La importancia de la nutrición balanceada en nuestras vidas

Para empezar y que no está demás, hablemos un poco de lo que significa en realidad el término “Nutrición”, el cual atiende directamente al acto de la digestión de los alimentos, su absorción y asimilación, durante todo el proceso que representa la misma, desde el momento que son ingeridos ya nos estamos nutriendo. Aunque muchos entendidos reducen el concepto a nivel molecular y celular, cuando la sangre se encarga de absorber los nutrientes y los lleva a las células para que se conviertan en energía y den “alimento” a las funciones vitales.

Nosotros consideramos que los alimentos, para que puedan ser asimilados por las células deben estar “preparados” para ello, pues una manzana no puede ser “tragada” por una célula, por lo cual, el concepto de nutrición debe considerarse desde el mismo momento en que los alimentos empiezan a ser masticados hasta el momento que se convierten en energía celular, luego la células los convertirá en las moléculas necesarias según sea el caso.

 

¿Por qué debemos tomar en serio la nutrición?

Supongamos que de la noche a la mañana el páncreas y el hígado no aportan los “ingredientes” necesarios para reducir los alimentos en el proceso de la digestión, recordemos que la masticación y el estómago hacen lo suyo pero luego intervienen los órganos arriba mencionados. Sucede que al llegar a los intestinos los alimentos sin haber sido correctamente reducidos químicamente la absorción será parcial en los intestinos y los “nutrientes” o moléculas que de verdad alimentarán a las células no van a poder llegar a su destino porque no se han separado debidamente para una absorción plena, en conclusión , la nutrición falla y si se mantiene de manera continua esta situación, el cuerpo empezará a dar las respectivas señales.

A veces señalamos a una persona raquítica o flaca como “mal nutrida” pero en realidad en un solo lado de la moneda, pues una persona obesa está tan desnutrida como una persona famélica, ya que al no tener una dieta balanceada lo que consume se traduce en grasa, la que se acumula tanto en el abdomen, como en los órganos internos.

Ok, ya entendimos que es la nutrición, ¿pero cómo hacer para nutrirnos adecuadamente?

Está bien, sabemos que en la actualidad, lograr una dieta balanceada por el tipo de trabajo, stress, falta de tiempo, atender a los hijos, y un largo etcétera, es muy complicado y difícil, pero podemos hacer el esfuerzo siguiendo estos consejos:

  • Nunca, optar por una comida más barata y grasosa que por una algo más cara pero saludable.
  • Comer y caminar, es recomendable luego de comer dar una pequeña caminata cuando sea posible, sin agitarse, solo caminar.
  • No caer en la tentación de comer para arreglar los problemas, es lo mismo que beber por despecho, esto lleva a las personas a la obesidad mucho más rápido, es como si se lanzaran por un tobogán.
  • No fumar, claro está que el tabaco es una mala idea, siempre lo será, evítelo..
  • No deje que el stress se apodere de usted, es un muy mal amigo de la correcta nutrición.
  • Coma alimentos de los 3 grupos alimenticios, pero en su mayoría del grupo de cereales y granos, luego piense en frutas y verduras y finalmente la proteína animal.
  • Tome en cuenta que siempre el cuerpo necesitará carbohidratos pero no deje de comer proteína animal pues no es recomendable depender solo de una dieta vegetariana.

Estos consejos sirven tanto a las personas con sobrepeso moderado como a quienes tienen peso normal, pero para personas con obesidad en sus niveles mucho mayores es recomendable visitar un especialista quien le indicara diferentes tipos de dietas para bajar de peso.

También es importante leer frecuentemente sitios web especializados en el área, nosotros recomendamos www.FitnessRevista.Com como una referencia muy interesante y seria.

En :Salud y Vida Sana

Batido de leche, frutas y avena

Enfermedades por mala alimentación

Beneficios del aceite de soya

El «clean eating», una nueva tendencia en nutrición