José Antonio Gil Yepes: «73 por ciento de los venezolanos ve reducida su capacidad de compra ante aumento salarial”

Prensa, 26/04/2019. José Antonio Gil Yepes, directivo de Datanalisis, recalcó que es el propio Nicolás Maduro quien se «autodesestabiliza» al no cambiar las políticas económicas, recalcó que ese es el origen de la crisis, a los cuales se le suma los impactos de las sanciones económicas de afuera.

«Maduro lo que quiere es minimizar la empresa privada para que ésta no sea un actor importante, fuerte, con  consecuencias no solamente económicas, sino también políticas y, no sea un actor influyente», dijo Gil Yepes.

Añadió que se ha comprobado que esa estrategia es «demencial» porque no solo ha perjudicado a las empresas, «sino que tiene al pueblo de rodillas y comiendo de la basura; eso continúa, y más ahora que están anunciando otro aumento de sueldo que no se sabe cuál es el monto, aunque se vislumbra alto».

A su juicio, ese presunto incremento de salario mínimo es «políticamente ineficaz e ineficiente», porque si sube lo que circula monetariamente, los sueldos en este caso, pero no aumenta la producción porque siguen acorralando a la empresa privada, «entonces lo que está haciendo con ese aumento es alimentar la inflación».

En ese orden de ideas, refirió que según encuestas, la gente ve su capacidad de compra disminuida. «73% de los venezolanos asegura que se va a reducir su capacidad de compra con los aumentos de sueldo, y casi 80% dice que va a aumentar la inflación. Es un juego que agrava las cosas; no es solamente que no se producen las medidas económicas apropiadas para recuperar la producción y reducir la inflación, sino que se juega con medidas económicas inflacionarias, y a fin de cuentas, reducen el consumo y por ende la producción y el empleo».

Según Gil Yepes, lo mismo se está haciendo con el anclaje bancario. «La política de anclaje bancario, de colocar en el Banco Central  todo depósito que llegue a una entidad, por encima de los depósitos que ese banco tenía hace un par de meses, ha resultado en una restricción de por lo menos 80% del crédito, es decir,  que las empresas que necesitan de la banca para pedir prestado, para poder comprar materia prima, maquinaria, pagar asesoría, etc, no pueden hacerlo; entonces, cuando el gobierno aumente el sueldo por un lado y el anclaje bancario por el otro, lo que está haciendo es trancando la producción, si no cambia su política».

Agregó que ese aumento  es una forma «engañosa» de decir que se va a reducir la inflación, por ello explicó que actualmente las reglas económicas no tienen vigencia en Venezuela y que la economía siempre cobra.

«¿En qué situación real parece estar el gobierno y Venezuela actualmente?  en un régimen que está empeñado ideológicamente en minimizar la empresa privada y que por otro lado -además- tiene unas sanciones económicas que van a reforzar  el efecto de las malas políticas del gobierno. Es un problema que viene desde Chávez, lo que pasa es que el difunto lo compensaba con el alto ingreso petrolero, pero en la medida en que bajó el precio del crudo, no ha habido compensación posible».

Finalmente se dirigió a Maduro para decirle que con esos aumentos de sueldo, el régimen está conspirando contra los puestos de trabajos nacionales, maximizando las importaciones «porque a alguien le interesa una comisión en las importaciones públicas que se están haciendo».

 

En :Economía

Recomendamos estas Noticias, Artículos de Opinión y contenidos interesantes

Gil Yepes: En la Venezuela postpetrolera la democracia hubiese sido más sólida

ANGEL MONAGAS en CAIGA QUIÉN CAIGA: BARBADOS Y LA SITUACIÓN ACTUAL

Aníbal Sánchez: “Uno de cada Cuatro Venezolanos inscritos en el RE tiene por actualizar un dato”

Proteccionismo vs. Libre Mercado

Sainete en cápsulas: Redoble de sanciones o baño de aguas mansas