Diferente color, MISMO VIERNES (Especial NAD)


viernes-vs-copy      Hoy se cumplen 27 años de aquel 18 de febrero de 1983, un día que aunque no se encuentre remarcado en ningún almanaque de nuestra nación, ciertamente cambiaría radicalmente la historia contemporánea de Venezuela. En este día, el pueblo venezolano guarda luto por la llamada “bonanza” y recuerda con cierta amargura aquel “Viernes Negro”.

 Luego de que el Banco Central de Venezuela se declarará insolvente durante el ultimo año de gobierno del periodo de Luís Herrera Campins, también conocido como “el presidente toronto”, La Moneda venezolana, empezaría una caída en picada sin marcha atrás, jamás registrada en la historia, depreciación que hasta el día de hoy, afecta profundamente cada aspecto de la vida en nuestra tierra.

El ciudadano no entendía como es que el jueves tenían un dólar a 4,30 y el viernes estaba en un impensable 7,50 Bs. por dólar, en ese momento fue el detonador de una las crisis que vería uno de sus picos más argüidos el 27 y 28 de febrero de 1989 en lo que fue conocido como “El Caracazo”, luego del fracaso del “Paquete de medidas económicas” implementadas por Carlos Andrés Pérez.

Pero el Viernes Negro no llegó de la nada; César Contreras Altuve, periodista de Ultimas Noticias; explica en una publicación hecha en el año 2007, cuales fueron los eventos que antecedieron al infame día. “Entre enero de 1964 y el 18 de febrero de 1983, Venezuela tuvo un régimen de tipo de cambio fijo con absoluta libertad cambiaria. El gobierno de Carlos Andrés Pérez incrementó el gasto público y recurrió al endeudamiento externo masivo. El año 1978 cierra con un déficit igual al 15% del Producto Interno Bruto (PIB). Herrera Campins inicia su gobierno en 1979 y establece un programa de liberación de precios, reducción del gasto público y mantenimiento del tipo de cambio (Bs. 4,30/$).”

A pesar de la iniciativa de Campins por mantener el dólar en 4,30Bs. la situación empero, “Creció el gasto y la inflación registró dos dígitos por primera vez en la historia económica de Venezuela, pues pasa de 7,2% en 1978 a 20,4% en 1979. Hay fuerte disminución de la inversión privada, las salidas de capital se acentuaron. En 1982 caen los precios del petróleo lo que aumento las expectativas de devaluación. El BCV tomó medidas para fortalecer las reservas internacionales, pero a fines de 1982 los desequilibrios acumulados eran de tal magnitud que nada pudo contener la fuga de capitales.

Toda esta “serie de hechos desafortunados” desencadeno en la devaluación astronómica del Viernes Negro, lo que obligo al gobierno de Campins a crear el control de cambio. Desde 1983 hasta 1989 funciono la oficina de Régimen de Cambio Diferencial (RECADI), que durante su vigencia contó con un presupuesto de $28,3 millardos, pero dio autorizaciones de divisas por $43,5 millardos. Especialistas señalan que malversó alrededor de $60 millardos.

Del Negro al Rojo

 

Muchas cosas han cambiado desde ese 18 de febrero; hace 11 años que Venezuela se embarcó en una aventura política, económica y social conocida por algunos como la “revolución roja rojita” marcado por el acentuado discurso populista del Teniente Coronel y Presidente de la Republica, Hugo Chávez Frías.

dolares-320x240    Pero el discurso del presidente se vio nuevamente empañado cunado el pasado 8 de enero del año en transcurso, el mandatario hizo un anuncio de trascendencia nacional, que a pesar de su importancia no fue transmitido en cadena.

Nuevamente el debilitado Bolívar sufriría una depreciación de más del 50%, conmocionando a la sociedad venezolana. De un cambio regulado de 2,15Bs. se pasaría a un cambio de 4,30Bs. casi como un “deja vu” de aquel día de febrero del 83 en lo que ahora fue llamado por los medios como el “Viernes Rojo”.

Desde el primer Viernes Negro, Venezuela ha sido un experimento cambiario, con cambios duales, múltiples tasas, bandas de flotación, maxidevaluaciones eventuales, minidevaluaciones sucesivas, intervenciones del Banco Central, un Régimen de Cambios Diferenciales (RECADI) en aquella época y la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) en este periodo.

La dura realidad que comprobó el gobierno de Hugo Chávez por las malas, es que no existe discurso populista, ayuda social, ni reforma monetaria ilusoria, que a largo plazo pueda mitigar las ciencias económicas más básicas.

Mítico 4,30

Como un espejismo retrospectivo del dólar a 4,30Bs. de los tiempos del “’Ta barato, dame dos”  el dólar se alza a ese numero casi cabalístico para la economía venezolana, sin embargo, eso es tan sólo una ilusión óptica, un truco de magia numérico.

Aunque ha simple vista tengamos la misma tasa de cambio del 83, es bueno recordar que el 1ero de enero de 2008, entro en vigencia una reconversión monetaria que afecto el signo monetario quitándole tres ceros es decir, los 1.000 bolívares “viejos” se convirtieron en 1 bolívar “fuerte” desde esa fecha.

En este sentido, la tasa cambiaria de hoy en día equivaldría a 4.300 Bs. de los “viejos” en contra del dólar de 4,30 Bs. del 83. No es necesario ser un gran analista económico ni un genio matemático, para hacer unos cálculos básicos de 7mo grado del bachillerato y entender que en tan sólo 27 años la moneda ha sufrido una depreciación de un absurdo y despampanante 100.000%.

Noticia Al Día




Categoria(s) del contenido: Última Hora


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Sigue leyendo los temas más populares: