COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Periodista graba atentado en el Bataclan de París


Existe un espeluznante vídeo del horror vivido ayer en París en la sala Bataclan. Daniel Psenny, periodista de “Le Monde”, que vive detrás del lugar y que fue herido cuando ayudaba a los heridos que escapaban de la sala, grabó estas imágenes que hablan por sí solas, reseña el diario ABC de España.

“Yo estaba trabajando en casa. El televisor estaba encendido. Oí un ruido como de petardos y al principio pensé que era en la película. Pero era un ruido muy fuerte, así que abrí la ventana. Yo vivo en el segundo piso, mi apartamento da a la puerta de salida de emergencia del Bataclan”, explica el periodista en un artículo en su periódico.

El vídeo muestra el desconcierto y el terror de las personas que huían de la sala despavoridas, como hay un par de personas que están colgadas de los alféizares de las ventanas de un segundo y tercer piso, las carreras, como personas arrastran por el suelo a otras para sacarlas de ahí… el horror en menos de tres minutos. Las imágenes, avisamos, son muy duras.

El periodista comenzó a filmar “poco antes de las diez de la noche” (21h00 GMT) desde una de las ventanas de su domicilio, en un segundo piso, tras comprender que algo grave estaba ocurriendo y que los ruidos que escuchaba no eran simples petardos, como creyó inicialmente, al igual que muchos vecinos del barrio.

Las imágenes muestran cómo huyen aterrorizadas algunas víctimas, más de una veintena, algunas arrastrando el cuerpo malherido de otras, mientras intentan esconderse y alejarse del lugar al tiempo que suenan disparos en la misma calle. Justo ante esa puerta trasera del Bataclan hay al menos un herido grave que apenas puede moverse y tres personas están suspendidas de las ventanas del segundo y tercer piso de la fachada, en su intento de escapar a la atrocidad del atentado.

“Todo el mundo corría por todas partes”, explica Psenny, que mientras filma pregunta a gritos a la gente visiblemente desesperada “¿qué pasa, qué pasa?”, antes de bajar a la calle a ayudarles. Quizás arrastrando a un hombre herido al interior de su edificio él mismo recibió una bala que le atravesó el brazo izquierdo, “sin duda disparada desde una ventana”, explica Le Monde.



En :Noticias de Europa,Noticias Internacionales,Última Hora

Temas relacionados: