¿Intentan ser menos cochinos? Una ciudad en China prohíbe comer Gatos y Perros pero Murciélagos sí!

Shenzhen

Una ciudad en China prohíbe comer Gatos y Perros para evitar el COVID-19. La noticia se refiere a una ciudad al sur de ese país donde se originó el mortal virus que ha estado matando a las personas a nivel mundial.

Las autoridades de la ciudad china de Shenzhen, situada en la provincia de Cantón, aprobaron este miércoles una resolución legislativa que prohíbe el consumo de animales silvestres a partir del 1 de mayo, y que únicamente permite comer carne de pollo, vaca, cerdo, cordero, conejo, burro, pato, ganso, paloma y codorniz, entre otros animales domésticos y aves de corral incluidos en un registro oficial sobre la alimentación.

Los perros y gatos dejarán de servir para el uso culinario de los residentes locales, al igual que las serpientes, las tortugas, las ranas y otras delicias del sur de China. Quienes violen la norma serán sancionados con multas que dependerán de la rareza de la especie consumida.

A finales de enero, China prohibió temporalmente el comercio de animales silvestres en todo el país, tras el brote del nuevo coronavirus, que se originó en un mercado de Wuhan donde vendían mariscos y animales exóticos, pero esta situación se volvió a dar cuando en la ciudad de Wuhan abrieron de nuevo los mercados y las ventas ilegales de animales salvajes en condiciones de peligrosidad siguen ocurriendo a diario.

Sucede que además de ocultar la cantidad de cuerpos cremados, se habla de al menos 3000 muertos estuvieron cremando en China durante el primer brote del covid-19, siguen con la venta de murciélagos, civetas y pangolines, los tres animales desde donde se piensa que pudo saltar el coronavirus al humano.

 


Un científico asegura que otro coronavirus llegará a los humanos muy pronto.

EfectoCoronavirus: Aerolínea Avianca Brasil se declara en quiebra

Falleció Hernán Alemán, diputado de la Asamblea Nacional por complicaciones con el COVID-19

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro Positivo para COVID-19

En Corea del Sur se ha desatado una nueva cepa de COVID-19 seis veces más contagiosa