Un informe revela que los Aires Acondicionados ayudan a transmitir el COVID-19

TRASMISIÓN DE CORONAVIRUS POR AIRES ACONDICIONADOS AEROSOLES VIA AEREA

Un informe revela que los Aires Acondicionados ayudan a trasmitir el COVID-19. Este estudio da resultados sobre la situación que se presenta cuando una persona infectada ingresa a un sitio cerrado donde hay otras personas que aun no se han infectado de covid-19.

El informe indica que los sitios donde se aglomeran personas cómo supermercados, tiendas pequeñás y hasta hospitales y clínicas no están diseñados para reciclar el aire por lo que son propensos a multiplicar la trasmisión del coronavirus a través de aerosoles o micropartículas de saliva que pueden estar mucho tiempo flotando en el aire.

Shaun Fitzgerald, miembro de la Academia Real de Ingeniería de Reino Unido, aseguró que las unidades de aire acondicionado que hacen recircular el mismo aire en una habitación, pueden contribuir a la propagación del coronavirus entre las personas, incluso si mantiene la distancia de seguridad, según The Telegraph.

Este tipo de dispositivos, conocidos ‘split’, que no tienen conexión al exterior para la toma del aire, pueden difundir partículas del virus hacia otra gente si hay alguien infectado en la habitación, considera el especialista.

«La estrategia recomendada por el momento, en caso de tener una de esas unidades, es abrir una ventana y sacrificar su deseo de un ambiente frío o más fresco. Si hay un mínimo de viento, va a hacer circular el aire. Si no puede abrir la ventana, apague la unidad», aconseja el ingeniero.

NEGATIVA DE LA OMS A RECONOCER LA TRASMISIÓN AÉREA

Decenas de investigadores a nivel mundial han remitido a la OMS un informe donde se evidencia que el coronavirus COVID-19 puede trasmitirise de forma aérea, a través de aerosoles o micropartículas expulsadas por los infectados en espacios cerrados, confinados o saturados con las condiciones de temperatura y humedad que los sitios aclimatados mantenienen son un caldo de reproducción y trasmisión del covid-19, a lo cuál la OMS se ha negado a reoconocer la situación, de la misma forma que al principio de la pandemia evito aceptar el uso del tapabocas para todas las personas y finalmente solo lo recomendó para quienes tienen o presentan síntomas, siendo que los asintomáticos son los que mayormemente trasmiten.