Robablindados ahora asaltan apartamentos


blindado   Desde hace varios meses los habitantes de importantes urbanizaciones del este de la ciudad de Caracas viven en medio de rumores sobre robos colectivos a edificios enteros, por parte de grupos comandos, que al burlar la seguridad e ingresar a una vivienda hacen su mejor jugada de caída y mesa limpia y obtienen un importante botín.

Lo que al principio sólo parecían cuentos alimentados por anécdotas de personas que aseguraban ser vecinos de alguna víctima, se fue convirtiendo en hechos palpables sobre los escritorios de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Si bien es difícil lograr sustraer las pertenencias de los residentes de una urbanización completa, los llamados robos colectivos a varios apartamentos comenzaron a ocupar espacios en los medios y en los propios investigadores, enseguida saltó la preocupación de que funcionarios policiales estuvieran involucrados en estos hechos.

El pasado 7 de enero los dos temores fueron confirmados al resultar gravemente herido el director de Seguridad y Vigilancia Privada del Ministerio de Interior y Justicia, Haitam Sabeck, tras ser víctima de un secuestro exprés. Los sujetos lo sometieron en la entrada de su residencia con la intención de robar su apartamento y entre los implicados figura un agente de la Policía Metropolitana.

Los hombres llevaron consigo —en cuestión de minutos— una consola de aire acondicionado, una computadora portátil, una pistola nueve milímetros del funcionario, prendas, dinero en efectivo y el equipo de sonido de la camioneta Toyota Meru, matrícula JAS-24J, azul, propiedad de Sabeck.

La banda responsable del robo y de las graves heridas propinadas al directivo del MIJ está integrada por un grupo entre 10 y 15 sujetos, quienes operan desde hace un año y medio en la región capital, dedicados en la actualidad al robo de apartamentos, pero su historial pasa desde robo de vehículos hasta blindados.

Entre los principales cabecillas de la agrupación hamponil destacan dos sujetos: “El Niño del Plan” y “Buñuelo”. El primero se convirtió en el segundo hombre de “Douglas, el Psicópata”, identificado como Douglas Eduardo Oropeza, y el segundo es uno de los cabecillas de la banda del “Corino”.

Joel Eduardo Toro controló conjuntamente con el grupo de Oropeza la región capital al convertirse en el principal grupo de robablindados. La banda del “Psicópata” manejaba la logística necesaria para cargar con botines de 500 millones de bolívares, o más, actuaban cerca de 15 hombres con armas de gran poder, no les importaba asesinar a los escoltas de los camiones.

Entre los antecedentes de los sujetos figura una fuga de la zona II de la Policía Metropolitana el 24 de diciembre de 2005. Según las autoridades Oropeza se retiró del negocio del robo de blindados y está regenerado, mientras que su compañero se unió a otra supuesta banda desarticulada para operar en Caracas con el robo de apartamentos.

Toro fue uno de los implicados en el robo de la sinagoga mayor de Caracas, Tiferet Israel, ubicada en Maripérez, hecho ocurrido en el mes de enero del año 2009. El conocido “Niño del Plan” fue el responsable de violentar las bóvedas de seguridad del templo sagrado, la experticia con la que se realizó el trabajó guió a los funcionarios.

Por su parte, “Buñuelo”, identificado como Claudio Diovani Giménez Gómez, de 23 años, integró una banda que operaba desde San Agustín del Sur, dedicada al robo de vehículos, conocida como la banda del “Corino”. Este hombre sería el responsable de herir en cuatro oportunidades al directivo del ministerio.

En el récord delictivo de esta agrupación figura la muerte de Henry Humberto García y Nelson Mármol, funcionarios del Cicpc; Jonathan Andrade, funcionario de la UCV; Freddy Arias, funcionario de la antigua Disip; Jesús González, distinguido de la PM; Álvaro Romero, funcionario de la Onidex; entre otros homicidios.

Al realizarse la investigación sobre el agente Mármol se ubicó a los integrantes de la banda en un sector de los Valles del Tuy, donde se produjo un intercambio de disparos. En este hecho falleció Luigi Angelo Campos Blanco, alias “Corino”, y cinco compañeros de la agrupación.

Luego de sufrir supuestas desarticulaciones los integrantes del “Corino”, en compañía del “Niño del Plan”, le dieron la vuelta a la crisis y decidieron optar por opciones menos riesgosas, que requieren menos logística y necesitan de menos hombres para llevar a cabo la acción y, así repartir entre menos la ganancia.

Por ello, para funcionarios del Cicpc el hecho de que estos delincuentes se hayan involucrado en el robo de apartamentos no implica necesariamente que estén devaluados, sino que buscaron áreas menos riesgosas que quizás dejen más ganancias a nivel individual.

“No es lo mismo robar un blindado que implica armas largas, logística, riesgos y mayor cantidad de hombres, que el robo de un apartamento que necesita menos gente y en lugar de repartirse el dinero entre 20 hombres lo hacen entre cinco, y si roban 20 casas quincenales están resueltos”, acotó la fuente consultada, quien aseguró que les queda poco tiempo de acción.

Panorama




Categoria(s) del contenido: Noticias Nacionales


Comparte en tus redes sociales:

Síguenos en nuestras redes sociales:


Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Hampa hace sacrilegios en iglesias de Venezuela: Robaron aires acondicionados en santuario de la Madre María de San José


Santa Rita, Edo. Zulia: Balacera deja un saldo de 7 muertos en la plaza El Mene


En Tia Juana, Venezuela: Lanzaron granada a Sede Militar


Confirmado! Cardiólogo Julián Moncada fue asesinado por su hijo drogadicto «estudiante» de la UCAB


Antisociales robaron fusiles a guardias nacionales


Sigue leyendo los temas más populares: