EXCLUSIVAS de última página, 09.12.16

noticias

HISTORIAS. Lo que narro a continuación, pareciera realismo mágico que pretende presentar lo inexistente como normal y cotidiano. Tampoco es cuento o ensayo de un género literario. Son crudos testimonios de la realidad de cada día.1. María es una profesional de la comunicación. Avanzaba por una calle de Altamira cuando, desde su vehículo, observó cómo unos motorizados atracaban a plena luz del sol. No tuvo otra manera de alertar que a través de un tweet y nadie se dio por aludido hasta que una hora más tarde, recibió la llamada de un comisario de la Policía de Chacao: “Señora, ¿dónde están esos motorizados? Porque enviamos una comisión y no vieron nada”. Su impotencia se convirtió en rabia. Después se entera que en la ruta habían asesinado al hijo del dueño del bodegón “Rey David”. “Estoy segura que fueron los mismos motorizados”, susurró con impotencia. 2. Jovita es una dama de unos 78 años. Su acento parece de más allá del Atlántico. Llega aturdida a un local del Centro Comercial Macaracuay. Los clientes también se asombran. “Doñita ¿qué le pasa?”. Ella se recupera y responde, aunque todavía no cede en su rabia. “Es que cuando venía, justo antes de entrar en el Centro, dos motorizados me cierran el paso. Uno de ellos, pistola en mano, baja y se pone frente a mí. Moviendo su arma, me dice con la vista puesta en mi mano izquierda: ‘Me das ese anillo o te mato’. Enmudecí por momento y algo me dio una inusual fuerza en mi carácter, para casi a gritos dirigirme a mi interlocutor. ‘¿Sabes cómo es la cosa? Este anillo me lo regaló mi esposo en nuestro compromiso de matrimonio, hace casi 50 años. Desde entonces lo cargo y no me lo voy a quitar, primero porque no quiero y segundo, porque no me sale’”. Mientras muestra el dedo, dividido por la huella de la joya, le advierte: “Así que tendrás que cortarme el dedo, porque juré ante el cadáver de mi marido que siempre estaría conmigo este anillo”. El delincuente pareció impactado por la valerosa mujer y se fue. Los presentes sólo alcanzaron a decir: “Bravo, doñita”. 3. La segunda vez no fallaron. Una semana antes, Maritza había escapado de un secuestro en El Marqués. Esta semana, los delincuentes, envalentonados, regresaron. Atracaron en su casa y siguieron con la víctima: “Tú debes tener dólares, porque vives en esta casa”, le advertían con una expresión incontenible de resentimiento social. La asustada mujer no pudo convencer en la ruta a sus captores. “No tengo. No tengo”. Los delincuentes, al final, tras casi un día cabalgando con la víctima y gracias a familiares, liberaron a la mujer en oscuro sector del sur de Caracas. Habían recibido unos 4 mil dólares.4. Ella llegó a este país, hace no sé cuánto tiempo. Aún conserva el acento de su país, también suramericano. Bien temprano en el día, conduciendo su vehículo, se dispuso para llegar temprano al trabajo. De pronto, una camioneta intenta impedir su avance. La señora, encorajinada, los evadió. No sé si por un atajo. Lo que sí se fue lo que vino en el acto. Una lluvia de balas caía con fuerza sobre el vehículo de la víctima. Una de las balas se le alojó en el pulmón y ella apenas lo sintió. De pronto, se ve sangrante. Decide irse al lugar más cercano, un puesto de salud de Guatire. Grita al vigilante que está herida. El guarda pareció no oír, hasta que le respondió que el local estaba cerrado. Al final lo persuadió y el hombre le dio entrada. Pocas horas estuvo en ese puesto de salud. Sus familiares la trasladaron a una clínica. Hoy todavía sonríe cuando cuenta su drama, el mismo que miles de venezolanos viven. Somos, como diría el escritor y guerrero francés, Frantz Fanon, “los condenados de la tierra”. Los que no pueden viajar ni salir a un cine. Ni gritar “Fidel soy yo”, o bailar la salsa. Me lo dice con rabia, mientras su sonrisa se aleja. Ahora creo que tampoco podré salir de mi casa. 5. Ocurre en un condominio en Los Chorros. Llegan, no se sabe cómo y roban dos vehículos. La vigilancia seguramente duerme.6. En la Avenida Principal de Los Ruices vive una modesta trabajadora. Llega aterrada a su oficina. Es que se metieron en el edificio y robaron tres apartamentos, después de someter a sus residentes. Es la cuarta vez. Casi les respiran sus narices a los guardias que cuidan el canal del Estado. Lo dice con un conformismo pasmoso, pero no oculta la frustración de haber perdido un país. Todo ocurrió en tres o cuatro días. Justo antes del jueves, cuando escribo esta columna. En ese momento, en medio de mi impotencia, viene a mi memoria cuando pienso en un estado que me protege, en la novela. ¡Viva la Pepa! TRUMP. Un mes de vigilancia a Trump, desde que fue electo, le costó a la alcaldía de Nueva York, la cantidad de 35 millones de dólares. Ahora el alcalde de la ciudad está exigiendo al Presidente que apenas asuma, devuelva el dinero. Anexará una relación de cómo se produjo el gasto. ¿Y qué pasaría en Venezuela si un alcalde o gobernador le facturara al Presidente las erogaciones por cada visita? PUTIN. Oí a Maduro citar la conversación que sostuvo con Putin, presidente de Rusia, y por lo extenso del diálogo, llegue a la conclusión de que o Putin habla muy bien el español o Maduro habla muy bien el ruso.CREDICARD. Yo no los conozco en lo personal, pero nadie asegura, salvo el Sebin, que los detenidos sean culpables. Vienen de la Cantv y cuentan con una trayectoria que reconocen empresarios y trabajadores. Como si fuera que el 30% del consorcio Credicard es del Banco de Venezuela. ¿Será que estos tienen el 30% de la culpa? PDVSA. El acuerdo petrolero salvó a Eulogio Del Pino y pronto lo ratificarán en PDVSA. Quienes no se salvaron fueron Malavé de PDVSA Occidente y lo sustituye Pedro León. Se habla de Orlando Chacín para la Vicepresidencia. FERRY ¿Sabía usted que la empresa naviera que anuncia inauguración de los viajes a Aruba, es inhabilitada para negociar con el Estado?

Fuente.quintodia

En :Opinión,Última Hora

Leandro Area Pereira: Liderazgo, calle y Derechos Humanos 

Aníbal Sánchez: “Curvas de fluctuación del VOTO demuestra un aplanamiento en la Chavista y caída de la Oposición”

Opinión | La importancia de saber caer. Por @joseleonardocaldera

María Alejandra Malaver : Derechos Humanos

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Medias Verdades terminan por ser completas mentiras