COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Vladimir Putin, trató de ayudar a Donald Trump en las elecciones presidenciales con ciberataques, según los servicios de inteligencia de EE.UU.


Según un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses, el presidente ruso, Vladimir Putin, intentó ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales que se llevaron a cabo el pasado mes de noviembre 2016 en los Estados Unidos.

El informe desclasificado indica que el primer mandatario ruso «ordenó» una campaña de ciberataques con la finalidad de influir en los comicios electorales en los que salió victorioso Donald Trump frente a la demócrata Hillary Clinton.

El reporte fue publicado este viernes poco después de que los jefes de los servicios inteligencia informaran al presidente electo de EE.UU. de sus hallazgos.

Al terminar esa reunión, Trump se negó a acusar a Rusia de interferir en las elecciones y dijo que el resultado electoral no se vio afectado por el hackeo al Partido Demócrata.

El informe de los servicios de inteligencia dice que el Kremlin desarrolló una «clara preferencia por el presidente electo Donald Trump».

«También consideramos que Putin y al gobierno ruso aspiraban a ayudar en las elecciones del presidente electo Trump cuando fuera posible al desacreditar a la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, y compararla de forma desfavorable con él», menciona el documento.

«Los objetivos de Rusia eran socavar la fe pública en el proceso democrático de Estados Unidos, denigrar a la secretaria Hillary Clinton y perjudicar su elegibilidad y potencial presidencia».

El documento de 25 páginas es una versión reducida del informe clasificado presentado al presidente Barack Obama el jueves y a Trump el viernes.

La versión desclasificada, cabe acotar que no contenía ninguna prueba detallada del supuesto papel de Putin.

Funcionarios estadounidenses dijeron anteriormente que el Kremlin estaba detrás de la publicación de correos electrónicos del Partido Demócrata con el objetivo de dañar a la rival de Trump, Hillary Clinton.

Se cree que agentes rusos enviaron correos electrónicos de demócratas hackeados a WikiLeaks para que esta organización los publicara y así intentar dar un giro a las elecciones.

Por su parte Rusia ha negado cualquier participación en el hackeo y el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que Moscú no fue la fuente de la que obtuvieron los correos electrónicos del Partido Demócrata.

Poco antes de su reunión informativa con los jefes de inteligencia, Trump calificó las acusaciones de piratería contra Rusia como «cacería de brujas política» llevada adelante por sus oponentes. También Trump dijo al diario The New York Times que las instituciones estadounidenses habían sido blanco de anteriores ataques de hackers, pero no habían recibido la misma atención de los medios que las supuestas intrusiones durante la campaña electoral.

En la reunión del presidente electo Donald Trump este viernes con los jefes de los servicios de inteligencia participó el Director de Inteligencia Nacional, el General James Clapper, el Director de la CIA, John Brennan, y el Director del FBI, James Comey.

En un comunicado posterior, el presidente electo se negó a acusar a Rusia y dijo que tenía «un tremendo respeto por el trabajo y el servicio realizado» por los miembros de la comunidad de inteligencia estadounidense.

«Mientras que Rusia, China, otros países, grupos externos y otras gente están constantemente tratando de romper la infraestructura cibernética de nuestras instituciones gubernamentales, empresas y organizaciones, incluyendo el Comité Nacional Demócrata, no hubo ningún efecto en el resultado de la elección», dijo.

«Necesitamos combatir agresivamente y detener los ataques cibernéticos. Nombraré a un equipo para que me proporcione un plan dentro de los 90 días posteriores a la toma de posesión del cargo», señalaba el comunicado emanado por Trump.



En :Última Hora

Temas relacionados:


Vladimir Putin sorprende a Washington