COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

EXCLUSIVAS DE ÚLTIMA PÁGINA, 10.02.17

noticias

TSJ. La propuesta de Maduro al TSJ sobre la virtual disolución de la Asamblea, no tiene consenso en el Tribunal Supremo de Justicia. Fue lo que me aseguraron fuentes confiables del TSJ, que califican la amenaza del Presidente como una forma de presionar un acuerdo con el Poder Legislativo. Anoten eso. Uno de los magistrados llegó a comentar: “Venezuela no es Nicaragua”. En el PSUV tampoco hay acuerdo unánime sobre la materia y entre abogados como Escarrá, tampoco ven esa vía para este año. BANCOS. Es inexplicable que hasta para sacar sus reales de los bancos usted necesite mover influencias. Los bancos han continuado con el racionamiento de sus ahorros y de paso crean problemas a quienes no tienen tarjetas de crédito, si debe pagar a alguien que no tenga cuentas o necesite cobrar en efectivo. Y eso está ocurriendo. ODEBRETCH. Enzo Betancourt, presidente del Colegio de Ingenieros, advierte que el gobierno venezolano no dispone de recursos para concluir las obras abandonadas por la empresa brasileña, como lo anunció el Presidente. Betancourt exige investigación en Venezuela, tras conocerse esta semana nuevos elementos de los sobornos pagados por la transnacional y en los cuales Brasil, con más de 209 millones y Venezuela, con 98 millones de dólares, aparecen como mayores beneficiarios. Le siguen República Dominicana con 94, Ecuador con 35, Panamá con 59, Guatemala con 18, Perú con 29, México con 10 y Colombia con 11. El diputado Millán ha dicho que en todos los países hay investigaciones y presos. En Venezuela, la Fiscal ha dicho que investigará y tiene en la mira a uno de los sobornados. “Lo que espera el país, -dice el diputado- es que se acabe el misterio y la opinión pública conozca toda la trama”. En Colombia ya hay dos presos y en Brasil más de seis. El informe firmado por Robert Caper, fiscal del distrito Este de Nueva York y Andrew Weisman, jefe antifraude del Departamento de Justicia, aclara que los sobornos en Venezuela se produjeron entre los años 2006 y 2015. El documento insinúa que la empresa reveló los nombres de los funcionarios involucrados en todos los países, según Mitchel Stone. ORO. Me escriben desde Guayana y me preguntan, ¿qué pasó con la empresa Gold Reserve y el supuesto pago de 1000 millones de dólares en negocio cruzado? Yo no lo sé. Tampoco conozco a los dueños. Lo que pude averiguar es que a última hora les tumbaron la propuesta por orden de Maduro y que eso provocó la salida de un alto funcionario. Hace unos años otra empresa canadiense fue sujeto de un escándalo similar. Hay muchas versiones sobre la compraventa de oro en aquella región. CRÉALO SI QUIERE. J.P. Recibe una llamada en su negocio, que durante veinte años ha consolidado con propio esfuerzo. Una voz le advierte que debe acudir a un lugar. Él cuelga y otra vez la misma voz: “No te hagas, ya sabe a dónde ir y con cuánto”. Otra vez desatiende y cierra el teléfono. Llega a su casa y pide a la empresa de telecomunicaciones cambiar el número. Sorpresa: la misma voz y ya más enérgica: “Te lo advertimos. Sabemos dónde vives y sabemos que tu mujer está ahora en la peluquería del Este y en esta dirección”. Aterrado, llama a su esposa al salón. La recoge y regresa a su hogar. Dos días después, pone en venta sus bienes. Él escapa al exterior. Ahora espera noticias del gestor. A MARTHA. Un domingo, a las diez de la mañana, la interceptan en Los Chorros. La pasean dos días por lugares que inspiran miedo, hasta que sus familiares pagan 2000 dólares y cinco millones de bolívares. Hoy está lista para dejar el país. EN EL CEMENTERIO de una ciudad del centro del país, la familia, sin tiempo de rezar prácticamente, tira el cadáver y se retiran. La propia policía le había advertido que antes de llegar al camposanto, dejaran en los vehículos los objetos de valor. “Nosotros les podemos dar protección, pero lo mejor es que se vayan cuanto antes del cementerio”, les dijeron. Allí quien decide es un pran. LOURDES. Salía del hospital con su hijo. Su destino, un modesto barrio de Petare. Justo al bajarse y caminar pocos pasos, una bala perdida mató al menor. EN LA AVENIDA LIBERTADOR. El señor P.L. abandonaba el restaurante. Había avanzado medio kilómetro. Los motorizados aprovechan la tranca y lo dejan sin su dinero. Dos tiros al vehículo fue la despedida de los delincuentes. La pregunta: ¿Sabe algo de Plan Caracas Segura? NORELY. Sube a la buseta y en los brazos lleva a su hijo. La jornada había concluido y se dirigía a su residencia en Petare cuando una bala entró al vehículo y dio cuenta de su vida. Hoy es una más de las víctimas que cada día deja la violencia. LEA ESTO. Lo cuenta un amigo de esta columna. Debió ingresar a un familiar muy querido a un hospital en Aragua. Le exigieron donantes y poco después aparecieron voluntarios, pero con la única e irrenunciable condición de pagar 50 mil bolívares por donante. Se entera que hay un negocio en el que están involucrados médicos. “¿A dónde ha llegado este país?”, se pregunta. Finalmente consiguió la sangre. Pagó 10 mil bolívares al donante. OTRA HISTORIA. Jorge y su mujer decidieron irse de Caracas y antes publicaron un aviso para vender su camioneta. El precio: 40 millones de bolívares. Muy temprano, en la mañana del día siguiente, recibieron la visita de una pareja. Muy elegantes ambos. “Queremos la camioneta”, dijeron entusiasmados después de probarla. “Hoy mismo le depositaremos la mitad de dinero en su cuenta y el resto cuando firmemos el negocio”. Y cumplieron. Tres días después fue la sorpresa. Una comisión policial se presentó para detener a los vendedores. El dinero en su cuenta era producto de un secuestro. Termino esta crónica y veo en la web una escena de realismo mágico, como diría García Márquez. Un accidente de tránsito en Guayana, dos cadáveres, un vehículo destrozado y unas personas recogiendo billetes, mientras llegaba la autoridad. AL CIERRE. La última versión es que Del Pino dejará PDVSA en dos meses y traen a Martínez, el de Citgo. OTRO DOCUMENTO. Lo publica Bloomberg y me lo envía en inglés. No tengo tiempo para la traducción, pero en lo poco que leo destaca la presencia de Díaz Granados y de otros venezolanos en la danza de los millones.

http://quintodia.net/



En :Opinión,Última Hora

Temas relacionados:


La rebelión de Donald Trump, la bandera rota, la reconciliación

Aníbal Sánchez, “es necesario un Pacto Unitario Por Venezuela”

Asdrúbal Aguiar: Venezuela y su Esequibo son la prioridad

Leandro Area Pereira, AULLIDOS SOLITARIOS

Isaías A. Márquez Díaz: CRISIS AGROALIMENTARIA Y SECUELAS PROBABLES