COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

La relación difícil con Venezuela y Ecuador está en el centro de la campaña presidencial en Colombia


  ECUADOR-CHAVEZ La relación difícil con Venezuela y Ecuador está en el centro de la campaña presidencial en Colombia, donde los candidatos coincidieron en pedirles a los presidentes Hugo Chávez y Rafael Correa que cesen sus declaraciones en torno a los comicios del 30 de mayo.

El candidato oficialista y ex ministro de la Defensa Juan Manuel Santos quien, según Chávez, podría desencadenar una guerra en la región- recibió respaldo el sus contendores frente a las controversias con Venezuela y la orden de captura en su contra emitida por un juez ecuatoriano.

“La intromisión, por supuesto que la rechazamos. Lo que quieren los presidentes Chávez y Correa es detenerme en la carrera a la Presidencia. Eso es totalmente inaceptable”, resaltó Santos en el tercer debate entre candidatos celebrado la noche del martes.

En seguida, el candidato independiente Antanas Mockus, del partido Verde y quien desde hace dos semanas le disputa el primer lugar en las encuestas, expresó su “rechazo” a los “comentarios con nombre propio” que se han producido desde Venezuela.

“Si estuviera dándose una campaña electoral en Venezuela y el presidente (de Colombia) interviniera como está interviniendo el presidente Chávez en la nuestra, estoy seguro que Venezuela se uniría para decir: ‘no queremos opiniones colombianas en nuestro debate electoral’”, enfatizó Mockus.

En tanto, el derechista Germán Vargas Lleras llamó a “todos los partidos y todos los candidatos” a hacer “un frente común en lo que concierne a las relaciones con el exterior”.

“Ojalá en el futuro sustraigamos ese tema de nuestra política interna”, que “polariza el debate e influye a favor o en contra de nosotros los candidatos”, agregó.

El liberal Rafael Pardo, por su parte, calificó de “inaceptable” los comentarios de Chávez sobre Santos.

“Esta es una elección para los colombianos. No lo podemos aceptar ni entrar en un concurso de insultos con los vecinos, ni volver esta campaña una en la cual la agenda la pongan los mandatarios de los países vecinos”, aseveró.

Venezuela “congeló” en julio de 2009 sus relaciones con Colombia, en rechazo a un tratado militar entre Bogotá y Washington, que permite a las tropas estadounidenses el uso de siete bases en territorio colombiano, y que Chávez ha considerado como “una amenaza” a su país.

Ese tratado, que negoció Santos cuando era ministro, fue defendido como necesario por los candidatos, con la excepción del izquierdista Gustavo Petro, del Polo Democrático, quien consideró que no es válido porque no fue ratificado por el Senado colombiano.

La complicada relación con Venezuela es un tema particularmente sensible en Colombia, donde se ve con recelo las adquisiciones de armas que ese país ha hecho en los últimos años.

Asimismo, se resiente la caída en las exportaciones colombianas, que habían llegado progresivamente hasta los 6.000 millones de dólares en 2008 y ahora están en su mínimo histórico.

Los dos países comparten más de 2.000 kilómetros de frontera, y en Venezuela residen unos dos millones de ciudadanos colombianos.

Sobre la orden de detención emitida en Ecuador contra Santos, por el ataque que ordenó en 2008 a un campamento de la guerrilla FARC en territorio ecuatoriano, los candidatos coincidieron en respaldarlo por considerar que se trató de “una acción de Estado”.

La acción militar dejó 25 muertos, entre ellos el jefe rebelde Raúl Reyes,

Sin embargo, Petro aseveró que con ese ataque Colombia “rompió el derecho internacional. Pero eso no implica un proceso penal. Creo que tiene una utilización política”.

Por ello, propuso a los candidatos un pacto para comprometerse en que Colombia “jamás, a pesar de su conflicto interno que tiene que solucionar, va a romper el derecho internacional”.



En :Última Hora

Temas relacionados:


Hilary Clinton ignora guardar reposo

Juan Manuel Santos relanzó su estrategia de campaña presidencial, con la inclusión de un polémico asesor venezolano