Rreconocimiento facial y otras 3 grandes tendencias en la mayor feria de telefonía celular del mundo en Barcelona


Durante cuatro días la ciudad de  Barcelona,  España, se convierte en la capital mundial de la tecnología.

Por eso, no sorprende que la ciudad esté abarrotada. Expertos quieren enterarse de los nuevos avances que presenta el Mobile World Congress 2017, la mayor feria de telefonía móvil del mundo. Que reúne a más de  2.200 expositores  que esperan la visita de más de 101.000 profesionales del sector que pagan una entrada de 799 euros.

Inteligencia artificial en la vida cotidiana, se ha convertido en la tecnología estrella de la edición de este año. Aunque ya existen asistentes virtuales como Alexa (Amazon), Siri (Apple) o Cortana (Microsoft) en el mercado, la popularidad de los bots, y particularmente de los chatbots -robots capaces de entablar conversaciones con personas- sigue creciendo.

Por otro lado, las cámaras y reconocimiento facial tecnología que servirá, entre otras cosas, para desbloquear los celulares o hacer pagos sin necesidad de introducir contraseñas o usar huellas dactilares.

Los sistemas de reconocimiento del iris, por ejemplo, funcionan a través de las cámaras frontales y de los terminales, cada vez más avanzadas.  Algunos fabricantes como Huawei o LG ya cuentan con sistemas de doble cámara trasera en sus nuevos celulares.

En el caso del nuevo P10, de la marca china, las cámaras son Leica y graban video en 4K.

La implementación de las redes 5G es otro de los temas clave del Mobile World Congress 2017. De hecho, la firma ZTE ha presentado el Gigabit Phone, el primer Smartphone con tecnología 5G y, por tanto, el más rápido del mundo.

Es tan rápido que, según el fabricante, es capaz de alcanzar una velocidad de descarga de hasta 1 gigabit por segundo, diez veces más rápida que la actual LTE. La firma ZTE lleva la delantera.

La internet de las cosas es un concepto relativamente antiguo. Fue acuñado por un investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en 1999 y se refiere a la conexión de internet con objetos cotidianos.

La idea es integrar elementos tradicionalmente analógicos en el mundo digital.  Si los refrigeradores, estantes o botiquines de muchas viviendas estuvieran conectados a internet se podrían controlar tanto las fechas de caducidad como el stock de muchos productos, sin necesidad de verlos físicamente. Si algunos recordamos la comiquita de los Supersónicos, comprenderemos mucho mejor de que se trata el internet de las cosas ya que, en ese dibujo animado nos mostraban como sería el futuro tecnológico para la humanidad.




Categoria(s) del contenido: Tecnología


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Sigue leyendo los temas más populares: