Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Noticias y Artículos sobre,

Adolfo P. Salgueiro


Adolfo P. Salgueiro: Si yo fuera Nicolás…

Si yo fuera Nicolás Maduro en este momento estaría pensando en renunciar porque es evidente que ya se llegó al llegadero. Si –por el contrario– yo fuera alguno de los “presidenciables” de la oposición estaría tratando de que el “coroto” no me llegue a mí, por cuanto quien tome las…


Adolfo P. Salgueiro:La OEA antes era buena. Hoy es mala. ¿Por que será?

En junio del año pasado el secretario general de la OEA, Almagro, presentó ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) un informe acerca de la muy deficitaria situación de la democracia en Venezuela. Como era natural, el gobierno del señor Nicolás puso el grito en el…


Adolfo P. Salgueiro: Esta semana peleamos con Perú, ¿y la que viene?

Es bien sabido que una de las técnicas más utilizadas por gobiernos no democráticos –y a veces también los democráticos– para desviar la atención pública de los problemas que afectan negativamente su desempeño es la de echar la culpa a alguien, preferiblemente extranjero, que no tenga mucha posibilidad o interés…


Adolfo P. Salgueiro:Mr. Trump está creando atmósfera de temor, ¿será eso bueno?

Los norteamericanos votaron en noviembre pasado por el “cambio”, palabra mágica que todos los políticos utilizan para obtener la victoria sobre el “continuismo” no importa mucho qué tipo de cambio se propone ni qué continuismo se descarta. El caso Trump confirma la precedente afirmación. Falta saber ahora si ese cambio…



Adolfo P. Salgueiro:Feo clima político en EE UU

El venidero día 20 será la toma de posesión de Donald Trump. En las democracias maduras y en algunas de las menos maduras (como la nuestra 1959/98) tales eventos suelen revestir un carácter de celebración cívica dentro de un ambiente de tranquilidad en el que la alternancia de partidos y…


Adolfo Salgueiro:Tibisay, ¿y ahora de qué vamos a dialogar?

En esta columna se ha comentado varias veces aquello de haberse perdido la capacidad de asombro ante lo insólito, bizarro, degradado, etc., del acontecer político nacional. En consecuencia la intervención de Tibisay Lucena en cadena de radio y televisión del pasado martes ya no consiguió sorprender a quienes estamos curtidos…