COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

El zika es el nuevo virus, prima hermana de la chikungunya

foto archivo

Los males no vienen solos y en América Latina menos. Según la Organización Mundial de la Salud,  tenemos las puertas abiertas a enfermedades que no pueden desarrollarse en zonas con altos niveles de salubridad, perfecta disposición de aguas y excelentes servicios públicos. Estas fallas, nos ponen en alerta ante la llegada de una prima hermana de la chikungunya,  la fiebre conocida como zika.

Pese a que los investigadores no se ponen de acuerdo en torno a la fuerza con que ataca al  ser humano, los laboratorios arrojan que ella tiene particular parecido con sus parientes, incluido, el dengue. El gran problema que presenta, a diferencia de sus homólogos, es que arrastra la posibilidad de transmitirse por vía sexual, lo que la convierte en una virosis sumamente poderosa.

De acuerdo con el trabajo de investigación de Didier Musso y colaboradores,  publicado en la revista Emerging Infectious Diseases que elabora el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, en 2012 un paciente en Tahití fue a consulta al encontrar restos de sangre en el fluido seminal que al ser analizado arrojó presencia del zika virus.  En 2008, un norteamericano que llegaba de Senegal mostró igual cuadro. Este sostuvo relaciones con su esposa, que no había viajado, y posteriormente manifestó zika.

Transmitido por el ya conocido mosquito Aedes  Aegipti, este zika no es nada joven. Proviene de África, donde se avistó por primera vez en 1947 en un mono, pero para 1954 ya estaba en humanos.

Inicialmente, se esparció por los países asiáticos, pero logró pasar a Isla de Pascua, en Chile, convirtiéndose en una amenaza real para el continente. Hoy día, el Ministerio de Salud chileno ha tomado fuertes medidas para con los turistas que regresaban de la isla,  aun cuando el principal factor para adquirir este mal es la picadura.

Argentina, por su parte, se puso en alerta máxima dado que “probabilísticamente, están dadas las condiciones para que el zika virus llegue”.

Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del Viajero del hospital argentino Muñiz, cree que “las condiciones están dadas para que se instale, aunque no sepamos cómo y cuándo. Sucede que vivimos en un planeta cada vez más chico, con un movimiento cada vez mayor de personas: Se prevé que para finales de 2015, lleguemos a 1.200 o 1.300 millones cruzando fronteras internacionales, llegando de un lugar a otro del mundo en horas, en tiempos muy inferiores a los de la incubación de una enfermedad infecciosa”. Luego advierte: “Para el caso del zika, vale tomar en cuenta el modelo de la chikungunya, que llegó en 2007 al Caribe y hoy está a las puertas de Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia… suele ser cuestión de tiempo”.  Atenida a eso,  la Organización Panamericana de la Salud emitió un alerta y los respectivos ministerios de salud de la zona han elaborado diferentes comunicados informando de que se trata esta amenaza y la obligatoriedad de notificar a las autoridades los casos sospechosos. Como dato curioso, un estudio efectuado en 2007, en Gabón, tras la epidemia de dengue y chikungunya, demostró que el zika también estaba presente, y así debía ser ya que el responsable de todo es siempre el mismo ´patas blancas’.

La prensa brasileña refiere que zika se detectó en Bahía hace apenas unas semanas donde, de dos casos comprobados, pasó a los más de 500 mencionados, aunque sin confirmación oficial. Esto la convirtió en el punto más afectado de nuestro continente.

Ubicado en el norte brasileño, el virus fue detectado primero como ‘una misteriosa enfermedad’ que para el 29 de abril de este año, dejó de ser tal. Científicos del Instituto de Biología de Bahía, aislaron la cepa y le dieron nombre. Lo interesante, es que según el investigador Gúbio Soares, que suscribió el informe final, es posible que zika haya llegado allá el año pasado en ocasión de la Copa del Mundo de Fútbol, que trajo a gente de todas partes del planeta. Un dolor de cabeza adicional con el que no contaba Dilma Rousseff.

Con este último país afectado, ya un buen puñado de naciones conoce  la enfermedad, pero dependiendo de la forma en que se le ataque, abarcará o no muchísimas más, considerando siempre la posibilidad de transmisión sexual y la proliferación de mosquitos.

En Yap, Micronesia, atacó de un plumazo a más de 6.000 personas, de un total de 6.300 habitantes que posee la isla, y en la Polinesia, un conjunto de unas mil islas  obviamente con mayor población, afectó a finales de 2013 a 55.000 personas . El siguiente paso entonces, es la prevención. 

En Colombia, las autoridades tendieron cerco epidemiológico en las zonas rurales.

En nuestro país, específicamente en  Carabobo, María Auxiliadora Rangel, epidemióloga de la entidad, anunció que el ejecutivo regional a través del Instituto para la Salud (Insalud) activó un cerco ante la alerta registrada en Colombia y Brasil. Esta medida, tendría mayor urgencia en Zulia, un estado fronterizo, sin embargo, las autoridades sanitarias no aportan información al respecto aún cuando fueron consultadas. La funcionaria adscrita a Carabobo, sí manifestó la intención de vigilar los accesos a la región en el puerto y aeropuertos del estado, con la finalidad de hacer un diagnóstico diferencial y dar respuesta ante un posible caso.

Según expertos en la materia, a diferencia de virosis parecidas, esta provoca erupción en la piel con puntos blancos y rojos (que comienza en el rostro y luego pasa al resto del cuerpo), dolor e inflamación en las articulaciones (más leve que en el dengue),  dolor de cabeza, dolor en la parte posterior de los ojos, conjuntivitis y fiebre, que no supera los 39 grados,  sin embargo, no reporta casos fatales. El período de incubación —desde que el mosquito pica hasta que se manifiesta— puede durar entre dos y 13 días y los síntomas clínicos, entre cuatro y siete, y en ocasiones, hasta catorce. En raras ocasiones es asintomática. El paciente puede tener el virus en el cuerpo, con presencia leve.

La forma de enfrentar esta amenaza, es siempre parecida.  A nivel de estados, la Organización Panamericana de la Salud exhorta a los países miembros a ‘implementar estrategias efectivas de comunicación con las comunidades, a fin de erradicar focos o criaderos del mosquito’, lo que debe ir aparejado con la acción casa por casa para eliminar escombros, cualquier acumulación de aguas, humedad, especialmente cuando estamos a las puertas del período de lluvias.

En cuanto al tratamiento para quien padece zika, no existe como tampoco la vacuna. Lo que se puede hacer, señalan especialistas, es reposar y consumir mucha agua.

Para el común de la gente, este nuevo ‘asunto’ representa un dolor de cabeza debido a la escasez de medicamentos, pero los analistas alertan: “La industria farmacéutica es muy poco transparente y con mucha frecuencia da información manipulada. Un buen ejemplo es el caso del oseltamivir (®Tamiflu) del que ante la alarma de la gripe A(H1N1) se realizaron grandes compras en casi todo el mundo y que luego se descubrió que los ensayos clínicos que presentaba la empresa que lo comercializó habían sido convenientemente “maquillados” para mejorar sus resultados, además hay muchos ejemplos de ocultación de los efectos adversos. Por otro lado, con frecuencia se presentan ensayos clínicos en que se utiliza la nueva droga frente a placebo, en lugar de compararla con los otros tratamientos eficaces ya existentes, con lo que se crea una falsa imagen de buenos resultados cuando la realidad es que prácticamente no se modifica el efecto”.

Ante esta realidad, el médico internista Juan García, recomienda no dejarse llevar por comentarios ni rumores, “ante cualquier sospecha acuda a un médico, no se automedique, por último, prevención”. 



En :Salud y Vida Sana

Temas relacionados:


Lanzan invento superbarato que podría lograr controlar el zika

El Zika puede dañar las células madre

Escasez de medicinas deja a Venezuela vulnerable ante el zika