COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

CRISIS CLIMÁTICA Y GRANOS BÁSICOS

CAMBIO CLIMATICO

CRISIS CLIMÁTICA Y GRANOS BÁSICOS

 

El calentamiento global y/o crisis climática está haciendo menos nutritivos los productos y platos que se elaboran para sustento de los seres vivientes; pues diversos estudios alertan sobre la pérdida de nutrientes en forrajes y leguminosas bajo condiciones atmosféricas con mayor concentración de dióxido de carbono.

Y, es así como tal crisis afecta a la climatología, además de las condiciones en las que la vida se desarrolla en la biosfera; ya resulta lugar común: expoliación, sequías y fenómenos extremos. Los primeros fenómenos que nos vienen a la mente cuando hablamos de los efectos de esta crisis  de origen antrópico. Pero, tales efectos van mucho más allá.

Estudios recientes indican el cambio de hábitat ictiológico hacia aguas más frías; la migración de especies anfibias a zonas más elevadas o la extinción de familias enteras de insectos por alteración de las condiciones climáticas en los lugares donde habitaban. Todo indica que la “sexta extinción masiva de especies” está en auge pleno, con todo hábitat alterado, y especies extinguidas o en vías de ocurrir; se generan efectos casi irreversibles para las cadenas tróficas –vías a través de  transferencias de sustancias nutritivas entre las diferentes especies- del equilibrio medioambiental frágil, sobremanera. Algo difícil de impedir si proseguimos bajo las condiciones actuales.

Los seres humanos tampoco escapamos de todos estos procesos; incluso,  las plantas de las que nos alimentamos.

 

De entre todas las sustancias que ingerimos para poder movilizarnos, actuar y mantener nuestra cotidianidad, todas esas anomalías que propician la crisis climática, los cereales constituyen alimentos plásticos y energéticos claves, pues sus contenidos en carbohidratos son vitales. Muchísimas personas dependen de ellos; de hecho, la aparición de la civilización se asocia a la domesticación de las gramíneas.

Por otra parte, contienen: fibra, lípidos, proteínas, sales minerales y vitaminas del complejo B, son algunos de los nutrientes contenidos en ellos, que, cuya  investigación está certificada por una veintena de científicos de diferentes países, se ven alterados a causa de una mayor proporción de dióxido de carbono, mediante documento que  ha publicado la revista “Science”.

Isaías A. Márquez Díaz



En :Opinión

Temas relacionados:


Antonio de la Cruz: El riesgo de la democracia en Estados Unidos

Leandro Area Pereira, El Rey Peste

Isaías márquez: Consideraciones macroeconómicas

Aníbal Sánchez ,“El Año Nuevo llegó cargado de Conflictividad Política”

Leandro Area Pereira: Para Armando Manzanero : «Somos Novios»