COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Gobierno se puso mosca por la escasez de carne


   La creciente escasez de carne de bovino en las neveras de mercados municipales y supermercados prendió las alarmas en el seno del Gobierno nacional.

El ministro de Alimentación, Carlos Osorio, sostuvo una reunión este miércoles de casi cinco horas con los representantes de los importadores de carne en el país.
En el encuentro, las autoridades ministeriales cuestionaron las razones por las cuales las importaciones que habían sido autorizadas no se han concretado. Por esa razón, Min-Alimentación revisa con lupa el destino de las licencias de importación otorgadas a empresarios privados.
Osorio advirtió que de comprobarse que algunos importadores han cometido fraude con las licencias aprobadas, no les quedará más remedio que proceder a suspender esos permisos, como ha ocurrido en otras oportunidades.
Horas antes de la reunión con el sector privado, el ministro le aseguró a la prensa que el Gobierno ha aprendido a conocer lo que sucede en el mercado internacional de alimentos: «Hacemos un trabajo coordinado para evaluar cada uno de los productos y su estructura de costos. Sabemos los países de origen de las importaciones y cuánto es el precio a que realmente se comercializan».
Sin salida. Voceros del sector importador que asistieron a la reunión en el despacho de Alimentación informaron que en el encuentro no salió humo blanco, pues las autoridades no adelantaron una posible salida. Informan que al ser interrogados sobre el destino de las importaciones autorizadas, respondieron que simplemente no habían podido cumplir, porque los permisos sanitarios estaban vencidos y porque el Banco Central de Venezuela no había otorgado las divisas necesarias para cumplir con los compromisos adquiridos.
Empresarios presentes en la reunión con el ministro de Alimentación dieron a conocer que la oferta de carne en los próximos meses no alcanzará para cubrir la demanda de la población, pues no hay manera inmediata de traer grandes cantidades de carne de bovino al país. 
Los voceros consultados informan que a principios de año las autorizaciones de importaciones de carne solicitadas se concretaban en 70%. Actualmente, esa cifra ha descendido a 13% y 14%.
El precio internacional del ganado en pie y la devaluación de la moneda impactaron en el sector. Los importadores esperan que el Gobierno comprenda las razones económicas expuestas para así trabajar en la recuperación del mercado. 

AHORA VAN CON LA HARINA
Para la próxima semana, el Ministerio de Alimentación convocará a una reunión con el sector de la harina precocida de maíz. En el encuentro pretenden realizar una evaluación de la estructura de costos del producto. 
Carlos Osorio, titular de ese despacho, informó que no convocará a cámaras privadas o cúpulas, sino a los «verdaderos protagonistas» de la producción y comercialización de ese rubro básico en el país.


En :Última Hora

Temas relacionados: