Turismo Extremo: Las playas paradisíacas más peligrosas del mundo, PARTE I

Poner un aeropuerto pegado a la playa, nunca fue buena idea pero en la isla del Caribe de St. Maarten no queda otra. Su reducido tamaño hace que cada avión que llega, ponga en peligro a los bañistas, incluso llegando a causar la muerte a alguno, al lanzarlo contra los muros de la zona.Poner un aeropuerto pegado a la playa, nunca fue buena idea pero en la isla del Caribe de St. Maarten no queda otra. Su reducido tamaño hace que cada avión que llega, ponga en peligro a los bañistas, incluso llegando a causar la muerte a alguno, al lanzarlo contra los muros de la zona.

Turismo Extremo: Las playas paradisíacas más peligrosas del mundo, PARTE I

Poner un aeropuerto pegado a la playa, nunca fue buena idea pero en la isla del Caribe de St. Maarten no queda otra. Su reducido tamaño hace que cada avión que llega, ponga en peligro a los bañistas, incluso llegando a causar la muerte a alguno, al lanzarlo contra los muros de la zona.

Isla de Maho: Poner un aeropuerto pegado a la playa, nunca fue buena idea pero en la isla del Caribe de St. Maarten no queda otra. Su reducido tamaño hace que cada avión que llega, ponga en peligro a los bañistas, incluso llegando a causar la muerte a alguno, al lanzarlo contra los muros de la zona.

[the_ad id=”217728″]


 Atolón Islas Bikini A mediados del siglo XX, las Islas Marshall era el paraíso en La Tierra. 36 islas espectaculares, a las que todo el que podía, sobre todo gente adinerada, se escapaban. Hoy en día, las 36 ínsulas están desiertas y condenadas. El motivo no es otro que Estados Unidos y su cuestionable idea de probar su arsenal nuclear en la zona. El Atolón de las Islas Bikini pasó de paraíso a infierno en días. Hasta tal nivel llega la infamia de la Administración USA, que las bombas lanzadas eran mil veces más potentes que las que dejaron caer en Hiroshima. Es más, algunas yacen en el fondo del mar, junto a los más de 70 barcos que hundieron durante las pruebas. Además, las bombas siguen emanando radiación letal.


Atolón Islas Bikini
A mediados del siglo XX, las Islas Marshall era el paraíso en La Tierra. 36 islas espectaculares, a las que todo el que podía, sobre todo gente adinerada, se escapaban. Hoy en día, las 36 ínsulas están desiertas y condenadas. El motivo no es otro que Estados Unidos y su cuestionable idea de probar su arsenal nuclear en la zona.
El Atolón de las Islas Bikini pasó de paraíso a infierno en días. Hasta tal nivel llega la infamia de la Administración USA, que las bombas lanzadas eran mil veces más potentes que las que dejaron caer en Hiroshima. Es más, algunas yacen en el fondo del mar, junto a los más de 70 barcos que hundieron durante las pruebas. Además, las bombas siguen emanando radiación letal.

[the_ad id=”234029″]


 Cable Beach Y nos vamos de nuevo a Australia. Y hacemos parada en Cable Beach, una playa que parece sacada de un catálogo de viajes. No puede ser más perfecta en. Agua que parece insuflar vida y una arena fina y blanca tocada por dioses. Un paraíso en el que pasar, como te descuides, tus últimos días. ¿El problema? Uno bastante grande: los cocodrilos de agua salada. Eso sí, las autoridades australianas no se andan con milongas y mantienen cerrada la playa durante gran parte del año. De hecho, no ha habido que lamentar muertes. De momento.


Cable Beach
Y nos vamos de nuevo a Australia. Y hacemos parada en Cable Beach, una playa que parece sacada de un catálogo de viajes. No puede ser más perfecta en. Agua que parece insuflar vida y una arena fina y blanca tocada por dioses. Un paraíso en el que pasar, como te descuides, tus últimos días.
¿El problema? Uno bastante grande: los cocodrilos de agua salada. Eso sí, las autoridades australianas no se andan con milongas y mantienen cerrada la playa durante gran parte del año. De hecho, no ha habido que lamentar muertes. De momento.

[the_ad id=”234029″]


 Playa de Chowpatty Hablar de una playa en Bombay (India) ya da una pista de lo que vamos encontrar. Aguas contaminadas, pues los desagües de la ciudad van directos al mar. Esto en una ciudad de más de 18 millones de personas, es un poco asqueroso. Es más, está prohibido bañarse, por salud. Y a pesar de ello, no son pocos los indios que se tiran a la infecta agua de la Playa de Chowpatty en días de celebración. Muchos no salen.


Playa de Chowpatty
Hablar de una playa en Bombay (India) ya da una pista de lo que vamos encontrar. Aguas contaminadas, pues los desagües de la ciudad van directos al mar. Esto en una ciudad de más de 18 millones de personas, es un poco asqueroso. Es más, está prohibido bañarse, por salud. Y a pesar de ello, no son pocos los indios que se tiran a la infecta agua de la Playa de Chowpatty en días de celebración. Muchos no salen.

[the_ad id=”234029″]


 Fraser Island Digamos que ir a Fraser Island es más peligroso que grabar un Especial Callejeros en las 3.000 Viviendas. Para quien no la conozca, Fraser Island es la isla de arena más grande del mundo. Situada en Australia, su lista de peligros es amplia y curiosa. Empezando por el agua, infestada de tiburones y medusas letales, a los que se suman las fuertes corrientes que año tras año se llevan a algún insentado bañista. Una vez fuera, en la arena, el problema tiene un nombre: dingos. Estos perros salvajes están en peligro de extinción, por lo que no les puedes hacer nada. Ellos a ti sí. Avisado estás. No termina ahí la cosa. A los dingos se suman las serpientes y las arañas que usan la arena para camuflarse y atacar a sus víctimas con tranquilidad.


Fraser Island
Digamos que ir a Fraser Island es más peligroso que grabar un Especial Callejeros en las 3.000 Viviendas. Para quien no la conozca, Fraser Island es la isla de arena más grande del mundo. Situada en Australia, su lista de peligros es amplia y curiosa. Empezando por el agua, infestada de tiburones y medusas letales, a los que se suman las fuertes corrientes que año tras año se llevan a algún insentado bañista.
Una vez fuera, en la arena, el problema tiene un nombre: dingos. Estos perros salvajes están en peligro de extinción, por lo que no les puedes hacer nada. Ellos a ti sí. Avisado estás. No termina ahí la cosa. A los dingos se suman las serpientes y las arañas que usan la arena para camuflarse y atacar a sus víctimas con tranquilidad.

¿QUIERES VER MÁS? CLICK AQUÍ

Loading...
Turismo Extremo: Las playas paradisíacas más peligrosas del mundo, PARTE I ha sido Publicado en la(s) categoría(s):
Última Hora,Viajes y Turismo


Sigue leyendo con estos contenidos relacionados: