ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Guaidó y el 10 de Marzo

ANGEL MONAGAS, PROTESTAS EN VENEZUELA

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Guaidó y el 10 de Marzo.

Los pueblos no tumban gobiernos suele decirse. Eso es parcialmente cierto. Si bien los intereses económicos y políticos se superponen, el ambiente lo crean, lo hacen, los habitantes de un país. Ellos condicionan la existencia política de los líderes, gobernantes, dirigentes, funcionarios.

Chávez no tumbó a CAP. La historia algún día contará la verdad. Chávez ni siquiera dio una intentona golpista. Todos sus movimientos estaban controlados por una cúpula militar y política que después pagó su error. Lo triste es que el mayor costo ha sido para la sociedad venezolana. En Miraflores y en las FAN, se sabían todos los movimientos del grupo de “insurgentes” que pretendía derrocar a Pérez, por cierto, no aparecía como jefe el charlatán mayor, quien de todos, fue el único que fracasó.

¿Por qué no fueron detenidos a tiempo? Sería largo de contar. Otros ya lo han hecho.

A CAP lo tumbó, una conspiración política y económica.

La política encabezada por Ramos Allup y otras figuras políticas ya desaparecidas: Lusinchi, Lewis Pérez, Ixora Rojas, entre otros. El sobreviviente JVR. Algunos empresarios del ramo de los seguros, de la industria petrolera y de los medios de comunicación, acostumbrados a gobernar, a imponer, a decidir la suerte de una nación.

Chávez igual fue una creación a mi juicio “artificial”. Caldera heredero de la maléfica generación del 28, negada a dar paso a nuevos liderazgos, contribuyó. Creyó “utilizarlos” y terminó “utilizado”.

Otros sostienen que si no lo crean, igual “un Chávez habría nacido2, probablemente.

El error radico en el estilo de liderazgo, muy latinoamericano de Chávez: Pasaban hambre por él, sufrieron por sus errores, destruyó un país y aún lo lloran. Aún aparece en los estudios de opinión.

ACTUALIDAD

La Venezuela que tenemos pide a gritos otro Chávez. Otro interprete. Culpan a la masa, algunos actores, en un excelente ejercicio de la adulancia y de los beneficios del gobierno en el lado oscuro de Guaidó.

El mesianismo es una constante no solo en Venezuela. “La tardanza es que arranque el cuatro” y después empezaran los cantantes y se armará la parranda.

Mi conclusión sigue siendo la misma: si tenemos 21 años de dictadura, de desastre de gobierno, todo ha sido proporcional a la baja calidad del liderazgo opositor. Pensar distinto es inoficioso.

No hay liderazgo opositor en Venezuela. Auténtico, real, consustanciado. Si hay un pueblo opositor, sufrido, dolido, que se cansó de ir al juego y ver perder a su equipo.

¿Pudiera el 10 de marzo ser el DIA D en Venezuela?

Siempre existe la posibilidad.

Ab Initio la convocatoria falla. Ir a la Asamblea Nacional no es una causa que encienda las pasiones populares.

Guaidó lo intenta. No es suficiente. Bolívar decía que “constancia es superior al talento”. A mí no me queda clara su constancia y estoy convencido que no tiene el “talento”. Esa “magia” que le sobraba a otros, que tampoco pudieron.

Ciertamente nada es imposible.

Para terminar de salir de este sistema que gobierna a Venezuela, hay factores indispensables que a la vista no se ven.

No siento que sea el 2020. Quizá el 2021.

¿Cómo mantener esa llama encendida? ¿Cómo permanecer en el HIT PARADE político, cuando las canciones no duran más de tres meses?

El venezolano de hoy. Los que nos quedamos aquí, no somos los mismos del 92, del 98, del 2002, 2014, 2017 ni del 2019.

Seguirán molestos conmigo por decir la verdad: Los únicos culpables de que tengamos este desastre durante 21 años, son los mismos que hoy manejan el G4, la MUD, el Frente Amplio. Lo digo porque la necesidad de una reingeniería política es soslayada y allí reposa el primer eslabón para rescatar a Venezuela, con algunos peligros latentes de predominio dictatorial.

Parafraseando al propio Diputado Guaidó, “después del 10 de marzo…” ¿Qué viene? Pues el 11 de marzo y en un mes el 11 de abril…

Los que se fueron de Venezuela por hambre y que desean alimentar a su familia que no pudo acompañarlos, se percatan que lo poco que pueden ayudar con las “remesas”, no basta para que una familia se alimente. Ya 25, 30, 50 o 100 dólares no son suficientes. No solo está muriendo el Bolívar como moneda…Digo esto, porque los políticos no terminan de comprender las motivaciones populares: No son los presos políticos, ni la censura, ni siquiera la represión lo que desmotiva o motiva. Es la economía. Los venezolanos inician el día pensando “¿Cómo hare para dar de comer a mi familia, a mis hijos, esposa, madre, padre, hermanos? ¿Cómo compró las medicinas? ¿Necesito gasolina pero no tengo para pagarla en dólares? ¿No tengo agua y no tengo dólares para pagar un camión cisterna?”

Ese drama no lo vive la clase política. Lo habla. Lo usa. Lo ejemplifica, NO LO VIVE y la gente percibe esa carencia. No hay modelaje que seguir.

La oposición no está segura de la reacción de mañana. El gobierno, aunque lo niegue, tiene un profundo temor.

