COLLARES Y PULSERAS AL MAYOR

Gobierno da prioridad a la inversión social


El Presupuesto Soberano para el año 2017 quedó estimado en 8 billones 479 mil 301 bolívares, para garantizar el equilibrio económico y social de la nación, así como asegurar la protección social de la familia expresada en el acceso a la educación, salud, programas sociales contemplados en las misiones y grandes misiones, indicó el presidente, Nicolás Maduro, el pasado viernes, luego de firmar el Presupuesto que se consignó ante el tribunal Supremo de Justicia.

La inversión social y la construcción progresiva de un nuevo modelo de producción que reduzca la dependencia de la renta petrolera fueron el fundamento para el cálculo del documento financiero del ejercicio fiscal 2017, por lo que fue planificado tomando en cuenta la recaudación tributaria y el aporte al fisco que hacen las empresas socialistas.

Privilegiar la inversión social ha sido una constante durante la gestión del Gobierno Bolivariano desde 1999, lo que ha permitido que en Venezuela se hayan construido 1 millón 154 mil nuevas viviendas hasta la fecha; se hayan rehabilitado otras 500 mil y se hayan edificado 32 nuevas universidades, para elevar la matrícula universitaria a unos tres millones de estudiantes, subrayó el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, lo que para los dirigentes de la derecha se llama “gasto” social, con toda la carga negativa de significado que tiene la palabra “gasto”.

PRESUPUESTO SOBERANO

“Mientras más inversión social, es más satisfacción, mientras más cantidad de recursos se dirija a satisfacer las necesidades del pueblo, a darles respuesta a los derechos que están establecidos en la Constitución, es mucho mejor”, así lo afirmó el vicepresidente Istúriz, durante una asamblea popular en la que se discutió el Presupuesto de la Nación.

El 73,6% del presupuesto está destinado a atender la inversión social en salud, vivienda, seguridad y educación, derechos a los cuales accede un gran porcentaje de la población mediante programas como las Misiones y Grandes Misiones, y una décima parte de esta inversión la financiarán las empresas del Estado.

En el ejercicio fiscal 2015 fue novedosa la asignación de 37,7% del presupuesto para atender la inversión social. Dos años después, este porcentaje es superado en más del doble, justificado por la urgencia de atender las necesidades de la población que ha resistido la embestida de una guerra económica que intenta diezmar a la Revoluciòn.

Entre las características del actual documento financiero destaca el incremento en un 428% de la inversión en los proyectos del Fondo de Compensación Interterritorial, que el ejercicio pasado contó con 105 mil millones de bolívares para el financiamiento de proyectos productivos y sociales en las regiones, que incluyen planes de electrificación, agricultura, construcción y todos los destinados al bienestar social, cultural y económico de la población, adelantados en las regiones mediante el impulso del Poder Popular.

De igual manera, el presupuesto de 2017 contempla el incremento en un 413% del situado constitucional para gobernaciones y alcaldías, a cada una de las cuales se les asigna un porcentaje calculado por densidad poblacional, y cuyo total en el ejercicio 2016 correspondió a 285 millardos de bolívares y ahora se quintuplica.

Una novedad es que en 2017 sólo el 3,2% del total del Presupuesto se pagará con los ingresos petroleros, mientras que el 83% provendrá de la recaudación de impuestos.

El Jefe del Estado precisó que la base de cálculo para el presupuesto 2017 se fundamentó en un barril estimado en 30 dólares, cifra conservadora, inferior a los 43 dólares por barril que hoy marca el crudo venezolano, e incluso tomando en cuenta los esfuerzos en los que participa el país para lograr un precio justo del recurso en torno a los 70 dólares, lo cual se compagina con la insistencia de Maduro en cortar con la dependencia del ingreso petrolero para impulsar el desarrollo de la nación.

Ha sido una política revolucionaria, luego de lograr el control efectivo de los recursos de la nación a través de la recuperación de Petróleos de Venezuela después del sabotaje de 2002, que el excedente de la renta petrolera sea entregado al pueblo mediante obras y el aporte económico para la ejecución de proyectos complementarios. Explicaciones que vienen al caso para quienes se pregunten a dónde irán sus impuestos y qué será de los recursos no contemplados procedentes de la venta del petróleo.

CiudadCcs



En :Economía

Temas relacionados:


La «Teoría del costo de la suela de zapatos» que agobia a los venezolanos

Brasil apuesta a reformas pro-mercado una vez superado el Coronavirus

Acciones que deben tomarse para superar la Crisis en Venezuela

Insólito! El Mercado Las Pulgas de Maracaibo,sigue siendo la «casa de cambio» más grande de Venezuela

JOSÉ GUERRA: El sueldo mínimo del venezolano se ha convertido en «polvo cósmico» por la hiperinflación