COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Autonomía llega a los hospitales


8   Tres ministros pasaron por el despacho de Salud, y durante esas tres gestiones el tomógrafo del hospital Vargas seguía esperando la orden de alguno de los representantes del ente central que permitiera las reparaciones necesarias para poner a trabajar el equipo.

Hace 15 días que el aparato entró nuevamente en funcionamiento, pero ahora el problema es el aire acondicionado de la sala, que también se descompuso. Francisco Hernández, director del Vargas, reza para que no tengan que esperar un año más para iniciar labores en esta área.

«Si tuviéramos autonomía no tendríamos que aguardar que alguien en el Ministerio nos dé respuesta para reparar cualquier equipo que deje de funcionar. Sabemos que ellos tienen muchas solicitudes que procesar y por eso es que todo se tarda más», dice el representante del Vargas.

Por casos como éstos el actual viceministro de Redes de Servicios de Salud, José Vladimir España, propuso a su llegada al despacho decretar la autonomía de los hospitales con más de 400 camas. La idea es que cada centro de salud cuente con un presupuesto anual y que se puedan administrar los recursos sin esperar la aprobación cada mes del Ministerio de Salud. También corresponderá a los nosocomios rendir cuentas de los recursos recibidos, anual o trimestralmente.

Los hospitales Vargas, J.M. de los Ríos, José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia y la Maternidad Concepción Palacios serán los cuatro centros pilotos en los que se aplicará el plan de autonomía, según detalló España.

Hace dos semanas que se iniciaron las discusiones sobre la autonomía. Pero este modelo no es nada nuevo. El único hospital del Ministerio que lo aplica es el Universitario; sin embargo, los centros dependientes del IVSS trabajan desde hace años con el sistema del dozavo o presupuesto anual. Hernández recuerda que en lo años 90 el hospital Vargas también aplicó el modelo, pero no duró más de un año bajo ese régimen.

Pero tampoco es la primera autoridad de este Gobierno que intenta aplicar el modelo. Hace un año, José Luis Odremán, quien fuera director de Salud del Distrito Capital, dijo que lograr la autonomía de los 14 hospitales de Caracas era la meta de 2010.

Desde el J.M. de los Ríos, Gisela Vargas, directora, confía en que la autonomía funcional disminuirá la burocracia. Actualmente, al final de cada mes, las autoridades de este hospital realizan una lista con los requerimientos de medicinas, material de laboratorio, equipo médico quirúrgico, y el ministerio responde «en la medida de lo posible».

«Muchas veces el pedido llega a tiempo, pero incompleto. En otras oportunidades tarda más de un mes en llegar. La burocracia nos limita mucho», confiesa Vargas.

Cuando se trata de arreglos de equipos, la burocracia también hace más lentos los procesos. Incluso, hay proveedores que prefieren trabajar directamente con los hospitales en vez de hacer negocios con el Ministerio de Salud, por los retrasos que se generan en los pagos, según agrega el director del hospital Vargas.

Por su parte, Wilmer Báez, director del José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia dice que con la transferencia pasaron de depender de la Alcaldía Metropolitana a estar atados al Ministerio de Salud. «Cualquier contrato, despido, compra o reparación que tengamos que hacer debe pasar por el ente central. Así es difícil progresar», comenta.

El director de Los Magallanes insiste en que la autonomía es un viejo anhelo. Recuerda que cada hospital tiene una realidad y unas necesidades distintas, y lo ideal sería que se entregue un presupuesto que pueda ser administrado a discreción y que se rindan cuentas al Estado cada cierto tiempo.

Báez aclara que no se trata de una descentralización, pues los hospitales se seguirán rigiendo por las líneas que dicte el ministro. «No es una descentralización como tal, el Ministerio seguirá siendo el rector de las normas, pero de la administración nos encargamos nosotros porque tenemos personal capacitado para ello», dice el director de Los Magallanes.

Antonieta Caporales, directora de la Maternidad, comentó que ya se han reunido con las autoridades para analizar la idea. Dice que más allá del presupuesto anual, también hay que trabajar en la unificación del sistema y la sectorización de los servicios.

«No todos los hospitales se pueden hacer cargo de todas las especialidades, hay que sectorizar, y la población será mejor atendida. Además, hay que educar a la población para que no se sigan saturando las emergencias con casos que pueden ser resueltos en centros de atención primaria», afirma la directora de la Concepción Palacios.



En :Noticias Nacionales

Temas relacionados:


Policía Nacional Bolivariana custodiará las instalaciones y el personal del Hospital Los Magallanes de Catia.