Regulación complicó el surtido de pernil y huevos

Desde el 15 de noviembre entró en vigencia el precio del kilo de pernil a Bs 585,95. Antes de esta normativa, los vendedores de de en Conejeros compraban el pernil a Bs 830 y vendían al consumidor en alrededor de Bs 1000.

La reciente fijación del precio justo al pernil y los cartones de ha creado mayores inconvenientes para consumidores y vendedores de estos rubros.

Estos productos antes de entrar en vigencia los controles de precios se conseguían en el mercado de Conejeros. Jesús González, carnicero del expendio público, señaló que la desaparición del pernil es consecuencia de que el precio oficial no cubre los costos operativos para los productores y distribuidores de la carne de cerdo.

González refirió que antes del precio regulado, contaba con suficientes perniles y la gente lo compraba con tranquilidad. “Ahora el que quiera pernil tienen que hacer su cola”, apuntó.

Luzmaris Salazar, encargada de una carnicería del centro de Porlamar, señaló que su proveedor habitual le informó que no seguirá trabajando con pernil para no tener pérdidas por vender debajo de sus costos.

Huevos

Un efecto similar se evidencia en la comercialización de los huevos de gallina. La venta de este producto a precio regulado genera grandes colas. Raimer Velásquez, un vendedor de Conejeros, señaló que ahora su distribuidor en vez de despacharle el producto a los puestos del mercado, vende los huevos directamente al público desde el camión.

Velásquez refirió que esto se debe a que el distribuidor se ve obligado a vender al comerciante al detal al mismo precio que se oferta al consumidor, es decir Bs 420 el cartón.

“Si antes le sacábamos una miseria de ganancia a cada caja de huevos, ahora con ese precio no se le gana nada”, dijo Velásquez.

El encargado de un comercio en el centro de Porlamar, indicó que han estado recibiendo despachos de huevos una vez a la semana. Añadió que el suministro de éste y otros productos funciona con normalidad para los establecimientos que conforman un sistema de abastecimiento coordinado por las autoridades regionales.

El comerciante, que para no afectar las relaciones con los organismos públicos no quiso dar su nombre, hizo un llamado a la calma a los consumidores porque aseguró que en estos momentos han estado ingresando productos alimenticios. Señaló que la práctica de múltiples compras en un mismo grupo familiar no permiten vender el inventario entre la mayor cantidad de consumidores posibles.

Inflación

El año pasado, el Gobierno vendió el pernil al precio subsidiado de Bs 80/kg. Este año, el Gobierno fijó un precio justo de Bs. 585,95 para la venta de pernil en los comercios privados y en la red pública el corte se vende a un costo subsidiado de Bs. 410, lo que implica un reconocimiento de que la inflación de este rubro en un año ha sido de 412% a 632%.

Fuente: El sol de Margarita

En :Noticias Nacionales,Última Hora