muchos que llegaron en 2010.

-¿Por qué no informaron antes toda esta situación?

-Eso se sabía, de hecho el año pasado nos metieron el dedo en el ojo por esos contenedores; nunca lo negamos.

-¿Y por qué no repartieron esa comida?

-Cuando se presenta esta situación, empezamos a sacar esa cantidad de contenedores. Eran más de 30.440 que llegaron entre 2008 y principios de 2009. Son 761.000 toneladas de alimentos que colapsaron los puertos.

-¿Pero no podían ir vendiendo la comida?

-Nosotros no podíamos sacar esos contenedores a una venta de privados. Habíamos vendido unas toneladas para consumo animal a una procesadora y descubrimos que la leche estaba saliendo para Colombia. Todos los privados, como siempre, estaban detrás de ese alimento y yo decía: ¿qué pasa con esta gente? Era un negocio para ellos; ¡cómo nos ha marcado este bendito capitalismo!

-¿Por qué no se lo dieron a la gente?

-¿Cómo le vas a dar al pueblo un saco de leche vencido? Si tú no estás allí con un cuerpo de sanidad, arreglándola, metiéndola en una bolsita. La gente te hace cualquier cosa por el interés de vender.

-Si tuvieran que hacer una autocrítica, ¿volverían a hacer lo mismo?

-Eso nos lo pregunta todo el mundo: ¿ustedes van a volver a comprar tanto así? Nosotros les decimos que esperamos y tenemos fe en Dios de que no se repitan las condiciones críticas de 2007 y 2008, cuando los privados jugaron con el hambre del pueblo.

-¿Qué van a hacer con esa comida podrida?

-Esos alimentos no están descompuestos ni “piches”, como ha querido decir la prensa.

-Y si la comida no está descompuesta, ¿cómo está?

-Está vencida, la fecha de vencimiento no es la de ahorita y por tanto tiene que pasar a un “reproceso”, pero no está dañada, podrida ni llena de culebras. Nada de eso, y se están haciendo los análisis del caso.

-¿Y los venezolanos vamos a tener que comer esa leche y ese arroz?

-Es un producto no conforme, que no puede llegar a un anaquel. La leche que está vencida pasará a ser queso o yogur, después de pasar los análisis microbiológicos.

¿Qué garantías hay para consumir estos productos?

-Por supuesto que son productos de alta calidad, yo quisiera que alguien me diga si un pollo de Pdval lo intoxicó o si una leche le produjo diarrea. Cuando un alimento está descompuesto lo llevamos automáticamente a incinerar; seríamos incapaces de ofrecerlos, sería un pecado del Gobierno y de mi parte.

-Esto parece un negocio.

-De verdad que no podemos decir algo así; podemos afirmar que fue una gran cantidad de alimentos que llegó en un mismo momento. ¿Que hay que hacer los correctivos? Es verdad.

-Pdval tuvo que pagar alquileres de 100 dólares diarios por cada contenedor.

-Claro, todo lo que dicen es cierto. Tuvimos que hacer esto porque no podías sacar esa cantidad de alimentos.

-Hay sólo tres personas señaladas. ¿Serán los nuevos chinos de Recadi?

-Es que puede haber hasta intermediarios privados, nosotros no somos los investigadores. Déjenme aquí tranquilita que también voy a ser entrevistada y todos tendremos que declarar.

-¿Por qué será que la culpa siempre está en el sector privado?

-Los que están imputados no son del sector privado sino de Pdvsa; lo que estoy diciendo es que así como ellos puede haber más.

-Fedecámaras dijo que esto no les pasa a ellos.

-Sólo en 2009 se dañaron 60 toneladas de pollo en Makro, las tiraron a un vertedero y tuvimos que intervenir porque la gente lo lavaba y lo llevaba a las polleras. La gente no saca cuentas ni publica esas fotos

-¿Será que Pdvsa no puede con todo ni está preparada para importar comida?

-A lo mejor dirán que no éramos los más adecuados, pero cuando a nosotros y al ministro Rafael Ramírez le encomiendan esta tarea, él escoge su mejor gente y esa gente se valió de otros especialistas.

-¿Qué tal que haya quienes hablen de “Pudreval”?

¿Le están diciendo eso? Es una lástima, y hay un chiste maracucho que pregunta: “¿De qué container venís que estáis podrida de buena?”. Así es el venezolano, de una cosa lamentable te saca una gracia. Nosotros lo que tenemos es que enfrentar esto con responsabilidad e intensificar nuestro trabajo para seguir garantizando los productos.

El Universal



En :Gobierno

Temas relacionados:


Los alimentos descompuestos se mantienen bajo custodia en almacenadoras de Puerto Cabello

Trabajadores de Friosa denunciaron que la carne, pescado y alimentos en general están en estado de descomposición

MUD: Hay que analizar este caso (alimentos descompuestos) y sobre todo lo que significa en la perspectiva de la alimentación y la economía agrícola de los venezolanos”.

Leopoldo López denunció ante la ONU el caso de los alimentos descompuestos.

Hallaron 250 toneladas de leche y azúcar podrida en Yaracuy