Un móvil convertido en microscopio de bolsillo


   Nunca antes un teléfono celular le hizo tanto honor a su nombre. Con  una bolilla de vidrio colocada sobre la cámara integrada del aparato o  una lente agregada, es posible transformarlo en un microscopio de bolsillo, capaz de distinguir las células sanguíneas, por ejemplo. infobae.com

Las imágenes tienen alta calidad, gracias a la cual los médicos pueden usar el móvil como una herramienta de detección química. De esta forma, sirve de microscopio y de espectrómetro. A tal fin, los científicos también desarrollaron un software para maximizar el efecto.

La idea, obra de un equipo de científicos estadounidenses dirigido  por Sebastian Wachsmann-Hogiu de la Universidad de California, es desarrollar medios más económicos para análisis médicos en países en desarrollo, informa el diario francés Le Monde. La técnica fue presentada en la reunión anual de la Sociedad Americana de Óptica, California.

El concepto no es un nuevo. Distintos prototipos de microscopios y de  espectros con un zoom externo colocado en la lente del móvil ya habían  sido propuestos. Pero este caso es diferente porque es “bien pequeño, simple y de bajo costo”, según la descripción hecha por la revista PLoS One.

Nada más simple para obtener un efecto de lupa capaz de  agrandar 350 veces una muestra que una pequeña bolilla transparente de  un milímetro de diámetro en la lente de la cámara del iPhone u cualquier  otro teléfono.

En el futuro cercano, los investigadores planean usar el teléfono  como una cámara que permita filmar y obtener una vista más completa de  la muestra celular.

Las capacidades de un smartphone son  suficientes para ir más allá y proceder a un análisis de las células  sanguíneas entre dos barras de vidrio. El algoritmo testeado por el  equipo estadounidense para probarlo representó una fiabilidad del 97 por ciento.

Las pruebas fueron hechas principalmente con teléfonos iPhone, pero el resultado es el mismo en la mayoría de los móviles.

Pese a la expectativa que genera este “microscopio de bolsillo”,  hay distintas discusiones en cuanto a cómo comercializar la tecnología  de acá a dos o tres años y reducir costos. Según Wachsmann-Hogiu,  reemplazar la canica de vidrio por una esfera de plástico reduce el valor del producto a dos dólares.




Categoria(s) del contenido: Móviles


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Sigue leyendo los temas más populares: