Como quemar calorías con ejercicios desde casa

Gobierno no ha tenido resultados positivos en el control de la inflación


  VENEZUELA-ECONOMY-INFLATION Según Aristimuño Herrera & Asociados, el gobierno no ha podido contener la escalada de precios, que sumó un fuerte repunte de 5,2 por ciento en abril, el doble que en marzo. La inflación ya acumula 30,4 por ciento en forma anualizada frente al 28,3 por ciento en el año previo.

La tasa acumulada en el primer cuatrimestre del 2010 fue del 11,3%, frente a 6,7% en el mismo lapso del 2009. Esto deja ver que el gobierno no ha tenido resultados positivos en el control de la inflación y pareciera no encontrar las medidas adecuadas que permitan que el poder adquisitivo de los venezolanos siga perdiendo valor ante la arremetida del alza de los precios. Veamos los rubros que mostraron las mayores alzas de precios en el mes de abril.

El Banco Central de Venezuela (BCV) reseñó que, en el caso de los Alimentos y bebidas no alcohólicas, esta alza responde “al efecto estacional que determinó el encarecimiento de la mayoría de los productos agrícolas”. “Así como los ajustes de precios autorizados por el Ejecutivo en una serie de rubros alimenticios”.

Sin embargo, observamos que para los meses de febrero, marzo y abril del año en curso, los precios en el rubro: “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, pasaron de un crecimiento de 0,6%, a 3,5%, a 11,1%, respectivamente. Pero en los mismos meses del año pasado estos precios mostraron un comportamiento totalmente distinto, al colocarse en 0,2%, 0,1% y 0,0%, respectivamente. Por lo tanto el efecto estacional, pareciera que no tuvo el mismo impacto para los mismos meses del año pasado.

Cada mes, la realidad se distancia más del objetivo del gobierno que contempla que el incremento de precios en el país para finales de 2010 se sitúe entre el “20% y el 22%”. Recordemos que Venezuela tuvo en 2009 una inflación del 25,1%, la más alta de América Latina pero menor de la registrada en 2008 que fue de 30,9 por ciento.

Las principales razones del alza en los precios son:
la devaluación, la baja oferta nacional de bienes y servicios como resultado de una fuerte caída en la inversión originada por múltiples razones, el manejo de la política monetaria y fiscal, el alza en el precio del dólar permuta, la ausencia de muchos productos en los anaqueles, el ajuste de precios en varios bienes y servicios y una política económica acuñada con el término “socialista” que en lugar de incentivar la inversión y respetar la propiedad privada como uno de los “conceptos fundamentales” para el desarrollo del país, la desincentiva y arremeten contra el derecho de propiedad privada.

La escasez de los productos de primera necesidad es un fenómeno típico de las economías fuertemente reguladas por el Estado. En una economía socialista y estatista se destruye el incentivo para producir toda vez que es el gobierno, de manera centralizada es quien decide qué y cuánto se produce y a qué precio se vende.

Con motivo de la insuficiencia de leche, carne, huevos y azúcar, entre otros rubros, hemos visto a los venezolanos haciendo colas interminables de horas para adquirir unos cuantos bienes. Ello representa un costo enorme de horas hombre pérdidas de manera muy lamentable que bien han podido dedicarse a la actividad productiva en lugar de haberse consumido en búsqueda de alimentos que ahora no están disponibles.

El gobierno piensa y reafirma con sus acciones, que la inflación viene dada por una fuerte especulación en los precios de los bienes y servicios impulsada por los dueños de los medios de producción, pero olvida que la inflación es un hecho económico y que esta no se controla con medidas coercitivas, pues lo que puede suceder es el incremento de la ausencia de muchos productos, como lo estamos viendo, que al final pudieran llevar por esta vía a un control equivocado (no real) de la inflación, pero con una incapacidad de la población, cada vez mayor, de satisfacer sus necesidades, pues muchas veces los bienes sustitutivos (no siempre aparecen en los anaqueles) no tienen el mismo nivel de generar satisfacción y en buena medida, la calidad no es la más adecuada.

El origen de la inflación no lo tienen los carniceros, ni las fabricas de café, ni los ganaderos, ni lo comerciantes. La inflación implica el crecimiento simultáneo de los precios de los productos y los factores productivos y el aumento de unos precios empuja a los demás en círculo vicioso en el que resulta realmente difícil ponerse de acuerdo sobre qué rama industrial o qué factor fue el origen de la escalada. Las razones ya las hemos señalado y es allí donde hay que enfocarse.

Sin el entendimiento de estos elementos es muy difícil diseñar y aplicar políticas para abatir la inflación y por esa razón es que se observa a las altas autoridades monetarias y fiscales tomando medidas equivocadas, disminuyendo y en otros casos elevando el IVA, extendiendo el control de cambios ahora al dólar permuta, arremetiendo contra los medios de producción o intensificando los controles de precios, cuando es visible que tales medidas nada pueden hacer para detener el alza de los precios y al contrario en muchos casos resultan contraproducentes.

Aristimuño Herrera & Asociados




En: Última Hora


Solo en Socialismo: tres días de trabajo para comprar un kilo de cebolla

Merentes asegura que bajará la inflación





Subir