Como quemar calorías con ejercicios desde casa

«Sentimos que se está destruyendo la economía»


6   Los ecos de las elecciones parlamentarias aún resuenan. Mientras los actores políticos intentan digerir e interpretar los resultados, en el mundo empresarial hay una conclusión: es momento para cambiar la dirección económica.

Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras, considera que luego del 26 de septiembre deben buscarse los caminos para el «reencuentro de la Venezuela productiva», tal y como reza el eslogan de la asamblea anual que el gremio celebrará entre el 11 y 12 de octubre en Puerto Ordaz.

«Tiene que haber mecanismos de entendimiento, por encima de las diferencias tiene que haber un entendimiento entre diversos actores del país».

Para el representante de la cúpula empresarial, la insistencia del Gobierno nacional en la implementación de políticas económicas que conducen al «socialismo del siglo XXI» solo agudizará los males de la economía nacional y colocará al país al borde de un precipicio.

«Uno lo primero que aspira después de unas elecciones como estas es a que el Gobierno trate de lograr una concertación o un gran acuerdo nacional para impulsar una serie de políticas económicas y sociales que conlleven a mejorar la situación actual, que es bastante delicada».

-El discurso del Presidente no apunta en esa dirección. ¿Piensa realmente que ese acuerdo es posible?

-Tengo que decir con muchísima tristeza que el discurso que vi en la noche posterior a las elecciones no fue lo que hubiese esperado. Hasta ahora sentimos que se está destruyendo la economía, y si se sigue por el mismo camino no vamos a tener buen fin en Venezuela.

Me gustaría hacerle entender al Gobierno que va por un rumbo equivocado, y no es porque yo quiera que cambie, es que como ciudadano siento que vamos por mal camino y que las consecuencias las vamos a pagar todos.

-Pero la amenaza presidencial y de los dirigentes del PSUV es que acentuarán el camino al socialismo antes de que termine el período de la actual Asamblea Nacional.

-Lo que teníamos que hacer es fortalecer el aparato productivo, y eso el Gobierno no lo quiere hacer porque siente que en el fortalecimiento del aparato productivo está el fortalecimiento de un grupo de instituciones que no le son afectas.

En la medida que la economía funcione se beneficia de eso el Gobierno que esté de turno. No estamos aquí para tumbar ningún Gobierno ni confrontar, estamos para ser eficientes, mejorar nuestro desempeño y, en última instancia, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Pero si el Gobierno no entiende eso, vamos derechos a un barranco. Vamos en un autobús que se llama Venezuela, que va a 200 kilómetros por hora con un conductor que pareciera que no tiene el rumbo para dónde va, pero en ese autobús vamos montados todos.

-Una de las puertas que abre el Ejecutivo al sector privado es la de formar empresas mixtas o alianzas con el Estado, ¿es viable ese modelo?

-No considero viable las empresas mixtas. No lo veo con un socio medio incómodo como el Gobierno, que no tiene la mejor orientación ni respeto por la economía de mercado, que no cree en el sector privado. No creo mucho en el Estado benefactor, protector, el Estado empresario que quiere desarrollar todo, creo que el Estado tiene unas funciones fundamentales y debe dedicarse a ellas y ser eficiente.

Lo que ha demostrado este Gobierno es que son tremendamente ineficientes en el manejo de las empresas. Creo que hace falta un golpe de timón, un cambio de visión del Gobierno frente a la economía y entender que es muy importante el respeto a la propiedad y el desarrollo de la empresa privada.

-Desde el Gobierno se sostiene que los empresarios solo velan por sus intereses y nada más buscan la mayor ganancia posible.

-Ese es un discurso que está gastado, está pasando de moda en Venezuela y en el mundo. Hay una cosa que es importante, que es la generación de puestos de trabajo y de bienes y servicios que tiene el empresariado privado. En la medida que el empresariado genera puestos de trabajo está disminuyendo la pobreza.

-El cuarto trimestre suele reactivar la economía, ¿qué proyecciones manejan en Fedecámaras?

-Si comparamos el cuarto trimestre del año pasado con este, debería haber una ligera recuperación porque el otro tuvo una caída importante. Debe haber un ligero repunte, pero eso no significa que vamos a tener un crecimiento positivo. El año en su conjunto va a ser negativo para Venezuela y creo que la caída no va ser inferior a 4%.

-¿Cómo están enfrentando los empresarios la sequía de divisas?

-Sigue siendo un problema. En las estimaciones que se hacen todavía hay un faltante de divisas que ronda los 10 mil millones de dólares y que va a hacer falta en el año para mantener y sostener la economía con el nivel de demanda y oferta que la economía está acostumbrada a mantener.

El Gobierno tendría que buscar la forma sobre cómo se pudiera acceder a eso, cómo se pudieran otorgar para que la economía funcionara de una forma realmente aceptable, si no nos vamos a encontrar a finales de año con menos diversidad de oferta y quizás en algún momento escasez puntual de algún rubro.

-Aún persisten las fallas eléctricas, ¿hasta cuándo consideran qué la producción local se verá afectada por este problema?

-En la medida que el Gobierno no haga las inversiones necesarias, y todavía no lo ha hecho. Todavía sentimos cómo hay una serie de zonas en el país que reportan horas sin electricidad y eso sigue afectando la producción, no en los niveles del pico de la crisis, pero sigue siendo un tema bastante importante.




En: Economía
Temas relacionados:


Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras, destacó que nuestra economía se contrajo 4,5% en el segundo trimestre de 2010





Subir