Donald Trump lanza medidas para impedir las solicitudes de Asilo Político en EEUU

Donald Trump, anunció el lunes por la noche un plan para realizar profundos cambios migratorios que apuntan directamente a los solicitantes de asilo. Trump también pretende prohibir que cualquier persona que haya ingresado o haya intentado ingresar ilegalmente a EE.UU. reciba un permiso de trabajo provisional. Asimismo, el mandatario solicita a los funcionarios que revoquen las autorizaciones de trabajo cuando se deniegue el asilo a una persona y se le ordene abandonar el país.

Un memorándum dirigido al secretario de Justicia y al secretario de Seguridad Nacional describe una serie de medidas para abordar la situación a lo largo de la frontera. Estas incluyen: adjudicar solicitudes de asilo dentro de los 180 días de la presentación; exigir un cobro por solicitudes de asilo y solicitudes de permiso de trabajo y prohibir que los inmigrantes que hayan ingresado o intentado ingresar a Estados Unidos de manera ilegal reciban una autorización de trabajo antes de que se garantice un alivio o protección.

El memorándum dice que el secretario de Justicia y el secretario de Seguridad Nacional deben tomar medidas dentro de un plazo de 90 días. El Departamento de Justicia supervisa los tribunales de inmigración de la nación.

Trump ha criticado repetidamente al sistema de inmigración de la nación, acusando a los migrantes de aprovecharse de lo que él considera lagunas legales. El Departamento de Seguridad Nacional informó previamente de un aumento del 2.000% en cuanto a los migrantes que reclaman un temor creíble, el primer paso en el proceso de asilo, en los últimos cinco años.

CONTRA LOS ASILOS POLÍTICOS FALSOS

Las medidas descritas en la nota probablemente harán más difícil la solicitud de asilo al aplicar una tarifa a las solicitudes y evitar que algunas personas trabajen legalmente en Estados Unidos “antes de que se haya otorgado cualquier solicitud aplicable de ayuda o protección contra la expulsión”. También señala que a los inmigrantes a quienes se les niegue el asilo o estén sujetos a una orden final de expulsión, se les retirará la autorización de trabajo.

“El propósito de este memorándum es fortalecer los procedimientos de asilo para salvaguardar nuestro sistema contra el abuso desenfrenado de nuestro proceso de asilo”, se lee.

En la nota, el presidente también cita su declaración nacional de emergencia, que le permitió eludir el Congreso y desbloquear dinero para construir su muro fronterizo. “Esa emergencia sigue haciéndose cada vez más grave”, se lee.

Las detenciones fronterizas han seguido aumentando. Sin embargo, no es solo el aumento en los cruces fronterizos ilegales lo que plantea problemas para el Departamento de Seguridad Nacional; también es el cambio en la población: de hombres solteros a familias y niños, predominantemente de países del Triángulo del Norte.

En marzo, hubo más de 92.000 arrestos de inmigrantes indocumentados por ingreso ilegal en la frontera sur, en comparación con 37.390 en marzo de 2018, la mayoría de los cuales eran familias, según datos de Aduanas y Protección Fronteriza.

“Si los demócratas no nos dan los votos para cambiar nuestras débiles, ineficaces y peligrosas leyes de inmigración, ¡debemos luchar duro por estos votos en las elecciones de 2020!”, tuiteó Trump este lunes, destacando su eje para la futura campaña presidencial. Por su parte, McAleenan aseguró este martes que el Departamento de Seguridad Nacional le solicitará más fondos al Congreso para lidiar con la «crisis humanitaria» de la frontera, aunque no especificó cuánto. «Si bien nuestro presupuesto de 2020 ayudará a enfrentar esta crisis, necesitaremos fondos adicionales incluso antes (…) Por eso es por lo que esta semana la Administración enviará una solicitud de financiación suplementaria al Congreso».

A los solicitantes de asilo se les otorga protección en casos demostrables de persecución o temor de esta por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política. Según la Administración de Trump, de cada 100 solicitantes que reclaman temor a ser perseguidos, solo 12 finalmente recibirán asilo. Los críticos a las medidas dicen que ponen el foco en reducir las personas que cumplen los requisitos para poder acceder al asilo, en vez de abordar las causas fundamentales de por qué han escapado de sus respectivos países. El mes pasado, el Departamento de Estado envió una carta al Congreso en la que informaba de su intención de “ejecutar la directriz del presidente” y “finalizar los programas de ayuda exterior para el Triángulo Norte correspondiente a los ejercicios fiscales de 2017 y 2018”. Se trata de frenar presupuestos ya aprobados, que los congresistas demócratas van a batallar para que no sean revocados.

En :Noticias de Estados Unidos,Noticias Internacionales,Última Hora

Recomendamos estas Noticias, Artículos de Opinión y contenidos interesantes:

Las nuevas Reglas de inmigración de Trump: Si eres Pobre no calificas para Visa, ni Residencia, ni Ciudadanía

Ranking de Países Latinoamericanos más caros para vivir cómo inmigrante

En un comunicado Inmigración de EEUU negó definitivamente cualquier TPS para venezolanos

EEUU: Comienzan las redadas masivas contra Inmigrantes ilegales

Un TPS para venezolanos en EEUU protegería a enchufados, corruptos y a solicitantes de asilos falsos