Los venezolanos siguen paralizados. No se mueven a pesar de venir en bajada. Guaidó necesita algo como un “coronavirus” que active las fibras de todos. El gobierno siempre encuentra la vacuna.

Mañana puede empezar un cambio, o seguir la noche oscura, y de vez en cuando, uno que otro amanecer.

Si la gente asiste, el cielo es el límite para Guaidó. Si no es así, el camino se pondrá más difícil.

Todo ha girado sobre su nombre y por eso hago la acotación.

En la parte introductoria del Libro El Pueblo contra la Democracia de Yascha Mounk se lee:

“LA PÉRDIDA DE NUESTRAS ILUSIONES Hay décadas interminables en las que la historia parece avanzar a paso de tortuga. Se ganan y se pierden elecciones, se adoptan y se revocan leyes, nacen nuevas estrellas y damos nuestro último adiós a viejas leyendas. Pero pese al paso corriente del tiempo, las constelaciones que guían el curso de la cultura, la sociedad y la política no varían. Y luego hay años vertiginosos en los que todo cambia de repente. Los advenedizos toman la escena política. Los votantes claman por unas políticas que eran impensables apenas unos días antes. Tensiones sociales que llevaban mucho tiempo bullendo bajo la superficie entran en explosiva y terrorífica erupción. Un sistema de gobierno que daba la impresión de ser inmutable parece de pronto estar a punto de descomponerse. Precisamente ahora nos encontramos en un momento de esa clase”.

ARAGUA

Municipio Tovar Alcalde Bocaranda «Estamos combatiendo el incendio con las manos. No tenemos en la alcaldía, ni el cuerpo de bomberos, ni el destacamento de la Guardia Nacional de nuestro municipio; los equipos que nos permitan atender la extinción del incendio vegetal que hasta el momento ha consumido cientos de hectáreas en nuestro municipio». Según el testimonio del burgomaestre, el sector turismo y la agricultura han sido los principales afectados por el consumo de las llamas.»El único vehículo para la atención de incendios con que contábamos en la Colonia Tovar fue prestado al cuerpo de bomberos del estado Aragua y no lo regresaron más. Aprovechamos esta contingencia para exigir al Ejecutivo Nacional que financie ambulancias, camiones y vehículos para atender las emergencias de nuestros ciudadanos», sumó.

ZULIA

SE BUSCA la oposición en el estado de mayor cantidad de electores. De vez en cuando se oye a uno que otro. Por ahora en el patio sigue reinando el chavismo, con más defectos que virtudes pero “mandando”, “imponiendo” “oyéndose” y eso es peligroso. El Libertador Simón Bolívar hizo esta profecía hace 201 años: “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo…” (Simón Bolívar, Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1819).

EL CORONAVIRUS y su presencia en el estado es el comentario generalizado. El gobernador Prieto sale al paso y señala lo que para el momento de hacer esta columna se sabe: Un caso sospechoso. El apagón, por lo menos en Maracaibo y en la gran parte de la Costa Occidental y Oriental, duró menos de dos (2), nada que ver con el del año pasado que duro seis (6) días. Igual nos parece que el sistema sigue muy vulnerable. Aun así la oposición no aprovecha la circunstancia. NO HAY GASOLINA, si grandes, interminables filas de vehículos. No se vislumbra ninguna esperanza y los que esperan no reciben apoyo, ni mensajes de nadie.

MARACAIBO LA CONVOCATORIA para la marcha sigue en el congelador y nuevamente la oposición huye de los sectores populares y se concentra en pleno 5 de Julio.

El Alcalde Casanova, sigue mostrando obras de asfaltados y embellecimiento de la ciudad. ¿Qué tan cosmético es eso? El tiempo lo dirá.

LAGUNILLAS El Alcalde Leonidas Gonzalez se metió a la piscina y prácticamente reta a los que critican su acción de cambio de nombre de Ciudad Ojeda por Ciudad Urdaneta.  De hecho intenta posicionar el hasta #URDANETASOY. No es fácil oponerse a colocar el nombre del hombre más leal al libertador.

SAN FRANCISCO Desconozco si allí hay Alcalde. No lo oigo. No lo veo. No lo leo. No opino.

Alcalde Samuel ContrerasBARALT Intenso el trabajo del Alcalde Samuel Contreras. Un ambicioso proyecto de una planta procesadora de pulpas de frutas, ocupa su tiempo. El tema eléctrico hasta el momento del apagón había mejorado. No así el tema del combustible, una sola estación se surte por día. Intenta mejorar el problema del transporte y darle seguridad a los que llevan leche y productos agrícolas. No recibo información dirigente Caridad de la oposición. Seguiremos pendiente.

Estamos en Rumbera Network FM de lunes a viernes a las 6am. Síguenos en twitter, periscope e instagram como @Angelmonagas.

En :Opinión,Última Hora

ANGEL MONAGAS en Caiga Quién Caiga: Venezuela Agoniza y no es por el Covid-19

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: La Operacion Gedeón y la situación nacional

Angel Monagas en Caiga Quien Caiga: Entre Culpables e inocentes

ANGEL MONAGAS en CAIGA QUIÉN CAIGA: Lo que no se usa, se atrofia

ANGEL MONAGAS en Caiga quién Caiga: Viene una nueva Genética Política después del Covid-19