Chávez: Venezuela está dando pasos para convertirse en un «Estado Comunal» que sustituya al modelo «neoliberal y burgués».

62        Venezuela está dando pasos para convertirse en un “Estado Comunal” que sustituya al modelo “neoliberal y burgués”, al traspasar poder a organizaciones vecinales que, no obstante, dependerán de los designios del presidente Hugo Chávez. 

El Gobierno y la Asamblea Nacional, dominada por el chavismo, afinan un paquete de leyes que consagran desde la propiedad social -que ha sembrado dudas sobre su coexistencia con la propiedad privada- hasta la posibilidad de alterar el ordenamiento político-territorial y la división del trabajo.

Pero analistas advirtieron que si bien es cierto que la idea de “empoderar” al pueblo es válida, las vías para hacerlo podrían terminar subyugándolo a las órdenes del “presidente-comandante” y restándole protagonismo político.

Chávez ha logrado concentrar cada vez más poder en sus 11 años de “revolución”, ha incrementado la presencia del Estado en la economía y desde hace meses impulsa cambios legislativos para asentar su llamado “Socialismo del Siglo XXI”, un proyecto de lineamientos borrosos, según analistas.

“Estamos tratando de cambiar la estructura del Estado burgués, neoliberal, burocrático que desconoce las necesidades de las mayorías”, dijo recientemente la ministra para las Comunas, Isis Ochoa.

La funcionaria admitió que la “revolución socialista” busca cambiar el sistema político para ceder la gestión de lo público al pueblo organizado. “Transferir todas las competencias de transformación de la realidad”, puntualizó.

Pero voceros oficialistas han entrado en contradicción al tratar de explicar si el Estado comunal acabará con el poder descentralizado de alcaldías y gobernaciones, así como de las instituciones vigentes.

La oposición asegura que la nueva organización resta poder a los votantes de autoridades regionales, al tiempo que alega que la ley consagra y privilegia el modelo socialista y acaba con la pluralidad.

Chávez, por su parte, apunta que la oligarquía quiere asustar a la gente diciendo que viene una dictadura comunista, a la vez que asegura que la democracia sólo es posible en socialismo y que el capitalismo es injusto e inmoral.

CAMBIO INCONSTITUCIONAL

Observadores afirman que los cambios que haría la Asamblea a través de las leyes comunales son ilegales porque alteran la Constitución. Pero ven difícil que el Tribunal Supremo lo detenga pues sus decisiones suelen favorecer al Gobierno.

Chávez ha dicho que el poder reside en el pueblo organizado y años atrás estimuló la creación de los “consejos comunales”, organizaciones vecinales que no sólo atienden las necesidades de sus zonas sino que han ganado roles supervisores en áreas de educación, economía y judicial.

La ministra Ochoa aseguró que hay más de 30.000 consejos comunales legalizados y que ellos pueden reunirse en “comunas”, que tendrían asesoría del Ejecutivo para designar voceros, redactar una Carta Comunal y organizar un parlamento.

Según el proyecto de ley orgánica de Participación y Poder Popular, las “organizaciones comunales” pueden actuar por encima de las instituciones sin que se limiten sus decisiones.

El poder popular es el poder constituyente”, dice el texto de la ley que debe ir a segunda discusión para luego ser promulgada.

Las comunas tendrían una justicia de arbitraje, un banco, mercados de trueque y una moneda comunal regida por el Banco Central. Además coordinarían la “vocación productiva” de su territorio con el Consejo Federal de Gobierno, una entidad creada este año y liderada por la vicepresidencia.

Ya ese cuerpo tiene la facultad de dictaminar lo que produce cada área del territorio nacional, poder que sectores han denunciado como una intervención abusiva del Estado en actividades propias del sector privado.

La oposición ha advertido sobre los riesgos de cambiar la división político territorial del país, argumentando que las comunas tendrían un financiamiento discrecional del Gobierno y las gobernaciones y alcaldías estarían obligadas a cederle parte de sus presupuestos.

“La ley no le da más poder al pueblo, le da menos”, dijo Ramón Guillermo Aveledo vocero de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de la oposición.

En todo caso, en la etapa de transición que se iniciaría con la aprobación del paquete legal coexistirían los modelos tradicional y comunal, lo que para algunos sería engorroso.

“Hay una duplicación del Estado y en institucionalidad no puedes tener duplicaciones porque te quitan transparencia y credibilidad y todo eso es necesario para que la sociedad funcione”, dijo la analista empresarial Claudia Curiel.

ORGANIZACION “CHAVISTA”

La oposición tuvo que subirse a la ola de los consejos comunales que el oficialismo creó años atrás y que protestó ardientemente. Sin embargo, mantuvo su crítica al Gobierno por considerar que ha dificultado la organización legal de sus representantes y también las decisiones que ellos toman.

“Todas las comunas que sean creadas van a tener que registrarse ante un ministerio”, dijo el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, quien formó parte de la minoría opositora que participó en la redacción de la Constitución de 1999.

Registrar los consejos comunales ha sido toda una odisea (…), imagínese cómo será con las comunas”, consideró en una reunión de alcaldes capitalinos que alertaba contra la ley.

El tema, que ha despertado preocupación entre analistas y opositores, se ha discutido en medios de comunicación, pero es complicado que se coloque como centro de la campaña electoral por la Asamblea Nacional del 26 de septiembre.

“Este es el primer paso para destruir el sistema democrático federal establecido en la Constitución. Es el primer paso serio de Venezuela, desde el punto de vista institucional y legal, hacia el comunismo”, afirmó el alcalde del municipio capitalino Chacao, Emilio Graterón.

En Venezuela, gobernadores y alcaldes son elegidos en sufragio universal y directo, mientras que las organizaciones comunales propuestas en las nuevas leyes se nombran en asambleas de ciudadanos y Chávez regiría sus destinos.

En :Última Hora

La Asamblea Nacional de Venezuela discute un paquete de leyes para instaurar un «Estado comunal» en el país petrolero.