COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Urge acordar un plan de reflote y ajuste en tarifas aéreas


   Dados los incidentes aéreos  que se han sucedido recientemente en el país,  el ex presidente de la Cámara de Empresas Venezolanas de Transporte Aéreo (Ceveta), capitán William Bracho, considera necesario que las autoridades y las aerolíneas nacionales concerten un plan de reflote y se alcance un ajuste de las tarifas en los pasajes.

Alrededor de  80% de la flota aérea comercial tiene una data de treinta y cinco años. «Eso implica que los mantenimientos son más exigentes, recurrentes y preventivos» que en los equipos nuevos.

En su opinión, parte de la complejidad del sector radica en la ausencia de políticas de estímulo, incentivos fiscales (como exoneración de aranceles e Impuesto sobre la Renta) y facilidades de financiamiento por parte del Estado, para renovar el parque aéreo comercial.

Precisa que las aerolíneas pueden demorarse «hasta nueve meses» para  obtener las divisas necesarias en la reposición de piezas, luego de haber  entregado los recaudos exigidos por el ministerio de Ciencia y Tecnología, el Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC) y Cadivi.

De allí, comenta, que las operadoras utilizan más el mercado oficial de divisas para pagar el leasing o alquiler de los aviones, pero no para las emergencias, pues el procedimiento es largo. «Las empresas arrendadoras han tenido tolerancia con las líneas aéreas locales al momento de cobrar, aunque hubo un caso en que una compañía  retiró una aeronave».

Bracho cree que «el Gobierno tiene en sus manos la posibilidad cierta de sentarse con las empresas aéreas y concertar un Plan de Reflota que incluya además  la homologación de las aeronaves, con el propósito de facilitar el stock de los repuestos y partes».

También es importante, dice, la actualización de incentivos fiscales, la reorganización de rutas (contenida en la Ley  de Política Social e Integral de Transporte Aéreo que no se cumple) y la complementariedad de las operadoras en la cobertura de lo distintos destinos.

Boleto en alza

Señala que resulta necesario ajustar las tarifas aéreas. «No es posible que un taxi cueste 250 bolívares de Caracas a Maiquetía, y un vuelo de Maiquetía a Margarita 270 bolívares, cuando las aerolíneas tienen elevados costos».

Advierte que las operadoras, al ver detenidos los precios de los boletos, optan por alquilar aviones más baratos y éstos justamente son los más antiguos.



En :Última Hora

Temas relacionados: