El registro de dominios es la nueva “fiebre del oro” del siglo XXI en Internet

REGISTRO DE DOMINIOS EN INTERNETImágen.freepik

Actualmente, hay unos trescientos sesenta millones de nombres de dominio en activo en Internet, una cifra que revela el fabuloso negocio que encierra y el gran valor de los nombres en la Red. Elegir un buen sistema de registro, buenos servicios de hosting (alojamiento) y la posibilidad de recuperar un dominio de interés que no esté disponible puede resultar esencial para cualquier organización o empresa.

 

El registro de dominios es la nueva “fiebre del oro” del siglo XXI en Internet. Registrar dominios va a ser más caro a partir de este año, probablemente a partir de octubre de 2020, según reconocieron el pasado mes de enero las dos organizaciones encargadas del registro de los dominios: la Corporación para la Asignación de Nombres y Número en Internet (ICANN, por sus siglas en inglés) y VeriSign Inc.

Era una noticia que estaba cantada, pues se venía previendo desde hace dos años, una vez que se comprobó que el mercado de nombres de dominio se había vuelto más dinámico.

Decisión crítica

Con casi trescientos sesenta millones de nombres de dominio de nivel superior (TLD) registrados y activos en la actualidad, registrar un dominio se ha vuelto una decisión crítica para cualquier servicio, organización, empresa, marca o profesional.

El registro de dominios en la Red cumplirá treinta años el 6 de agosto de 2021. El físico británico de la computación Tim Berners-Lee registró el primero de la historia, en esa misma fecha, pero del año 1991. Hoy, hasta la joven activista sueca Greta Thunberg tiene registrados su nombre y el de su organización, Fridays For Future (FFF), para evitar fraudes.

Antes que Greta Thunberg, otras figuras de actualidad, celebrities, artistas y grandes corporaciones de todo tipo y organizaciones han sufrido una especie de “secuestro de su nombre” por parte de quienes, anticipándose a ellos, se apropiaron de su denominación y la convirtieron en dominio registrado.

Defensa estratégica del nombre de dominio

De esta manera, cuando las mencionadas personas y corporaciones u organizaciones quisieron utilizar su nombre para crear una página web, se encontraban con que no podían porque su propio nombre ya tenía un dueño en el ciberespacio. Si querían recuperar lo que en justicia y por sentido común ya era suyo, tenían forzosamente que pagar al usurpador por su propiedad legítima. Algunas de las leyes permitían estos abusos.

Era algo así como un “secuestro” del nombre, como ya hemos explicado, por el que los interesados tenían que pagar “rescate”. En palabras de algunos expertos en la materia, hoy “es esencial entender el valor que tiene actualmente la gestión y defensa estratégica de los nombres de dominio”.REGISTRAR UN DOMINIO BACKORDER

El backorder

Dentro de la estrategia de defensa de un dominio es esencial asimismo no permitir que dicho registro caduque. Aunque los servicios de hosting (alojamiento de página web) avisen siempre a los propietarios para que lo renueven, con frecuencia un usuario despistado o despreocupado, que no ha entendido el valor de su dominio, lo deja sin vigencia y disponible para otros.

Teniendo en cuenta que el registro de dominios es la nueva “fiebre del oro” del siglo XXI en Internet, como ya hemos dicho, surge la práctica del backorder, o recuperación de nombres de dominio que han caducado, como nueva e interesante línea de negocio.

Orígenes del backorder

Originariamente, el backorder era un sistema de pedidos para productos que, en el momento de ser solicitados, no estaban disponibles, por haberse agotado sus existencias o por cualquier otro motivo. Los interesados en dichos productos o servicios se apuntaban al backorder, o “lista de espera”, para aguardar hasta el momento de su disponibilidad, de tal manera que cuando dicho producto volvía a tener existencias en oferta, o el servicio se podía volver a prestar, dichos interesados podían pujar por él o ser sus usuarios por orden de antigüedad en su espera.

Con los nombres de dominio pasa ahora igual. Hay servicios de backorder en los que los interesados en un nombre de dominio pueden inscribirse para pujar por él. En caso de igualdad en la puja, se lo lleva el primero que se inscribió.

De esta manera, si un dueño de un dominio ha dejado que caducara su derecho de uso sobre él puede recuperarlo, incluso a pesar de que haya habido otro que se haya apropiado de él. Lo único que hace falta es que el que se lo haya apropiado lo deje libre alguna vez, al no renovarlo.

 

En :Tecnología

La importancia de tener un buen dominio

Se cae Twitter a nivel mundial por problemas técnicos

Consejos para navegar internet de forma segura y evitar la censura en sitios web

¿Cuál es la herramienta perfecta para crear un sitio web profesional en minutos?

Gmail celebra sus 15 años, con la nueva opción de programar envíos de correos electrónicos